Ética y Moral

Abstracto

En este escrito trataré de forma sencilla (cosa que no prometo), discutir y desarrollar algunos conceptos ya presentados en clase y expuestos por los diferentes autores de las lecturas asignadas.

Será la ética y la moral, además de varias misas sueltas, los temas que dominarán la discusión de este trabajo que ha resultado una aventura intelectual para mí.

“La conciencia es un instinto que nos lleva a juzgarnos a la luz de las leyes morales”  KANT, Immanuel

Ética y Moral

Breve definición de términos

Creo que sería conveniente que antes de adentrarnos en la discusión de los conceptos “Ética” y “Moral”, definiéramos al menos de forma sencilla lo que estos términos significan. Aun cuando tal tarea parezca redundante pues en clases anteriores ya hemos recorrido por este camino.

Así que me dispensen el pecadillo pero en mi opinión, es lo más conveniente, ya que una vez tengamos el significado de éstos temas, suficientemente claro, será más fácil, el desarrollar los mismos de manera que podamos cumplir con el requerimiento de esta clase.

La Ética

En el caso de la ética, tomando prestado algunas ideas y significados de diccionarios filosóficos de varias instituciones reconocidas, podemos llegar a las siguientes conclusiones:

Podríamos decir que es la rama de la filosofía que se encarga de las cuestiones de la moralidad. La palabra “ética”, suele utilizarse indistintamente con “moral” en el sentido de la materia objeto de este estudio, y a veces se usa más estrictamente a los principios morales de una tradición particular, grupo o individuo.(AUDI, 1999)

En muchas ocasiones se confunde estos términos y se haba de ellos como si fueran la misma cosa, como si fueran sinónimos; aunque ciertamente la moralidad de la gente y su ética equivale a lo mismo, hay un uso que restringe la moralidad a sistemas como el de Kant basado en conceptos como deber y obligación de principios de conducta, reservándose ética para el enfoque más aristotélico de razonamiento práctico, basado en la noción de una virtud y generalmente evitando las consideraciones “moral” de la separación de otras consideraciones prácticas. (Blackburn, 2008)

Si buscamos un significado más técnico, para eso de no perder el aire académico, podemos decir que la palabra ética proviene del latín ethĭcus, y este del griego θικός, o transcrito a nuestro alfabeto, “êthicos”. Es preciso diferenciar al “êthos”, que significa “carácter” del “ethos”, que significa “costumbre”, pues “ética” se sigue de aquel sentido, y no es éste. Desconocer tal diferencia deriva en la confusión de “ética” y “moral”, pues esta última nace de la voz latina “mos”, que significa costumbre, es decir, lo mismo que “ethos”. Si bien algunos sostienen la equivalencia de ambas doctrinas en lo que a su objeto respecta, es crucial saber que se fundamentan en conceptos muy distintos.  (Grecia, n d)

Ahora, si nos atrevemos a ampliar un poco más la búsqueda y nos movemos un poco a la derecha por el camino teológico, encontraremos algunas definiciones un tanto parecidas a la de los diccionarios seculares.

Un caso de esto es el “Diccionario Bíblico de la Misión”, que define el término ética como el estudio crítico de la moralidad y de las opciones morales. Descansa sobre la presuposición de que el ser humano es libre y responsable. Está interesada en todas sus decisiones, opciones y evaluaciones. Tradicionalmente analiza dos conceptos fundamentales: lo correcto y lo bueno. El primero incluye las nociones de deber, la ley moral e imperativos; el segundo incluye la idea de bienes y fines a ser propuestos o alcanzados. La ética es una disciplina normativa en el sentido de que está interesada en cuáles son las metas que deben buscar las personas y cuáles deben ser sus motivaciones (Deiros, 1997)

La Moral

Bueno, ¿y qué de la moral?. ¿Qué tenemos que decir de ella? Como parte de este intento de definir los conceptos básicos y principales, antes de comenzar a adentrarnos en la discusión del material, empezaré diciendo que la moralidad, a grandes rasgos también, puede verse como la colección de creencias de lo que constituye una buena vida.

En la mayor parte de la historia humana, las religiones han proporcionado visiones y reglamentos para una vida ideal; la moralidad se confunde a menudo con los preceptos religiosos. En comunidades seculares, estilos de vida, que representan la concepción de un individuo de la buena vida, a menudo se describen en términos de “moral”. Los individuos a veces sienten que hacer una elección de vida adecuada invoca una verdadera moral, y que los códigos de conducta aceptados dentro la comunidad son fundamentalmente morales, incluso cuando esos códigos desvían de los principios sociales más generales.

