Influencia de ideas no Judías

Tanto los judíos como los cristianos del primer siglo vieron en la filosofía griega un a poyo ante los aires de persecución por parte del sincretismo romano. Utilizando algunas ideas de filósofos como las de Platón, ahora los cristianos y los judíos podrían exponer y defender sus ideas ante una sociedad helénica hostil.

Tanto Sócrates, como Platón y otros habían criticado desde mucho antes a los dioses antiguos y sus acciones un tanto aberrantes. Platón hablaba de un ser supremo, inmutable, perfecto, que era la suprema bondad y belleza.

Todo esto según lo expone  Justo L Gonzales en su libro (Historia del cristianismo : Tomo 1 )  fue de gran valor y atractivo para aquellos primeros cristianos que se veían perseguidos y acusados de ser ignorantes e ingenuos. Por estas razones, la filosofía platónica ejerció un influjo sobre el pensamiento cristiano que todavía perdura.

Esta influencia helénica la vemos en años siguientes con San Agustín de Hipona, elaborando los elementos teológicos que han sido importantes tanto para la Iglesia católica como a la Protestante.

Agustín busco siempre no solo  hablar con la autoridad de las escrituras sino que además, incluyendo la “universal razón Humana”.  Además este Se preguntaba  ¿Por qué no aceptar aquellos conceptos filosóficos que a todas luces están correctos?, al fin de cuenta nos pueden incluso servir para razonar la Fe y para comprenderla mejor”

Quizás sus planteamientos, como los de cualquier ser humano, estén equivocados en algunas áreas, pero el hecho de que añadieran al repertorio del pensamiento teológico las aportaciones de platón y Aristóteles  me resultaron importantes.

 Lo mismo también hiso Santo Tomas de Aquino, que bien influenciado con los planteamiento de Aristóteles, desarrollado una de las mas monumentales obres teológicas hechas por el hombre, “La Suma Teológica”.

Claro que toda inclusión de ideas humanas a la doctrina perfecta puede traer problemas y tener sus repercusiones. Pero en mi opinión el poco daño que pudo de algún modo causar estas influencias.”Lo que tenemos hoy ha pasado por un proceso de depuración a través de el tiempo y de las culturas.”

Anuncios

EL Post-Modernismo y su relatividad

Según el diccionario de “La Real Academia de la Lengua Española” Postmodernismo se define como: “Movimiento artístico y cultural de fines del siglo XX, caracterizado por su oposición al racionalismo y por su culto predominante de las formas, el individualismo y la falta de compromiso social.”

Uno de los puntos en relación al post modernismo, es el deseo de sus proponentes de reescribir la historia y la relatividad de las fuentes, dándole igual valides, a ideas y relatos (sin importar las fuentes de las que provengan) y a los hechos comprobados con datos históricos. El peligro de esta relatividad de eventos históricos es el que nos pone a la merced de aquellos grupos de poder que son los que tienen los recursos de rescribir nuestra historia a su conveniencia. De esta manera se condicionarían las mentes de aquellas personas que estuvieran expuestas a dicha propaganda, formando así una nueva generación que responda sin problemas a los intereses de conglomerados económicos, gobiernos entre otros.

Además con este relativismo histórico se dejaría en manos de quien reescribe la historia el poder absoluto de decidir la veracidad de los hechos y sucesos del pasado, presente y futuro, dándole el poder a estos para ocultar terribles actos genocidas (muerte de inocentes en las guerras Irak, Afganistán, y otras) o simplemente resaltar a niveles heroicos figuras de personas, pueblos y compañías. (George Bush, El Che Guevara, el Sueño Americano).

El postmodernismo surge como resultado del fracaso (aparente) del modernismo al este no alcanzar sus postulados utópicos. Los discursos más fervientes a favor a la modernidad, aseguraban un futuro en el que la pobreza, el hambre y la miseria serían abolidos por la razón. El progreso prometía que con la aplicación de la ciencia a todo, se lograría alcanzar el bien común. El trabajo arduo y el énfasis en la producción industrial iban a ser recompensados al final según los modernistas, con un bienestar social generalizado en el cual el poder y las riquezas estarían equitativamente repartidos. (Las generalidades de ese desencanto se expresan en una pérdida de confianza en las promesas de libertad, justicia, progreso científico y económico e igualdad que la modernidad ilustrada y revolucionaria de la Europa de los siglos XVIII al XIX le había hecho a la humanidad (Lyotard, 1989, p. 9 y Habermas, 1992, pp. 160-163) ).

Es evidente que ese mundo idílico nunca llego a materializarse, ya que envés de una paz generalizada nuestra sociedad ha sido testigo de varias guerras atroces y una escalada en conflictos bélicos.( En esas guerras los supuestos avances científicos se utilizaron para desarrollar tecnologías de destrucción que produjeron más muertes entre la población civil que en cualquier otro conflicto bélico anterior. La modernidad se quedo cortas en sus expectativas. (López H.) Breve trasfondo del desarrollo histórico de la Modernidad y de la Modernidad Tardía1© pp.3). Es evidente que el modernismo se quedó corto en sus expectativas.

