Dios y la Santa Trinidad

 

Introducción

Hermanos, que la Gracia, el Amor y la Comunión de nuestro Trino Dios este con ustedes en esta tarde. Como siempre quisiera agradecer a nuestro pastor por brindarme nuevamente la oportunidad de presentarme aquí frente a ustedes en esta tarde.

Hoy es un día muy especial para mí, primero porque en este día en particular, celebramos y reconocemos el amor, el esfuerzo y cuidado que nuestros Padres, han tenido y tienen con nosotros. Aprovecho así la oportunidad para felicitar a mi querido padre que ha sido de gran ejemplo para mí vida, además de felicitar a mis hermanos en cristo y aquellos amigos que han tenido la dicha, el privilegio y la encomienda de ser padres.

La segunda razón por la cual este día es de mucha importancia para mí, es porque hoy, gracias a la confianza puesta en mí, por nuestro pastor, puedo culminar algo que comencé hace ya poco menos de un año.

En septiembre 22 del 2016, por primera vez tuve la bendición de poder llevar un mensaje a esta iglesia, el cual se titulaba “el Concilio de Nicena y la Divinidad de Jesús”, en este mensaje hablamos sobre la Segunda Persona de la Trinidad, Jesús y su divinidad, como es presentado claramente por las escrituras.

El Domingo pasado, pude presentarles un segundo mensaje que fue sobre “la Persona del Espíritu Santo y su ministerio y obra en la Creación y Regeneración”, en el cual mostramos a través de las escrituras que este, es una Persona y es además Divina. Hoy llegamos a lo que es la conclusión lógica de estos mensajes, la tercera parte de esta trilogía de sermones que había concebido hace mucho tiempo.

El sermón de hoy se titula “Dios y la Santísima Trinidad”. Hermanos y amigos les pido mucha paciencia y hasta sus oraciones porque esta doctrina no es para nada fácil, pero tanto yo como nuestro pastor, entendemos que es de importancia para la iglesia, que se tenga un conocimiento claro sobre quien es nuestro trino Dios, “Quien está sobre nosotros, entre nosotros y dentro de nosotros”.

Aquellos que me conocen saben que una de las doctrinas y uno de los temas teológicos que más me apasiona, lo es el de la Doctrina Ortodoxa de la Santísima Trinidad. Es por esto que mi amor y mi fe hacia nuestro Trino Dios, lo trato de manifestar de manera consistente en mis oraciones, discusiones y escritos. Los que han visitado nuestra casa han visto el mosaico que hice junto a mi esposa en donde se representa la trinidad. Siempre he dicho que si en algún momento me llegara hacer un tatuaje sería el capítulo 2 sección 3 de la Confesión Bautista de Fe de 1689 (que por supuesto trata de la trinidad). Y en una conversación reciente con unos hermanos, mi esposa mencionó que, si llegáramos a tener otra hija, yo de seguro la llamaría “Trinity”.

La Trinidad, fue uno de los primeros puntos doctrinales que personalmente tuve que defender muy temprano en mi vida como cristiano. Pues para mi sorpresa, muchos dentro del cristianismo no tienen un entendimiento claro de esta doctrina fundamental, y por desconocimiento, rechazan y niegan la misma. A razón de esto, es el esfuerzo e intención de este mensaje. Aparte de glorificar a nuestro trino Dios, presentándolo de la manera en la que Él se nos reveló en las escrituras, es mi deseo darles las herramientas para que no sólo puedan entender esta doctrina, sino que también estén “preparados para presentar defensa, ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros”

Creo que antes de continuar, sería prudente tomar el momento para definir lo que significa “ortodoxo” dentro de nuestro contexto. Cuando se está hablando en un contexto Religioso, ortodoxo lo podemos definir como: “verdadera doctrina”, algo “Conforme a la doctrina establecida”. Siendo entonces lo contrario a ortodoxo la herejía.

Es por eso Hermanos y amigos mi énfasis en esta doctrina ortodoxa, que es fundamental para el cristianismo, ya que define, según lo expresado claramente en las escrituras, quien es nuestro Dios, y negar o rechazar esta doctrina, es ir en contra no solo de lo que la iglesia ha establecido y creído, sino que es un rechazo craso a la revelación de Dios,.. es Herejía.

La Trinidad, la define el “León” de Princeton ( B.B. Warfiel) como : “Hay un Dios único y verdadero, pero en la unidad de la Divinidad hay tres personas coeternas e iguales, las mismas en sustancia pero distintas en subsistencia “. o puesta de una forma más sencilla y en concordancia con nuestra confesión de Fe, James White nos la define: “Dentro de un Ser que es Dios, existe eternamente tres personas iguales y coeternas, a saber, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”(White, 1998).