Si tomamos algunos conceptos prestados del diccionario de la Real Academia Española, podemos decir que la “moral” es un campo perteneciente o relativo a las acciones o caracteres de las personas desde el punto de vista de la bondad y la malicia.

Creo que es pertinente que para esta discusión, y quizás mucho más para futuras, tengamos claro aquellos sentimientos morales que son fundamentales y representan un elemento clave de nuestro aparato moral humano, que influyen en la relación entre las normas morales y comportamiento moral  (Tangney, Stuewig, & Mashek, 2007)

Estos son los siguientes:

  1. La vanidad, cuyos componentes son: el amor propio en forma positiva y exaltativa; la simpatía.
  2. El pudor, cuyos elementos son: también el amor propio.
  3. La circunspección, llamada también prudencia.
  4. La benevolencia, forma positiva del altruismo y cuyos impulsos elementales es la simpatía nos hacen aproximar a nuestros semejantes, iniciándonos en esa atracción desde el hogar, mediante los efectos filiales y fraternales, y el juego que, proporcionando goces elevados, cuando es beneficioso al prójimo, no tarda en convertirse en habitual.
  5. La compasión, sentimiento gemelo de la benevolencia, producida por el reflejo de asimilación de los sentimientos ajenos.
  6. La justicia, forma negativa del altruismo:

(“Ética, Moral y Axiología,” n d)

Así que básicamente la moral está por encima de cualquier sentimiento físico, y la moral la establece un ente superior o de autoridad. Por ejemplo en el caso de occidente, la mayoría de los códigos morales tienen su origen en la moral judeocristiana, siendo DIOS el ente superior que los establece. En otros casos es el estado, la cultura y o el líder quien establece esa serie de costumbres y normas que se establecen como morales y tiene en última instancia la función de calificar lo que es bueno o malo.

Una “ñapita”: La Libertad

Bueno ahora a riesgo de colmar la paciencia de algunos, en especial de aquellos que tiene la tarea de evaluar este trabajo. Me he tomado la libertad de añadir la definición de otro concepto que, dado a las lecturas asignadas, creo es necesario que se defina aunque sea someramente en este trabajo.

Así que repitiendo nuevamente el ejercicio de tomar prestados algunos conceptos e ideas de otras personas que saben mucho más que yo en estos menesteres prosigo con la discusión de este concepto que es la libertad

. Probablemente no hay  palabra en el diccionario, ya sea científica, filosófica o no técnicos, que tenga muchos significados diferentes como el término “libertad”(García Máynez, 1943),  pero podemos decir que básicamente la libertad es un concepto en filosofía que identifica la condición en que los seres humanos son capaces de gobernarse a sí mismo, a comportarse de acuerdo con su propia voluntad y asumir la responsabilidad de sus acciones. Existen diversas concepciones de la libertad que articulan la relación de los individuos a la sociedad de diferentes maneras, incluso algunos que se refieren a la vida bajo un “contrato social” o a la existencia de un “estado de naturaleza”, y algunos que consideran el ejercicio activo de la libertad y los derechos esenciales a la libertad.

Las opiniones en cuanto a lo que constituye la libertad pueden variar ampliamente, pero generalmente se pueden clasificar como “libertad positiva” y “libertad negativa”. Libertad positiva afirma que la libertad se encuentra en capacidad de una persona para ejercer injerencia, particularmente en el sentido de tener el poder y recursos para llevar a cabo su propia voluntad, sin ser inhibida por las inhibiciones estructurales de la sociedad como el racismo, clasismo o sexismo. En el sentido negativo, uno se considera libre en la medida en que ninguna persona interfiere con su actividad. De acuerdo con Thomas Hobbes, por ejemplo, “es un hombre libre que… no se vea obstaculizado a hacer lo que tiene la voluntad para hacer.” (Riddehough, 1958)

Ahora podemos nuevamente definir de una manera más técnica este concepto como que libertad es la plenitud y normalidad del poder de resolverse en virtud de una deliberación y de obrar en el sentido de una determinación nacida del discernimiento.

Lecturas y Video foro

Bueno ahora que tenemos estos conceptos un tanto aclarados, (aunque creo que se me paso un poco la mano), ya podemos entrar en la discusión de las diferentes y refrescantes  lecturas asignadas en la clase.