El Postmodernismo trajo consigo una era de individualismo. Con la muerte aparente de los ideales y el nacionalismo, se busca entonces siempre resaltar nuestra individualidad. Ese individualismo lo podemos notar en muchos aspectos de nuestra sociedad, como por ejemplo vemos como los “Juegos” que antes los jugábamos en grupos (deportes, Juegos de mesa y otros) y promovían la imaginación son remplazados en su totalidad, por aquellos que se juegan individualmente o en casi total aislamiento (video juegos, juegos electrónicos). Ahora se busca y se alaba la expresión y el reconocimiento del individuo.

En nuestro egoísmo postmodernista alabamos el yo, con un culto al cuerpo y a las apariencias. Preocupándonos más en cómo nos vemos, hemos degenerado nuestro concepto de belleza, siendo los cuerpos anoréxicos los que pautan los estilos a seguir. Y es en esta vana manera de pensar, que nuestra sociedad se hunde cada vez más, condicionando nuestro juicio, a la importancia de la imagen. Substituyendo la ideología y contenido como criterio para elegir a nuestros líderes, por la apariencia física y su modo de proyección.

Los excesos en nuestra sociedad postmodernista son la orden del día. Todo ahora es grande, mega y súper, cambiamos los pequeños mercados, por aquellos enormes, en los que puedes conseguir de todo y a todo momento (Wal-Mart). Y comenzamos a medir el valor de las personas por lo que tienen envés de por lo que son. Y enredado en ese exceso del postmodernismo nos convertimos en una sociedad de consumo. Donde los medios de comunicación (que hemos convertido en nuestras sagradas fuentes de referencia), nos crean las necesidades con un bombardeo 24/7 de propaganda directa e indirecta.

Otro aspecto preocupante de esta era postmodernista es el Relativismo Moral, hemos visto como de una manera brutal se atacan cada día en los medios de comunicación, y fuera de ellos, nuestros valores morales. Queriendo abolir todos aquellos, principios que son determinantes para el desarrollo sano y emocional del individuo. Con la excusa de la relatividad moral hemos dado rienda suelta a unos desenfrenos en la búsqueda de la satisfacción personal, donde pareciera que en realidad el fin justificara los medios a utilizarse. Esta sociedad está comenzando a anular los valores familiares, restándole valides a la importancia de una composición sana de la familia, ridiculizando muchas veces este concepto (The Simpsons, Family Guy) o simplemente creando la idea de que elementos ajenos a la familia son más importantes y fiables que esta. Si tomamos un momento y analizamos todos los ejemplos que los medios de comunicación nos dan de una familia, vemos como la disfuncionalidad familiar es la norma. Se resalta en cada momento posible los aspectos negativos de la familia, y nos presentan a padres negligentes, abusadores, familias divididas y una crasa falta de respeto a las personas mayores, los que en un tiempo eran considerados como las figuras con gran sabiduría y experiencia ahora son presentados, como los ancianos seniles, fuera de sí, a los cuales se les tiene que tener lo más alejado posible por considerarse una carga.

Continuará…

Cesar O. Rivera

Vídeo Foro II: Ética y Moral

Abstracto

En este escrito trataré de forma sencilla (cosa que no prometo), discutir y desarrollar algunos conceptos ya presentados en clase y expuestos por los diferentes autores de las lecturas asignadas.

Será la ética y la moral, además de varias misas sueltas, los temas que dominarán la discusión de este trabajo que ha resultado una aventura intelectual para mí.

La conciencia es un instinto que nos lleva a juzgarnos a la luz de las leyes morales”

KANT, Immanuel

 

“El sentido moral es de gran importancia. Cuando desaparece de una nación, toda la estructura social va hacia el derrumbe”  

Carrel, Alexis

 

Ética y Moral

Breve definición de términos

Creo que sería conveniente que antes de adentrarnos en la discusión de los conceptos “Ética” y “Moral”, definiéramos al menos de forma sencilla lo que estos términos significan. Aun cuando tal tarea parezca redundante pues en clases anteriores ya hemos recorrido por este camino.

Así que me dispensen el pecadillo pero en mi opinión, es lo más conveniente, ya que una vez tengamos el significado de éstos temas, suficientemente claro, será más fácil, el desarrollar los mismos de manera que podamos cumplir con el requerimiento de esta clase.

 

La Ética

En el caso de la ética, tomando prestado algunas ideas y significados de diccionarios filosóficos de varias instituciones reconocidas, podemos llegar a las siguientes conclusiones:

Podríamos decir que es la rama de la filosofía que se encarga de las cuestiones de la moralidad. La palabra “ética”, suele utilizarse indistintamente con “moral” en el sentido de la materia objeto de este estudio, y a veces se usa más estrictamente a los principios morales de una tradición particular, grupo o individuo.(AUDI, 1999)

En muchas ocasiones se confunde estos términos y se haba de ellos como si fueran la misma cosa, como si fueran sinónimos; aunque ciertamente la moralidad de la gente y su ética equivale a lo mismo, hay un uso que restringe la moralidad a sistemas como el de Kant basado en conceptos como deber y obligación de principios de conducta, reservándose ética para el enfoque más aristotélico de razonamiento práctico, basado en la noción de una virtud y generalmente evitando las consideraciones “moral” de la separación de otras consideraciones prácticas. (Blackburn, 2008)