Porque utilizar un Termino no bíblico

Antes de proseguir con la explicación y expansión de estas dos definiciones, me gustaría atender primero dos de las objeciones más comunes que siempre salen a relucir sobre el uso del término Trinidad y su origen. La primera objeción: es que la palabra “Trinidad” no aparece en las escrituras y la segunda, es que esta es una doctrina creada por la iglesia católica.

Sobre la primera objeción, les confieso que es esta la que más me exaspera. Pues en mi opinión es una muy…. Tonta.

La definición de una doctrina bíblica en el lenguaje no bíblico puede justificarse en el principio de que, “es mejor preservar la verdad de la Escritura, que las palabras de la Escritura. Así que La doctrina establecida es una doctrina genuinamente biblica”(Warfield, 2000). De hecho, la doctrina de la Trinidad es puramente una doctrina revelada. Es decir, encarna una verdad que nunca ha sido descubierta, y que es indiscernible, por la razón natural.

Ahora bien, si pretendemos limitar nuestro vocabulario a solo el uso exclusivo de palabras que aparecen en las escrituras, para definir, nombrar, doctrinas y conceptos teológicos y doctrinales. Hermanos, si realmente somos consistentes… empiece a romper las portadas de sus biblias, pues la palabra biblia no aparece en las escrituras.

De hecho La palabra βιβλίον , proviene del griego Koiné, y llegó a ser usada como la palabra común para “libro”. El uso cristiano del término se puede remontar al 223 a c. El erudito bíblico F.F. Bruce, observa que Crisóstomo parece ser el primer escritor (en sus Homilías sobre Mateo, entre 386 y 388) a usar la frase griega ta biblia (“los libros”) para describir tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento juntos.

Así que hermanos podemos utilizar palabras no bíblicas en nuestra expresión teológica siempre que estas comuniquen conceptos bíblicos. R.C. Sproul nos dice: “La prueba de nuestros conceptos debe ser ésta: ¿se derivan estos válidamente de la Escritura?”(Sproul, n.d.)

Ahora, Sobre la segunda objeción: la posición de rechazar la doctrina de la trinidad porque fue la Iglesia Católica la responsable de crearla, esta es una anacrónica, pues como veremos más adelante, esta doctrina es claramente sacada de las escrituras y además, su formulación conciliar, precede por muchos siglos, a la Iglesia Católica Romana, como la conocemos hoy día.

Revelación de la Doctrina.

Hay un viejo dicho que dice que “lo que se hace patente en el Nuevo Testamento estaba latente en el Antiguo Testamento.”.

Es que vemos que los escritures del Nuevo Testamento no sentían ninguna incongruencia entre su doctrina de la Trinidad y la concepción del Antiguo Testamento. Ciertamente estos para nada pensaban que eran “creadores de dioses ajenos”. Ellos estaban seguros que adoraban y proclamaban al Dios de Israel.

Al leer el Nuevo Testamento, no estamos presenciando el nacimiento de una nueva concepción de Dios. Lo que encontramos en sus páginas es una concepción firmemente establecida de Dios. No es en un texto aquí y otro allá en el que el Nuevo Testamento da su testimonio de la doctrina de la Trinidad. Todo el libro es trinitario hasta el núcleo; Toda su enseñanza se basa en la asunción de la Trinidad; Y sus alusiones a la Trinidad son frecuentes, superficiales, fáciles y confiables.

No podemos pretender encontrar un texto, en el Antiguo testamento o un pasaje en el Nuevo donde nos diga: “Aquí es que comienza la trinidad o es así como la vamos a definir”

El Antiguo Testamento fue escrito antes de su revelación; El Nuevo Testamento después de ella. B. B. Warfield nos dice que “La revelación misma no fue hecha en palabra, sino en hecho. Fue hecha en la encarnación de Dios el Hijo, y el derramamiento de Dios el Espíritu Santo. La relación de los dos Testamentos con esta revelación (La Trinidad) es en un caso, la preparación para ella, y en el otro, la del producto de ella.”(Warfield, 2000)

Hermanos y amigos la revelación misma está encarnada sólo en Cristo y en el Espíritu Santo. Esto es tanto como decir que la revelación de la Trinidad fue incidental y es el efecto inevitable de la realización de la redención. Fue en la venida del Hijo de Dios, en la semejanza de carne pecaminosa ofreciéndose a sí mismo como sacrificio por el pecado; Y en la venida del Espíritu Santo para condenar al mundo del pecado, de la justicia y del juicio, que la Trinidad fue revelada de una vez y por todas a los hombres.