Así que dejando ya las adulaciones (es broma realmente me encantaron las lecturas), vamos a lo que vinimos.

“La Ética y su relación con otras disciplinas de las Ciencias Humanas”

En su trabajo, López Sierra nos lleva en un breve recorrido sobre las distintas disciplinas en las cuales la ética se relaciona. Esto sin antes definir a su modo el concepto ética (claro que no se tomo 2 páginas como yo… “sorry”).

Me gusta mucho en la forma sincretizada en la nos habla de la función de la ética, que lo que trata es darle una explicación la conducta moral.

Si bien ahora conjugo las diferentes ideas y definiciones que presenté al principio, podría decir que la ética es la reflexión de la moral y sus asuntos. Así que cuando llevamos esta conclusión a las distintas disciplinas que existen, como lo ha hecho López Sierra en su escrito, concluiremos que la ética de las diferentes profesiones, trabajos o disciplinas, simplemente lo que buscan es la regulación de la misma.

Así que, la “Ética de la Psicología” lo que busca es regular la conducta y el proceder de sus practicantes (psicólogos, psiquiatras y loqueros), en esta disciplina basándose en los conceptos aplicables del bien o el mal.

Bueno hemos visto como la ética ayuda a la psicología, pero ¿Cómo es que la psicología contribuye en el campo de la ética? Según el autor, la psicología  ayuda a la ética a establecer la importancia de las leyes que rigen la motivación interna de la conducta del individuo, así como al mostrar la estructura del carácter de la personalidad”.

Así que cada campo contribuye a la ética con la misma fuerza en la que esto los ayuda a regularse, guiarse y definir sus procesos de investigación.

Como vimos en el escrito de López Sierra, la ética nutre y se nutre de los diferentes campos del saber, como lo son la economía, la sociología, el derecho, y por supuesto la psicología, que ha sido, la disciplina a la cual le he prestado más atención en este trabajo.

biografia

AUDI, R. (Ed.). (1999). Cambridge Dictionary of Philosophy’ (2nd ed., p. 285). CAMBRIDGE UNIVERSITY PRESS.

Blackburn, S. (2008). Oxford Dictionary of philosophy (2nd ed., p. 240). Oxford University Press.

Deiros, P. (1997). Diccionario Hispano-americano de la mision. Argentina: COMIBAM Internacional.

García Máynez, E. (1943). Liberty as Right and Liberty as Power. Philosophy and Phenomenology Research, 4(2), 155-164.

Grecia, A. (n.d.). ÉTICA Definición y objeto. Ética. Retrieved from http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89tica.

Riddehough, G. B. (1958). Thomas Hobbes. Phoenix Usa, 12(2), 58. Campus Verlag. doi: 10.2307/1086521.

Tangney, J. P., Stuewig, J., & Mashek, D. J. (2007). Moral Emotions and Moral Behavior. Annual Review of Psychology, 58(1), 345-72. doi: 10.1146/annurev.psych.56.091103.070145.

Ética, Moral y Axiología. (n.d.). . Retrieved April 7, 2011, from http://www.monografias.com/trabajos15/etica-axiologia/etica-axiologia.shtml.

Anuncios

El Proyecto del Genoma Humano y el Obrar Humano

Es indudable la gran aportación que las ciencias naturales han hecho a nuestras vidas y a nuestra sociedad. Los adelantos tecnológicos, médicos, científicos, entre otros, que se han logrado a través de investigaciones, estudios y experimentaciones en estas disciplinas, ciertamente han mejorado en muchos aspectos nuestra calidad de vida. Pero como se era de esperar, estos grandes adelantos y beneficios vienen acompañados de grandes responsabilidades.

Uno de esos descubrimientos y logros de las ciencias naturales lo es la codificación del genoma humano. Si bien ha sido uno de los más grandes avances de este naciente siglo, éste también ha sido eje de controversia.

Creo que sería conveniente que antes de entrar en los detalles que nos competen en esta discusión, acerca de nuestro obrar humano, referente a este descubrimiento científico, debemos tan siquiera explicar que es este gran descubrimiento y sus repercusiones positivas a nuestra sociedad.

El proyecto del Genoma Humano (conocido por sus siglas en inglés como HGP) es un proyecto internacional de investigación científica con el principal objetivo de determinar la secuencia de químicos bases pares de ADN y para identificar y trazar aproximadamente 20,000 genes del genoma humano desde un punto de vista físico y funcional.