Si buscamos un significado más técnico, para eso de no perder el aire académico, podemos decir que la palabra ética proviene del latín ethĭcus, y este del griego θικός, o transcrito a nuestro alfabeto, “êthicos”. Es preciso diferenciar al “êthos”, que significa “carácter” del “ethos”, que significa “costumbre”, pues “ética” se sigue de aquel sentido, y no es éste. Desconocer tal diferencia deriva en la confusión de “ética” y “moral”, pues esta última nace de la voz latina “mos”, que significa costumbre, es decir, lo mismo que “ethos”. Si bien algunos sostienen la equivalencia de ambas doctrinas en lo que a su objeto respecta, es crucial saber que se fundamentan en conceptos muy distintos.  (Grecia, n d)

Ahora, si nos atrevemos a ampliar un poco más la búsqueda y nos movemos un poco a la derecha por el camino teológico, encontraremos algunas definiciones un tanto parecidas a la de los diccionarios seculares.

Un caso de esto es el “Diccionario Bíblico de la Misión”, que define el término ética como el estudio crítico de la moralidad y de las opciones morales. Descansa sobre la presuposición de que el ser humano es libre y responsable. Está interesada en todas sus decisiones, opciones y evaluaciones. Tradicionalmente analiza dos conceptos fundamentales: lo correcto y lo bueno. El primero incluye las nociones de deber, la ley moral e imperativos; el segundo incluye la idea de bienes y fines a ser propuestos o alcanzados. La ética es una disciplina normativa en el sentido de que está interesada en cuáles son las metas que deben buscar las personas y cuáles deben ser sus motivaciones (Deiros, 1997)

 

La Moral

Bueno, ¿y qué de la moral?. ¿Qué tenemos que decir de ella? Como parte de este intento de definir los conceptos básicos y principales, antes de comenzar a adentrarnos en la discusión del material, empezaré diciendo que la moralidad, a grandes rasgos también, puede verse como la colección de creencias de lo que constituye una buena vida.

En la mayor parte de la historia humana, las religiones han proporcionado visiones y reglamentos para una vida ideal; la moralidad se confunde a menudo con los preceptos religiosos. En comunidades seculares, estilos de vida, que representan la concepción de un individuo de la buena vida, a menudo se describen en términos de “moral”. Los individuos a veces sienten que hacer una elección de vida adecuada invoca una verdadera moral, y que los códigos de conducta aceptados dentro la comunidad son fundamentalmente morales, incluso cuando esos códigos desvían de los principios sociales más generales.

Si tomamos algunos conceptos prestados del diccionario de la Real Academia Española, podemos decir que la “moral” es un campo perteneciente o relativo a las acciones o caracteres de las personas desde el punto de vista de la bondad y la malicia.

Creo que es pertinente que para esta discusión, y quizás mucho más para futuras, tengamos claro aquellos sentimientos morales que son fundamentales y representan un elemento clave de nuestro aparato moral humano, que influyen en la relación entre las normas morales y comportamiento moral  (Tangney, Stuewig, & Mashek, 2007)

Estos son los siguientes:

  1. La vanidad, cuyos componentes son: el amor propio en forma positiva y exaltativa; la simpatía.
  2. El pudor, cuyos elementos son: también el amor propio.
  3. La circunspección, llamada también prudencia.
  4. La benevolencia, forma positiva del altruismo y cuyos impulsos elementales es la simpatía nos hacen aproximar a nuestros semejantes, iniciándonos en esa atracción desde el hogar, mediante los efectos filiales y fraternales, y el juego que, proporcionando goces elevados, cuando es beneficioso al prójimo, no tarda en convertirse en habitual.
  5. La compasión, sentimiento gemelo de la benevolencia, producida por el reflejo de asimilación de los sentimientos ajenos.
  6. La justicia, forma negativa del altruismo:

(“Ética, Moral y Axiología,” n d)

Así que básicamente la moral está por encima de cualquier sentimiento físico, y la moral la establece un ente superior o de autoridad. Por ejemplo en el caso de occidente, la mayoría de los códigos morales tienen su origen en la moral judeocristiana, siendo DIOS el ente superior que los establece. En otros casos es el estado, la cultura y o el líder quien establece esa serie de costumbres y normas que se establecen como morales y tiene en última instancia la función de calificar lo que es bueno o malo.

Una “ñapita”: La Libertad

Bueno ahora a riesgo de colmar la paciencia de algunos, en especial de aquellos que tiene la tarea de evaluar este trabajo. Me he tomado la libertad de añadir la definición de otro concepto que, dado a las lecturas asignadas, creo es necesario que se defina aunque sea someramente en este trabajo.

Así que repitiendo nuevamente el ejercicio de tomar prestados algunos conceptos e ideas de otras personas que saben mucho más que yo en estos menesteres prosigo con la discusión de este concepto que es la libertad

. Probablemente no hay  palabra en el diccionario, ya sea científica, filosófica o no técnicos, que tenga muchos significados diferentes como el término “libertad”(García Máynez, 1943),  pero podemos decir que básicamente la libertad es un concepto en filosofía que identifica la condición en que los seres humanos son capaces de gobernarse a sí mismo, a comportarse de acuerdo con su propia voluntad y asumir la responsabilidad de sus acciones. Existen diversas concepciones de la libertad que articulan la relación de los individuos a la sociedad de diferentes maneras, incluso algunos que se refieren a la vida bajo un “contrato social” o a la existencia de un “estado de naturaleza”, y algunos que consideran el ejercicio activo de la libertad y los derechos esenciales a la libertad.