La prueba de que Dios es Trino se suministra así por la revelación fundamental de la Trinidad, es decir, en la encarnación de Dios el Hijo y el derramamiento de Dios Espíritu Santo.

En una palabra, Jesucristo y el Espíritu Santo son la prueba fundamental de la doctrina de la Trinidad.

Así que los Apóstoles (Pedro y Juan) fueron Trinitarios experienciales, ellos vieron y vivieron la trinidad. Vieron al hijo, haciendo milagros entre ellos, y lo vieron glorificado, escucharon al Padre en el monte de la trasfiguración y ahora tienen al Dios el espíritu dentro de ellos.

Toda alma redimida, sabiéndose reconciliada con Dios por medio de Su Hijo, y vivificada en vida nueva por Su Espíritu, se vuelve igualmente a Padre, Hijo y Espíritu con la exclamación de reverente gratitud en sus labios: “¡Señor mío y Dios mío!”

 

Definición de la Trinidad.

Una de las muchas razones por las cuales yo soy un Cristiano Reformado, en específico un Bautista Reformado, es por la riqueza histórica y la profundidad doctrinal que podemos ver bellamente reflejada en sus confesiones de Fe. Al igual que con la Historia y la Teología, fluye en mi corazón un amor y un celo por nuestra Confesión de fe.

Y es precisamente en esta, donde encontramos una definición muy completa de lo que los cristianos entendemos por la doctrina de la Trinidad.

En este Ser divino e infinito hay tres subsistencias, el Padre, el Verbo o Hijo y el Espíritu Santo, de una sustancia, un poder y una eternidad, teniendo cada uno toda la esencia divina, pero la esencia indivisa: el Padre no es de nadie, ni por generación ni por procesión; el Hijo es engendrado eternamente del Padre, y el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo; todos ellos son infinitos, sin principio y, por tanto, son un solo Dios, que no ha de ser dividido en naturaleza y ser, sino, distinguido por varias propiedades relativas peculiares y relaciones personales; dicha doctrina de la Trinidad es el fundamento de toda nuestra comunión con Dios y nuestra consoladora dependencia de él.”

LBCF 1689 Capitulo 2, sesión 3

Ahora bien, para efectos de este mensaje, en esta tarde utilizaremos una definición más sencilla pero que está en plena concordancia con nuestra confesión de Fe:

“Dentro de un Ser que es Dios, existe eternamente tres personas iguales y coeternas, a saber, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo” (White, 1998).

De esta corta definición podemos sacar tres Puntos importantes. Y que son los fundamentos de esta Doctrina. Primero Dios es “uno”. Esta definición lo primero que establece acerca de Dios es que este es uno, único e indivisible, estableciendo así esta primera clausula el monoteísmo.

Segundo esta definición insiste que hay tres personas divinas. Fíjese que no estamos hablando de tres “Personas” en tres Personas” o tres “Seres” en tres “seres”.

Una de las acusaciones más comunes contra la doctrina de la trinidad, es que esta es una formulación ilógica y contradictoria. La que presenta a un ser, el que a su vez es tres, o una persona con tres personalidades.

Es por eso hermanos que es importante que tengamos bien claro la diferencia entre “Ser” y “Persona”. Y que no caigamos en errores de categorías y categorización.

Un Ser, se define como: “Cualquier cosa, animada o inanimada, material o inmaterial. Conjunto de las características constitutivas de las cosas, objetos o de las personas”, “La idea del ser se aplica a todo lo que de algún modo existe o puede existir”.(“being,” n.d.) (“Being – definition of being by The Free Dictionary,” n.d.) (“Ser,” n.d.)

Ahora en relación a “Persona” Las características de una persona, incluyen: Inteligencia, voluntad e individualidad.

Una roca es un “ser” pero no es una “Persona”, no tiene conciencia de sí mismo, no tiene voluntad ni inteligencia. Le puedes gritar todo lo que quieras, pero nunca le vas a herir los sentimientos.

En el caso de Dios, contrario a nosotros, este es un “Ser” Infinito y Eterno. Por lo tanto, su ser no tiene las limitaciones que el nuestro. Nosotros somos finitos y limitados, por esto es que nuestro ser se limita a una sola persona.

Con estos conceptos claros, podemos decir sin temor de errar o caer en categorías ilógicas, que nuestro Dios, es uno en “Ser”, en el cual subsisten tres Personas, co-iguales y eternas.

Dios es Uno en una Categoría (Ser) y Tres en otra Categoría (Persona)

Hermanos, cuando nos referimos a la Trinidad, estamos hablando de, Un ¿Qué? y tres ¿Quién?