Las opiniones en cuanto a lo que constituye la libertad pueden variar ampliamente, pero generalmente se pueden clasificar como “libertad positiva” y “libertad negativa”. Libertad positiva afirma que la libertad se encuentra en capacidad de una persona para ejercer injerencia, particularmente en el sentido de tener el poder y recursos para llevar a cabo su propia voluntad, sin ser inhibida por las inhibiciones estructurales de la sociedad como el racismo, clasismo o sexismo. En el sentido negativo, uno se considera libre en la medida en que ninguna persona interfiere con su actividad. De acuerdo con Thomas Hobbes, por ejemplo, “es un hombre libre que… no se vea obstaculizado a hacer lo que tiene la voluntad para hacer.” (Riddehough, 1958)

Ahora podemos nuevamente definir de una manera más técnica este concepto como que libertad es la plenitud y normalidad del poder de resolverse en virtud de una deliberación y de obrar en el sentido de una determinación nacida del discernimiento.

Lecturas y Video foro

Bueno ahora que tenemos estos conceptos un tanto aclarados, (aunque creo que se me paso un poco la mano), ya podemos entrar en la discusión de las diferentes y refrescantes  lecturas asignadas en la clase.

Así que dejando ya las adulaciones (es broma realmente me encantaron las lecturas), vamos a lo que vinimos.

 

“La Ética y su relación con otras disciplinas de las Ciencias Humanas”

En su trabajo, López Sierra nos lleva en un breve recorrido sobre las distintas disciplinas en las cuales la ética se relaciona. Esto sin antes definir a su modo el concepto ética (claro que no se tomo 2 páginas como yo… “sorry”).

Me gusta mucho en la forma sincretizada en la nos habla de la función de la ética, que lo que trata es darle una explicación la conducta moral.

Si bien ahora conjugo las diferentes ideas y definiciones que presenté al principio, podría decir que la ética es la reflexión de la moral y sus asuntos. Así que cuando llevamos esta conclusión a las distintas disciplinas que existen, como lo ha hecho López Sierra en su escrito, concluiremos que la ética de las diferentes profesiones, trabajos o disciplinas, simplemente lo que buscan es la regulación de la misma.

Así que, la “Ética de la Psicología” lo que busca es regular la conducta y el proceder de sus practicantes (psicólogos, psiquiatras y loqueros), en esta disciplina basándose en los conceptos aplicables del bien o el mal.

Bueno hemos visto como la ética ayuda a la psicología, pero ¿Cómo es que la psicología contribuye en el campo de la ética? Según el autor, la psicología  ayuda a la ética a establecer la importancia de las leyes que rigen la motivación interna de la conducta del individuo, así como al mostrar la estructura del carácter de la personalidad”.

Así que cada campo contribuye a la ética con la misma fuerza en la que esto los ayuda a regularse, guiarse y definir sus procesos de investigación.

Como vimos en el escrito de López Sierra, la ética nutre y se nutre de los diferentes campos del saber, como lo son la economía, la sociología, el derecho, y por supuesto la psicología, que ha sido, la disciplina a la cual le he prestado más atención en este trabajo.

 

“Ética para Amador”

De las tres lecturas asignadas ha sido ésta de Fernando Savater, la más interesante, y más que nada refrescante (además de ser la más extensa…pero valió la pena).  Aunque honestamente  no concuerdo del todo con lo que dice, y difiero con varios de sus pensamientos tengo que reconocer que me ha ayudado a entender uno que otro asuntito que hasta ahora me traían loco.

Dentro de todo lo que nos presenta Savater en su escrito, una de las cosas que más me llamó la atención, y que es la única que discutiré en este trabajo (ya que voy por la página número 10 y este trabajo se supone que sea de 5 solamente), es su explicación de los “motivos” que son aquellos que guían nuestra conducta en una u otra dirección.

En mi opinión, si evaluamos cada una de nuestras decisiones y acciones, contraponiéndolas con estos tres motivos, podremos entender mejor, o dicho de otra manera, podremos entender sinceramente nuestra conducta ética, moral y demás.

Entonces hago el ejercicio y cuestiono mis acciones, empezando digamos con mi decisión de volver a estudiar, y me pregunto:  ¿Lo hago porque me lo ordenaron? ¿Existe alguna presión en mi familia, social o por parte de alguien que ejerza autoridad sobre mí por la cual decidí estudiar?

Ahora sigo con el siguiente motivo ¿Estudio en la universidad  porque es costumbre hacerlo, como mis padres lo hicieron y los padres de mis padres también, por eso lo hago o porque todos lo hacen y así siempre se ha hecho?.

Y por ultimo me pregunto: ¿O simplemente todo esto es un mero capricho que por más ni más me levante y me dio la gana de ir, sin pensar si tengo el tiempo, el dinero y la facilidad de hacerlo? ¿Fue acaso un simple impulso visceral, un simple capricho?

Esta forma de cuestionar y evaluar nuestra conducta es una de las cosas que he adquirido de esta lectura, esta visión es al menos lo que pude interpretar del mensaje del autor.

Ahora claro, que otras ideas y preceptos que Savater ha expuesto en este trabajo, son importante y cautivan mi interés. La conclusión de que hay varios tipos de bien y no sólo uno,  además del tema de la libertad que la vemos representada con la propuesta de  “Has lo que Quieras”, aunque por un lado la idea de Gargantúa me parezca un tanto utópica y poco probable con lo viciado que estamos los humanos. La forma  novel en que el autor nos la presenta me resulta más viable y real. Para el autor “Haz lo que quieras” no es más que una forma de decirte que te tomes en serio el problema de nuestra libertad, nadie puede librarnos de la responsabilidad de escoger nuestro camino, concluye el autor.

 

Video Foro II

Como ultima parte de este trabajo, evaluaré el video “Ética y Moral” de Guerrom, haciendo uso de las libertades que me brinda el procesos de reflexión y a riesgo de sonar como crítico cinematográfico de Hollywood, opino que el video más allá de unas definiciones de unos conceptos que de cierta forma podríamos aplicar a la clase (Verdad, justicia, libertad, responsabilidad), y unas pequeñas reflexiones, éste con toda sinceridad me resultó vano. La mezcla de imágenes no me parece acertada, no dicen nada. Hay ocasiones que no basta con poner fotos y ya en estos trabajos… se necesita sustancia. Pero echando a perder se aprende, diría un buen amigo mío.

Claro que hay que ser justos y reconocer que en el momento en que observé el video, el mismo no tenia audio, ya que no contaba con la autorización de “EMI” para utilizar esa canción (Casas disqueras, canallas), así que quizás eso afecto grandemente la magia del mismo.

Además, cuando vi el video, fue tiempo después de haber terminado de leer las lecturas asignadas, en especial la de Savater que me había elevado a otro nivel,  así que mi nivel de expectación quizás estaba muy alto,  haciéndome mas exigente.

Pero dejando ya el sombrero de crítico de cine a un lado, me dirijo a evaluar la sustancia del video.  En apenas un poco más de tres minutos y medio el autor trata de darnos el significado de  algunos conceptos que tiene que ver con la triada que según él han sido los abordados por las ciencias sociales. Estos valores son los valores objetivos de la realidad social, lo valores socialmente instituidos y los valores de la conciencia.

A última instancia somos simplemente polvo y polvo nada más, esto nos dice el autor. Claro que no veo esto último como una visión pesimista del autor sino un modo de advertencia para que hagamos las cosas de una manera correcta, de manera que nuestros hechos dejen una huella en este mundo, mientras este  exista, y que esa huella perdure  aún cuando nosotros nos hayamos hecho polvo.

“El peligro de nuestra época está en que hay escritores que creen, de buena fe, que defender el amoralismo, la apatía, la ley de la jungla o el arte infernal, es signo de valentía.”  MAUROIS, André

Biografia

AUDI, R. (Ed.). (1999). Cambridge Dictionary of Philosophy’ (2nd ed., p. 285). CAMBRIDGE UNIVERSITY PRESS.

Blackburn, S. (2008). Oxford Dictionary of philosophy (2nd ed., p. 240). Oxford University Press.

Deiros, P. (1997). Diccionario Hispano-americano de la mision. Argentina: COMIBAM Internacional.

García Máynez, E. (1943). Liberty as Right and Liberty as Power. Philosophy and Phenomenology Research, 4(2), 155-164.

Grecia, A. (n.d.). ÉTICA Definición y objeto. Ética. Retrieved from http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89tica.

Riddehough, G. B. (1958). Thomas Hobbes. Phoenix Usa, 12(2), 58. Campus Verlag. doi: 10.2307/1086521.

Tangney, J. P., Stuewig, J., & Mashek, D. J. (2007). Moral Emotions and Moral Behavior. Annual Review of Psychology, 58(1), 345-72. doi: 10.1146/annurev.psych.56.091103.070145.

Ética, Moral y Axiología. (n.d.). . Retrieved April 7, 2011, from http://www.monografias.com/trabajos15/etica-axiologia/etica-axiologia.shtml.

Nacimiento de Filosofía, Grandes Filósofos y Religiosos

Abstracto

 La filosofía, en su definición más simple es el amor a la sabiduría. Es el estudio de un sinnúmero de problemas fundamentales de la humanidad. Trata de asuntos como la ética, la moral, el conocimiento, la existencia, la belleza y el lenguaje y la mente. La filosofía busca establecer de una forma racional, los principios generales que organizan y orientan el conocimiento de la realidad, así como el sentido del obrar humano. Busca una respuesta a estas cuestiones alejándose del misticismo, la mitología y hasta de ciertas formas de religión, las que no permiten el desarrollo pleno del pensamiento.

 Más de dos siglos atrás se inició la chispa, que encendería la llama del cuestionamiento y daría  paso al  voraz incendio de ideas, que tenemos hasta el momento. En este trabajo intentaremos de forma somera discutir los eventos importantes que dieron paso al pensamiento moderno. 