El ¿Qué? Es el “Ser” de Dios su esencia, y los ¿Qué? Son Padre, Hijo y Espíritu.

El tercer punto es que, estas personas han existido eternamente en esta relación. Cada una de las personas se dice que son eternas, cada una co iguales. Cada una comparte completamente el ser de Dios. El Padre no es 1/3 de Dios, El Hijo 1/3 y el Espíritu el otro 1/3. Su relación es eterna.(White, 1998)

Fundamentos de la doctrina de la Trinidad.

Como acabamos de ver, La doctrina de la Trinidad se basa en tres fundamentos básicos, tres verdades y enseñanzas puramente bíblicas. Es por esto hermanos que yo creo y estoy completamente convencido de esta doctrina. Yo no creo en la Trinidad porque es una tradición, por su valor Histórico o porque así lo estableció un Concilio, o mi confesión de fe. Yo creo que esta Doctrina es cierta por que Las Escrituras, me llevan, me convencen y me obligan a creerlo.

Ahora hermanos y amigos, expongamos y ampliemos las verdades que cada uno de estos fundamentos nos dicen acerca de nuestro Dios. Y como buenos protestantes avallamos a las escrituras.

Fundamento I: Hay un solo Dios. Monoteísmo.

Es importante que tengamos muy claro, contrario a otras religiones paganas y pseudo cristianas como los mormones, quienes, dentro de sus enseñanzas, está la creencia de que Elohim (Dios) es uno entre los cientos de miles de dioses que existen. Los cristianos, creemos en un solo y único Dios verdadero el cual es simple e indivisible.

Deuteronomio 6:4-6

4.Escucha, oh Israel, el Señor es nuestro Dios, el Señor uno es.

5 Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza.

6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;

Esto es lo que se conoce como el “Shema” y es la oración que todo buen judío decía tan pronto se levantaba.

 

Isaías 43:10

Vosotros sois mis testigos—declara el SEÑOR—

y mi siervo a quien he escogido, para que me conozcáis y creáis en mí,

y entendáis que yo soy Antes de mí no fue formado otro dios, ni después de mí lo

habrá., Yo, yo soy el SEÑOR,

Isaías 44:6-8

Así dice el SEÑOR, el Reya de Israel,

y su Redentor, el SEÑOR de los ejércitos:

“Yo soy el primero y yo soy el último,

y fuera de mí no hay Dios.

¿Y quién como yo? Que lo proclame y lo declare.

Sí, que en orden lo relate ante1 mí,

desde que establecí la antigua nación.

Que les anuncien las cosas venideras

y lo que va a acontecer.

“No tembléis ni temáis;

¿no os1 lo he hecho oír y lo he anunciado desde hace tiempo?

Vosotros sois mis testigos.

¿Hay otro dios fuera de mí,

o hay otra Roca?

No conozco ninguna.”

 

¡Definitivamente Dios es Uno!!

Fundamento II: Divinidad de las tres Personas

El segundo fundamento de la trinidad establece que las tres Personas de la trinidad no son seres divinos o altamente exaltados (como nos dicen los Testigos de Jehová) sino que las tres Personas Son, Dios, Yahweh como lo establece las escrituras.

Para efectos de este mensaje no tomare tiempo mostrando la Divinidad del Padre, pues es un punto que generalmente no es puesto en duda, así que daremos paso a probar la divinidad de Jesús.

Divinidad de Jesús

Como mencioné anteriormente, hace ya casi un año de que tuve la oportunidad de llevarles un mensaje en el cual hablamos y mostramos en detalle, lo que las escrituras hablan sobre Jesús y su divinidad.

La Divinidad de Jesús, no solo es puesta en duda y negada por grupos heréticos como los testigos de Jehová, quienes dicen que Jesús es un ser creado (arcángel Miguel) si no también por grupos liberales como los del “Jesus Seminary” y eruditos liberales como Barth Herman entre otros, quienes, sitúan en tiempo y adjudican la formulación de esta doctrina a la intervención del emperador Constantino, en el concilio de Nicena en el 325dc.

Hermanos y amigos les aseguro que esta Doctrina y dogma es una que precede por mucho el Concilio Ecuménico de Nicena y que ha sido una parte importante y clave del cristianismo desde sus comienzos, y no es producto de las confabulaciones de Constantino y los padres de la iglesia que estuvieron en el concilio.

Existen evidencia previa a este concilio, referente a la creencia de la divinidad de Jesús, diferentes sermones y cartas de los padres apostólicos (aquellos que fueron enseñados directamente por los apóstoles) y demás padres de la iglesia.