  Nacimiento de la Filosofía y sus grandes Filósofos

Este video foro trata de mostrar a grandes rasgos el desarrollo evolutivo del pensamiento humano. 24 siglos atrás comenzó una “revolución” con el nacimiento de una de las ideas más importantes de la raza humana. Y con la jonia como fondo el narrador nos describe el concepto del cosmos, idea que postulaba que todo el mundo era conocible, y que este, estaba sujeto a un orden con reglas que permitirían entender todo a su alrededor. Poniendo esta nueva idea a los mitos y leyendas a la luz, del escrutinio, cuestionado todo lo previamente establecido, dando paso a la razón.

Este nuevo modo de pensar Según el autor pudo surgir y evolucionar gracias a un aislamiento y a una rica diversidad cultural que dio paso a ese desarrollo de ideas que sin la presencia de imperios que coarten ese libre pensar.

Algo que si es indudable es que todos los seres humanos tenemos grabadas esas inquietudes en nuestro ser, y es parte de nuestra búsqueda constante el lograr encontrar una respuesta a ellas. Vemos en este caso como los habitantes de la isla de Samos, al tener esa diversidad de pensamientos, mitos y creencias, pudieron organizar sus ideas y de cierto modo contestar las eternas preguntas del ¿Dónde? ¿Cuándo? y ¿Cómo? Claro que un elemento muy importante y factor determinante en todo desarrollo es el pensamiento crítico, es el cuestionar las ideas establecidas, no creyendo por creer sino creyendo por conocer. Es este detalle fundamental en mi opinión, lo que llevó a estas personas al desarrollo que llegaron. Y este desarrollo que nació 24 siglos atrás no ha terminado sino que por el contrario está en un continuo renovar y evolución.

Aquella revolución que comenzó con las indagaciones sobre el universo que se hizo Tales de Mileto sentaron las bases para que Sócrates desarrollara la idea de la auto experiencia moral y el auto conocimiento como base de la moral, Platón definiera la naturaleza del alma, la relación de la misma con el cuerpo, además de dividir el mundo entre el sensible y el inteligible y Aristóteles concluyera que el único y sumo bien es la felicidad y esta radica en el ejercicio de la razón.

Todo este movimiento continuó, llegando hasta la Edad Media, con titanes como San Agustín y Santo Tomas de Aquino quienes formaron el pensar filosófico de toda Europa occidental retomando los trabajos y aportaciones de Platón y Aristóteles. René Descartes, marca la llegada del renacimiento y el desarrollo del pensamiento humanista, luego, Kant sacude los cimientos de la ciencia, Marx desarrolla la Teoría Materialista de la historia y Nietzsche siembra los cimientos del postmodernismo y esta historia, de seguro continuara.

Luego de haber visto el video-foro, he llegado a reflexionar sobre  la manera en que los seres humanos podemos reaccionar en diferentes situaciones. Como por ejemplo, no importando distancias y culturas siempre nos hacemos las mismas preguntas ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Cómo? En el caso de lo ocurrido en la isla de Samos, el aislamiento de sus habitantes propició a un cuestionamiento de ideas establecidas, respetando a su vez la diversidad. Claro que en mi opinión, no creo que este factor sea único y determinante. En la historia hay ejemplos de sobra en los cuales las sociedades aisladas lo menos que tienen es una diversidad y mucho menos un libre pensar, no es sino en las grandes metrópolis, donde por razones obvias, es donde se da el espacio al compartir ideas.

Si bien es cierto que los elementos  de “situación”  y “lugar” que menciona el autor,  tienen  una influencia en las formas que estas preguntas surgen y su orden, en mi opinión no son la razón o la fuente por el que nacen. Como dije anteriormente tenemos ejemplos en nuestra historia donde esas mismas preguntas y cuestionamientos surgieron, hemos estudiados  culturas y civilizaciones, que obviamente con diferentes “situaciones” en distintos  “lugares”  tan distantes unos de otros, siempre se formularon esas preguntas y buscaron su forma de contestarlas.  O acaso debemos pensar que si no están estas “situaciones” o “Lugares” esas preguntas fundamentales  nunca surgirían? 

Además estos planteamientos y preguntas hechas por estas personas, no fueron exclusivas de ellos, vemos otras culturas que en mayor o menor forma llegaron a conclusiones parecidas. Todos los seres Humanos tenemos grabadas esas inquietudes en nuestro ser, y es parte de nuestra búsqueda constante. Así que sin duda alguna estoy seguro que de si no se hubiera dado este despertar en el mar egeo, hubiera ocurrido en cualquier parte del mundo, sino fue que así fue y nunca nos enteramos….

Un planteamiento parecido era el de Taciano el Sirio quien en su escrito apologético “Discurso contra los Griegos”  (Tatian, 2004) atacaba al originalidad del pensamiento filosófico Griego, ya que según el Sócrates y Platón copiaron a Moisés a la hora de desarrollar sus ideas,

Claro que con estas aportaciones no quiero sonar fundamentalista e intransigente al extremo de Tertuliano “Que Tiene que ver Atenas con Jerusalén” (Tertullian, 2004)   negando por completo la compatibilidad del pensamiento filosófico con el pensamiento cristiano.

Como estudiante de religión al igual que Justino Mártir, considero la filosofía como una herramienta útil y necesaria para el ejercicio de la fe. Siguiendo los pasos de San Agustín de Hipona (354-430), quien abrió las puertas a la filosofía, buscando hablar no solo con la autoridad de las escrituras sino que además, incluyendo la “universal razón Humana”. Incluyendo aquellos conceptos filosóficos que a todas luces están correctos ya que, al fin de cuenta nos pueden incluso servir para razonar la Fe y para comprenderla mejor” (Augustine, 2009).

 Conclusión

 Estamos en una sociedad que busca desenfrenadamente, la implantación de nuevas ideas, queriendo ser siempre los pioneros en algo. Y desafortunadamente en este frenesí se llevan por el medio aquello que catalogado no tan nuevo, y  que ha mostrado resultado. Lo vemos, en los gobiernos que imponen sus nuevas ideas sin fijarse que atropellan aquello que estaba apenas comenzando. Y en el caso de la educación vemos como cada ente, que asume el poder, cambia todo de golpe y porrazo estableciendo un “nuevo plan de educación” sometiéndonos a un proceso de destrucción de “viejas ideas” y construcción de supuestas “nuevas” perpetuándonos en un estancamiento donde pisamos y no arrancamos. Es por eso que es importante, entender los antiguos filósofos  conocer aquellas ideas que aunque implantadas en el pasado tienen resultados positivos, acoplarlos y de los “errores” que como toda idea de hombre tiene, identificarlos para aprender de ellos de manera de no repetirlos en nuestras “nuevas” ideas.  Es muy importante que en nuestro tiempo, se vuelva a dar énfasis en la educación a aquellos conceptos como la ética, la lógica y la moral. 

“Cuestiona con tranquilidad hasta la existencia de Dios. Porque si hay uno, él seguramente aprueba más la razón que el miedo ciego”.

Thomas Jefferson

Bibliography

Agustín de Hipona. (2011). Retrieved 2011, from Wikipidea: http://es.wikipedia.org/wiki/Agust%c3%adn_de_Hipona

Augustine, S. (2009). Confesions, Oxford World’s Clasics. (H. Chadwick, Trans.) Oxford University Press.

Copleston, F. (1993). A History of Philosophy, Volume II Medieval Philosophy (Vol. 2). New York: Image Books.

Tatian. (2004). “Tatian’s address to the Greeks”. In D. &. Alexander Roberts, Ante-Nicene fathers Vol 2 (J. Ryland, Trans., Vol. 2, pp. 65-83). Peabody, Massachusetts: Hendrickson Publishers.

Tertullian. (2004). On Aprescription Against Heretics. In D. &. Alexander Roberts, Ante-Nicene Fathers Vol 3 (R. P. Holmes, Trans., Vol. 3, p. 246). Peabody, Massachusetts: Hendrickson Publishers Inc.

Filosofía en la Edad Media

Abstracto

 

La filosofía, en su definición más simple es el amor a la sabiduría. Es el estudio de un sinnúmero de problemas fundamentales de la humanidad. Trata de asuntos como la moral, el conocimiento, la existencia, la belleza y el lenguaje y la mente. La filosofía busca establecer de una forma racional, los principios generales que organizan y orientan el conocimiento de la realidad, así como el sentido del obrar humano. Busca una respuesta a estas cuestiones alejándose del misticismo, la mitología y hasta de ciertas formas de religión, las que no permiten el desarrollo pleno del pensamiento.

 

En este trabajo analizaremos de forma somera el periodo Medieval y el pensamiento filosófico que predominaba en esa época además de tratar de entender a tres de los filósofos más importantes de esta época.

 

La Filosofía en la Edad Media

 

Hubo un tiempo en el cual la filosofía medieval no era considerada como digna de un estudio serio, se daba por hecho que está era una simple súbdita de la teología y que resultaba difícil el poder diferenciar o separar una de la otra.

La iglesia al principio no quería saber nada de la filosofía, ya que se encontraba inmersa en la impresión de su nueva vivencia de fe. Esto sumado a unas interpretaciones erróneas de las escrituras. (Colosenses 2.8-9) y además de otros escritos de teólogos cristianos como  Tertuliano quien afirmó, ¿Qué tiene que ver Atenas con Jerusalén? ¿Qué relación hay entre la Academia y la Iglesia?  (Tertullian, 2004)  Y de  Taciano el Sirio, quien en su escrito apologético “Discurso contra los griegos” atacaba al originalidad del pensamiento filosófico griego  (Tatian, 2004)

Es por esto que se decía que el pensamiento del hombre estaba preso en este periodo de oscurantismo, racional, donde las autoridades eclesiásticas tenían una influencia suprema y regían el pensamiento humano.

Aunque es cierto que la mayoría de los grandes pensadores de este periodo eran Monjes y teólogos, y muchas veces se asocia este periodo con las etapas decadentes de la escolástica, este hecho no debe en ninguna forma minimizar el gran aporte de los grandes Titanes del pensamiento filosófico medieval que sentaron las bases para la filosofía moderna, como dice el autor del video foro “La filosofía medieval fue la plataforma a la filosofía contemporánea”.