Como vemos en una de las cartas de San Ignacio a la iglesia en Roma en donde dice: “Le deseo abundancia de la felicidad irreprensible, en Jesucristo nuestro Dios” (Ignacio 30-107dc)

Otro ejemplo en donde encontramos un alto concepto Cristológico lo vemos en uno de los escritos de Mileto Obispo de Sardis, quien murió en el 180, muchas, muchas lunas antes del concilio de nicena. Enfatizando, como Juan, la unidad de Cristo y del Padre, este declara además que Cristo es a la vez Dios y un hombre perfecto.

“Tú no has sabido, oh Israel, que este fue el primogénito de Dios, que fue engendrado antes del sol, que hizo resplandecer la luz, que alumbró el día, que separó las tinieblas, que fijó los primeros cimientos, Que se apoderó de la tierra, que recogió el océano, que extendió el firmamento, que adornó el mundo.

Amargas eran tus uñas Israel, y afiladas; Amarga tu lengua, la que tú amaste; Amargado era Judas, a quien has contratado; Amargos tus falsos testigos, a los que despertaste; Amarga tu hiel, que preparaste; Amargo tu vinagre, el cual has hecho; Amargas tus manos, llenas de sangre.

Tú mataste a tu Señor, y Él fue levantado sobre el árbol; Y una inscripción fue fijada encima, para demostrar quién era, él que fue matado. ¿Y quién era? (Lo que no decimos es demasiado escandaloso para oír, y lo que diremos es muy espantoso: no obstante, obedezca y tiemble.) El Fue por causa la tierra tembló. El que colgó la tierra en el espacio fue ahorcado; El que fijó los cielos fue fijado con clavos; El que alzó la tierra fue llevado sobre un árbol; ¡El Señor de todos, fue sometido a la ignominia en un cuerpo desnudo-Dios puesto a la muerte! El rey de Israel muerto con la diestra de Israel. ¡Ay de la nueva perversidad del nuevo asesinato! El Señor fue expuesto con cuerpo desnudo: No se consideró digno ni de cubrirse; Y para no ser visto, las luminarias se volvieron, y el día se oscureció porque mataron a Dios, que colgaba desnudo en el árbol.” ( )

Hermanos y amigos como muy bien dije hace un momento la valides de la doctrina ortodoxa de la deidad de Jesús no depende, ni de Concilios, padres apostólicos, ni de Confesiones de Fe, ni otros documentos Teológicos. Mi Fe y Certeza en la Divinidad de Jesús está cimentada en la Palabra Inspirada de nuestro Dios que es Inerrante y perfecta.

La evidencia bíblica tanto directa como indirecta que respalda la Divinidad de Jesús es en extremo abundante, podríamos estar hablando por horas y días sobre esta. Pero esta tarde aremos un repaso sobre algunos de estos pasajes, en especial aquellos que de forma explícita y directa declaran la divinidad de nuestro señor Jesús.

Uno de mis Pasajes favoritos en donde podemos ver de forma clara donde se le atribuyen acciones y cualidades a Jesús que solo Yahweh, Dios, puede hacer, como bien los escritores del Nuevo Testamento aplican pasajes del Antiguo Testamento a Jesús.

Un ejemplo de esto lo vemos en los Salmos:

Salmos 102:25-27

Desde la antigüedad tú fundaste la tierra,

y los cielos son la obra de tus manos.

Ellos perecerán, pero tú permaneces;

y todos ellos como una vestidura se desgastarán,

como vestido los mudarás, y serán cambiados.

Pero tú eres el mismo,

y tus años no tendrán fin.

 

Aquí vemos en este salmo, en el cual se habla claramente de Dios, Jehová, Yahweh, sobre su poder como creador y su atributo de eternidad.

Ahora cuando vamos al libro de Hebreos, capitulo 1, en el versículo 8 vemos como el escritor de Hebreos utiliza este mismo pasaje en salmos para referirse a Jesús.

Otro ejemplo directo lo encontramos aquí en el libro de Juan, cuando Jesús se presenta a Tomás con su cuerpo resucitado.

 

 

Juan 20:28

Ocho días después, sus discípulos estaban otra vez dentro, y Tomás con ellos. Y estando las puertas cerradas, Jesús vino y se puso en medio de ellos, y dijo: Paz a vosotros. . Luego dijo a Tomás: Acerca aquí tu dedo, y mira mis manos; extiende aquí tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Respondió Tomás y le dijo: ¡Señor mío y Dios mío!

Los detractores de la divinidad de Jesús, dirían que esto es simplemente una expresión de asombro de Tomás … pero Hermanos y Amigos, una expresión como esa sería considerada como una falta al mandamiento, seria tomar el nombre de nuestro Dios en vano y ningún judío en ese tiempo, en su lugar haría eso.

Encontramos además en el Evangelio de Juan, múltiples ejemplos en los que se nos presenta claramente como Jesús es Dios, el Yahweh.

Mi ejemplo favorito lo encontramos en:

Juan 8:58 al 59

  1. Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: antes que Abraham naciera, yo soy.
  2. Entonces tomaron piedras para tirárselas, pero Jesús se ocultó y salió del templo.

Aquí la reacción de estos judíos, luego de que Jesús le dice “Yo soy”, es lo más interesante. ¿Porque quisieron apedrearle? ¿Porque, los judíos ahí presentes, muchos maestros de la ley, se encolerizaron de tal forma que querían matar a Jesús? Es por que estos entendían claramente lo que Jesús estaba diciendo cuando él dijo “Yo Soy”. Este Yo Soy, en la traducción griega del Antiguo Testamento, la Septuaginta, que era por decir así, la traducción más utilizada por el pueblo, por los mismos Apóstoles y el mismo Jesús en ese tiempo.

“Yo Soy” en griego es el “ego eimi” que está en extrema relación con el nombre con que Dios se identifica en Éxodos 3:14 “YO SOY EL QUE SOY”, YHWH. Así que Jesús les estaba diciendo no solo que este era eterno, sino que además él es DIOS.

Otro ejemplo en el que vemos la Utilización del YO SOY lo encontramos también en el evangelio de Juan

Juan 18:3-6

Entonces Judas, tomando la cohorte romana, y a varios alguaciles de los principales sacerdotes y de los fariseos, fue allá con linternas, antorchas y armas. Jesús, pues, sabiendo todo lo que le iba a sobrevenir, salió y les dijo: ¿A quién buscáis? Ellos le respondieron: A Jesús el Nazareno. Él les dijo: Yo soy. Y Judas, el que le entregaba, estaba con ellos. Y cuando Él les dijo: Yo soy, retrocedieron y cayeron a tierra.

 

Vemos además otros ejemplos en los cuales Los escritores del Nuevo Testamento afirman la Divinidad de Jesús.

Romanos 9:5 de quienes son los patriarcas, y de quienes, según la carne, procede el

Cristo, el cual está sobre todas las cosas, Dios bendito por los siglos. Amén.

Tito 2:13— 13 aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación de la gloria

de nuestro gran Dios y Salvador Cristo Jesús,

2 Pedro 1:1— 1 Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que han recibido una fe como la nuestra, mediante la justicia de nuestro Dios y Salvador, Jesucristo

 

Hermanos y amigos, La igualdad e identidad de Jesucristo como Dios está claramente expresada en el Nuevo Testamento, y también está implícita en su palabras y acciones. Las evidencias de su Divinidad son en extremo muchas, pues las escrituras lo presentan a él como Juez, como Salvador, como Señor (Kurios), como creador. Su divinidad fue reconocida en esta tierra por sus discípulos, por los demonios y el centurión en la Cruz. Fue adorado como Dios, el precede la creación y es eterno. Él es la manifestación de la Gloria de Dios. Con sus acciones confirmaba su divinidad, perdonando pecados con autoridad y resucitando el, de entre los muertos.

Divinidad del Espíritu Santo

El pasado Domingo, tuve la oportunidad de mostrar a través de las escrituras que el Espíritu Santo, no es solo un poder impersonal o abstracto, sino una persona real, que puede experimentar emoción y dolor, con Inteligencia, sabiduría y voluntad.

Mostramos además que el Espíritu Santo posee los atributos de Dios, atributos que sólo el posee y que en teología se le conoce como los atributos incomunicables: vimos su omnipresencia, su omnisciencia, su Omnipotencia, su eternidad y santidad.

Pudimos ver como Él es identificado en las escrituras con la persona y las actividades divinas, en donde como Espíritu Santo y Dios se usan indistintamente y es llamado el SEÑOR. Vimos cómo es llamado: El Espíritu de Dios, El Espíritu del Señor (Yahweh), El Espíritu de Cristo.

Y vimos como este estaba involucrado en la actividad creativa, junto al Padre y el Verbo, creando con su aliento, dando vida en el génesis y sustentándola.

El Espíritu de Dios trabaja para traer el regalo de nuevo nacimiento y renovación a aquellos que han sido llamados a la fe. Así que tanto el nacimiento natural, como el nuevo nacimiento todo son resultado de la operación y el trabajo del Espíritu Santo.

 

Fundamento III: Las tres Personas Son Co-Iguales y Coeternas.