 

 

San Agustín de Hipona

 

   Fue San Agustín de Hipona (354-430), quien abrió las puertas a la filosofía, buscando hablar no solo con la autoridad de las escrituras sino que además, incluyendo la “universal razón Humana”. Se preguntaba  ¿Por qué no aceptar aquellos conceptos filosóficos que a todas luces están correctos?, al fin de cuenta nos pueden incluso servir para razonar la Fe y para comprenderla mejor” (Augustine, 2009)

En el mundo cristiano latino el nombre de Agustín resalta como uno de los padres de la literatura y de la teología de la época, su nombre domino el pensamiento occidental hasta el siglo 13.

San Agustín, tuvo una vida al principio no muy piadosa, a través de su vida paso por varias religiones y participo en varias corrientes filosóficas antes de convertirse de lleno al cristianismo. Del maniqueísmo y el estoiquismo Agustín paso al Platonismo, en donde encontró que toda existencia tiene una naturaleza divina. Por su adhesión al pensamiento platónico se dice que San Agustín Cristianizo a Platón, ya que este no veía ninguna diferencia entre el cristianismo y los pensamientos del filosofo.

Dentro de las características generales del “Agustinismo” (nombre con el que se conoce el  movimiento filosófico fundamentado en sus escritos), encontramos tres principios de los cuales se compone y se inspiran la filosofía de Agustín: la Interioridad, participación e inmutabilidad.

Con la Interioridad este hace una invitación para que el hombre se vuelva a sí mismo y se dé cuenta de que en su ser hay algo más que lo trasciende. Agustín, enseña que la mente humana está en constante relación con las realidades inteligibles e inmutables. “Con este principio demuestra la existencia de Dios, prueba la espiritualidad del alma y su inmortalidad y además da una explicación psicológica de la Trinidad.” (Agustín de Hipona, 2011)

 

En cuanto a la Participación, Se puede resumir de esta forma: todo bien o es bien por su misma naturaleza y esencia, o es bien por participación; en el primer caso es el Bien sumo, en el segundo caso es un bien limitado. Esta participación puede ser: la participación del ser, de la verdad y del amor.

  Primicia de la voluntad sobre el entendimiento, como voluntad humana imperativa. La razón para Agustín juega una parte para llevar al hombre a la fe

 

Santo Tomás de Aquino

 

En 1225 nace uno de los teólogos más importantes de la filosofía escolástica y uno de los teólogos más sobresalientes del catolicismo. Antes de la incursión en la historia del medioveo de Tomas de Aquino el pensamiento filosófico de occidente estaba dominado por la filosofía de De San Agustín. Tomas influenciado por las ideas de a Aristóteles, insistía que las verdades de la fe y las propiedades de la experiencia sensible, como las presentaba Aristóteles, son compatibles y complementarias.

En sus trabajos Santo Tomas logro organizar y recopilar las vertientes de conocimiento de su época y las puso al servicio de la fe. Creando un síntesis una amalgama de las enseñanzas y obras de Aristóteles y otros sabio clásicos, como platón.

En resumen el pensamiento de Santo Tomas de Aquino partía de la fe, aunque esto no lo limitaba a presentar a la filosofía como un vehículo para lograr el conocimiento.   

 

Guillermo de Ockham

 

Entre principios del siglo catorce aparece en escena un fraile del orden de los Franciscanos y filósofo escolástico ingles llamado Guillermo de Ockham. Se dice que fue una fuerza de cambio a finales de la edad media.  El principio de la simplicidad es el tema central del enfoque de Ockham, tanto es así que este principio ha llegado a ser conocido como “La navaja de Ockham”. Ockham utiliza la famosa “navaja”  para eliminar las hipótesis innecesarias. En metafísica, Ockham domina el nominalismo, el opina que las esencias universales, como la humanidad o blancura, son nada más que conceptos en la mente. Desarrolla una ontología aristotélica, admitiendo sólo sustancias individuales y cualidades.

 

 

 

Conclusión

 

Como hemos visto la filosofía de la Edad Media estaba altamente influenciada por el cristianismo que era la religión que dominaba el mundo occidental. Si bien es cierto que se le pueden atribuir fallas a este sistema como, falta de objetividad a la hora de tratar asuntos de racionales. Encontramos en sus tres máximos exponentes una apertura y búsqueda sincera a la razón alejándose de prejuicios previos y malas interpretaciones.

 

 Bibliography

 

Agustín de Hipona. (2011). Retrieved 2011, from Wikipidea: http://es.wikipedia.org/wiki/Agust%c3%adn_de_Hipona

Augustine, S. (2009). Confesions, Oxford World’s Clasics. (H. Chadwick, Trans.) Oxford University Press.

Copleston, F. (1993). A History of Philosophy, Volume II Medieval Philosophy (Vol. 2). New York: Image Books.

Tatian. (2004). “Tatian’s address to the Greeks”. In D. &. Alexander Roberts, Ante-Nicene fathers Vol 2 (J. Ryland, Trans., Vol. 2, pp. 65-83). Peabody, Massachusetts: Hendrickson Publishers.

Tertullian. (2004). On Aprescription Against Heretics. In D. &. Alexander Roberts, Ante-Nicene Fathers Vol 3 (R. P. Holmes, Trans., Vol. 3, p. 246). Peabody, Massachusetts: Hendrickson Publishers Inc.