La Biblia es clara en su distinción de las tres personas divinas, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Nunca la palabra presenta al Padre como el Hijo, al Hijo como el Padre o al Espíritu Santo como el Padre. La Biblia enseña que el padre existe eternamente como una persona divina de la misma manera lo hace con el hijo y con el espíritu Santo.

Eternidad del Hijo

La preexistencia y eternidad de la persona del hijo lo podemos ver en los siguientes pasajes.

Juan 1:1

En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.

El verbo, no entra en existencia en “el principio”, sino que ya existía cuando comienzo “el principio”. El verbo es eterno, pero él no era el único en la eternidad pasada. Estaba con Dios.

Juan 17: 5

Y ahora, glorifícame tú, Padrea, junto a ti, con la gloria que tenía contigo antes que el mundo existiera.

Este es otro ejemplo donde se nos muestra su pre existencia y eternidad (meditemos y pensemos si esto lo pudiera haber dicho una mera criatura)

Filipenses 5:2 -11

Haya, pues, en vosotros esta actitud que hubo también en Cristo Jesús,

el cual, aunque existía en forma de Diosa, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse

El “Carmen Cristi”, El himno de Cristo como Dios

Vemos aquí la referencia a la exhibición externa de la sustancia divina, es decir, la divinidad del Cristo preexistente en la exhibición de su gloria como a imagen del Padre. Pablo nos dice que Él (eternamente) existió en la forma de Dios, no “consideraba la igualdad con Dios algo que debía ser comprendido.” Aquí Pablo está hablando de la divinidad plena, un estatus de igual poder y gloria con Dios.

 

Eternidad del Espíritu Santo

Él Espíritu es eterno

Hebreos 9:14— ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual por el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, purificará vuestra conciencia de obras muertas para servir al Dios vivo?

John 14:16— 16 Y yo rogaré al Padre, y Él os dará otro Consolador para que esté con vosotros para siempre;

La prueba máxima de la individualidad de las personas:

Mateo 3:16-17

Después de ser bautizado, Jesús salió del agua inmediatamente; y he aquí, los cielos se abrieron, y él vio al Espíritu de Dios que descendía como una paloma y venía sobre El. Y he aquí, se oyó una voz de los cielos que decía: Este es mi Hijo amado en quien me he complacido.

Vemos en este pasaje las tres personas, en acción.

 

Conclusión

Hermanos y amigos como hemos podido ver, en este corto recorrido por las escrituras, La doctrina Ortodoxa de la Trinidad es una en la cual su verdad no solo es sobre entendida por los cristianos del primer siglo y subsiguientes generaciones. No es solo atestada por la rica tradición, e historia de nuestra Iglesia y sus formulaciones Teológicas, sino que también hermanos, esta descansa en la revelación escrita de nuestro Dios.

¿Puede ser que te preguntes cuál es la importancia de conocer, entender y hasta defender esta vieja y complicada doctrina? ¿Qué relevancia tiene está en la vida de la iglesia en la actualidad? Y ¿Qué importancia tiene esta para mi vida?

Bueno, puedo empezar diciéndote que el pasaje que leímos al principio Jesús Nos dice que “Amaras al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente”. ahora te pregunto cómo podemos amar a Dios con toda nuestra mente, si no le conocemos. Esta Doctrina, aunque es un misterio, Dios en su soberanía nos ha dado la suficiente y necesaria revelación para poder entenderle y poder conocerle. Es por eso que es importante el que busquemos cada día más el aprender más de él, de su carácter, de sus atributos.

Adoración

La verdadera adoración cristiana se basa en la verdad cristiana. Tenemos que tener conocimiento de nuestro Dios para adorarlo correctamente. Si tenemos un conocimiento defectuoso, o peor aún, si tenemos información errónea y hemos sido engañados, nuestra adoración es disminuida (debido a la simple ignorancia), o es completamente inválida, como la adoración de ídolos y falsos dioses.(White, 1998)

Ahora. no estoy diciendo que tenemos que tener un conocimiento perfecto de Dios, eso nadie lo tiene. Pero nuestro deseo debe ser el crecer en gracia y conocimiento de dios, y debemos siempre recordad que Jesús nos enseñó que la vida eterna era de aquellos quienes conocen al único Dios verdadero. El conocimiento No nos salva. esto es un error del gnosticismo) pero la verdadera adoración no existe sin conocimiento.

El Evangelio

El evangelio es el medio por el cual el Padre, en eterno amor y misericordia, salva al hombre a través del trabajo y obra redentora del Hijo, Jesús Cristo, y los atrae a él por el poder y la regeneración del espíritu Santo.

El evangelio como es proclamado en las escrituras es trinitario. Sacas al Padre y No hay evangelio. Remueves al Hijo, y evangelio cesa de existir, Remueves al espíritu del evangelio y este no tendrá existencia. No se puede separar la obra del Trino Dios en la salvación, de la Verdad de la Trinidad misma.(White, 1998)

Sino mire, al evangelio presentado, por los grupos que niegan la trinidad, encontraras erro y perversión en cada uno de ellos ¿por qué? Porque el verdadero Evangelio tiene que estar basado el trabajo del único y verdadero trino Dios.

Amigos y hermanos, Dice la Palabra que Todos algún día daremos cuenta a Dios, estaremos delante de su presencia y como muy bien dice nuestro pastor algunos lo tendremos a él como Padre y obtendremos misericordia y Otros como Juez y obtendrán justicia. Y amigos usted no quiere la justicia de Dios.

Amigos aún tienen esperanza, Nuestro Trino Dios, Nuestro Dios y Señor Jesús, les brinda una oportunidad. Jesús dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Y Él nos dice, “Venid a mí todos ustedes que están cansados y cargados, y yo os tomaré y os tomaré a mí mismo Llevad mi yugo sobre vosotros. Y aprended de mí que soy manso y humilde de corazón y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi carga es suave y mi yugo es la Luz”.

Ven a Cristo.

Cesar Rivera Cruzado.

Bibliografía y Recursos Consultados

Bavinck, H. (n.d.). Holy Trinity. In Reformed Dogmatics (Vol. 2, pp. 261–322).

being. (n.d.). The Free Dictionary.

Being – definition of being by The Free Dictionary. (n.d.). Retrieved June 15, 2017, from http://www.thefreedictionary.com/being

De Young, K. (2017, June 8). The Most Important Christian Doctrine You Don’t Think About. Retrieved June 8, 2017, from https://www.thegospelcoalition.org/article/the-most-important-christian-doctrine-you-dont-think-about

Horton, M. (2017). Rediscovering the Holy Spirit (1rst ed.). Michigan: Zondervan.

Ser. (n.d.). Retrieved June 16, 2017, from http://es.thefreedictionary.com/SER

Smeaton, G. (2016a). Historical Survey of the Doctrine of the Holy Spirit. In The Doctrine of the Holy Spirit (pp. 269–318). P.A.: The Banner of Truth Trust.

Smeaton, G. (2016b). The Doctrine of the Holy Spirit. P.A.: The Banner of Truth Trust.

Sproul, R. C. (1990). The Mystery of the Holy Spirit. Tyndale House Publisher.

Sproul, R. C. (n.d.). The Mistery of the Holy Spirit.

Turretin, F. (1990). The Holy Spirit. In Institutes of Elenctic Theology (Vol. 1, pp. 303–310).

Warfield, B. B. (2000). The Trinity. In The Works of Benjamine B. Warfield Volume 2 (Vol. 2, p. 133). Baker Book House.

Watson, T. (2003). The Trinity. In A Body of Divinity (p. 109). P.A.: The Banner of Truth Trust.

White, J. (1998). The Forgotten Trinity. Bethany House Publishers.

White, J. (n.d.-a). 1} The Trinity Defended #1. Retrieved from http://www.sermonaudio.com/sermoninfo.asp?m=t&s=2811342570

White, J. (n.d.-b). 2} The Trinity Defended #2. Retrieved from http://www.sermonaudio.com/sermoninfo.asp?m=t&s=2811347432

White, J. (n.d.-c). Basic Training for Sharing the Trinity and Listening for Presuppositions. Retrieved from http://www.sermonaudio.com/sermoninfo.asp?m=t&s=9951915235670

White, J. (n.d.-d). Exposing False Attacks Upon the Trinity. Retrieved from http://www.sermonaudio.com/sermoninfo.asp?m=t&s=8516184095

White, J. (n.d.-e). How Biblical is the Trinity? (White vs Sabin). Retrieved from http://www.sermonaudio.com/sermoninfo.asp?m=t&s=721152322383

White, J. (n.d.-f). The Forgotten Trinity, the Deity of Christ, and Jehovah’s Witnesses. Retrieved from http://www.sermonaudio.com/sermoninfo.asp?m=t&s=99519152354400

 

Anuncios

Qué significa ser Bautista Reformado?

Ya otros han escrito artículos queriendo describir una iglesia Bautista Reformada. Sin embargo, hasta ahora no he leído artículos describiendo brevemente lo que significa ser un Bautista Reformado. El pastor Tom Hicks de la Iglesia Bautista Morningview en Alabama lo hizo recientemente en su blog. Es mi deseo compartir su artículo con el fin de […]

via Qué significa ser Bautista Reformado? — sujetosalaRoca