Dotado con $90.000 millones de dólares, fue fundado en 1990 en el Departamento de Energía y los Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos, bajo la dirección de James D. Watson, con un plazo de realización de 15 años. Debido a la amplia colaboración internacional, a los avances en el campo de la genómica, así como los avances en la tecnología computacional, un borrador inicial del genoma fue terminado en el año 2001 (anunciado conjuntamente por el ex-presidente Bill Clinton y el ex-primer ministro británico Tony Blair el 26 de junio de 2001), finalmente el genoma completo fue presentado en abril del 2003, dos años antes de lo esperado. Un proyecto paralelo se realizó fuera del gobierno por parte de la Corporación Celera. La mayoría de la secuenciación se realizó en las universidades y centros de investigación de los Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y Gran Bretaña. (“Proyecto Genoma Humano – Wikipedia, la enciclopedia libre,” n d)

¿Ahora qué con este rollo? ¿Qué aportaciones y qué beneficios obtendremos de este descubrimiento? Según los expertos, el conocer la secuencia completa del genoma humano puede tener mucha relevancia en cuanto a los estudios de biomedicina y genética clínica, desarrollando el conocimiento de enfermedades poco estudiadas, nuevas medicinas y diagnósticos más fiables y rápidos. (“Proyecto Genoma Humano – Wikipedia, la enciclopedia libre,” n d)

Sin embargo descubrir toda la secuencia génica de un organismo no nos permite conocer su genotipo. Como consecuencia, la ciencia de la genómica no podría hacerse cargo en la actualidad de todos los problemas éticos y sociales que ya están empezando a ser debatidos. Por eso el HGP necesita una regulación legislativa relativa al uso del conocimiento de la secuencia genómica, pero no tendría por qué ser un impedimento en su desarrollo, ya que el saber en sí, es inofensivo. (“Proyecto Genoma Humano – Wikipedia, la enciclopedia libre,” n d)

Sin lugar a dudas, este gran descubrimiento podrá brindarnos unas herramientas para la detección temprana de ciertos problemas o padecimientos físicos y médicos. En teoría podremos saber de antemano el color de cabello que nuestros hijos tendrán antes de su concepción, mas importante aún podremos conocer que enfermedades o defectos sufrirán.

Ahora poder conocer de antemano esta información trae consigo una gran responsabilidad. ¿Quién manejará esta información? ¿Quién la controlará? ¿Qué usos se le darán? ¿Y  hasta dónde es correcto intervenir para corregir esos defectos? Éstas son algunas pocas interrogantes que surgen a raíz de este proyecto, y es aquí que es necesario un aparato regulador que establezca los parámetros éticos y morales que puedan regular el mismo.

Ahora, ¿cuáles serían aquellas áreas grises que opacan la brillantez de este proyecto? ¿Cuáles serían los posibles problemas y las objeciones al respecto? A continuación mostraremos algunas de ellas.

Una de las principales críticas de la HGP (siglas en ingles) son similares a las planteadas contra otros proyectos de “mega-ciencia”, como la estación espacial o el súper colisionador de átomos. Simplemente el alto costo de estos proyectos no está justificado. (“About the Human Genome Project,8221” n d), en especial en esta crisis fiscal y económica que atraviesa el país. No sería mejor utilizar esos recursos para atender la pobreza extrema en la que muchas personas sufren aún dentro de países súper desarrollados como el nuestro (USA), donde la cantidad de personas que viven en la calle es alarmante. Y que tal utilizar ese dinero para mejorar el sistema educativo del país.

La noción de que la investigación del genoma humano es súper beneficiosa, se basa en la suposición de que los científicos y los médicos conocerán más aún las raíces genéticas de los seres humanos “normales”, “sanos”, y en la medida que conozcan mejor esto se puede predecir, tratar y corregir las desviaciones.

Pero varias preguntas surgen inmediatamente de estos argumentos: ¿Cómo y por quién serán  definidos estos estándares de “normalidad” y “salud”? ¿Cómo y por quien estas “desviaciones” serán diagnosticadas, clasificadas, y juzgadas? ¿Qué decisiones y acciones pueden y deben tomarse en respuesta a diagnósticos? ¿Quién hace estas decisiones?

Este tipo de proyecto se puede prestar para así buscar comparar las diferentes razas si así se les puede llamar, determinando que grupos tienen menor cantidad de defectos genéticos o cuales tienen mejores características genéticas positivas. Esto, sin duda, patentizaría el complejo de superioridad de aquellos que resulten favorecidos por estas evaluaciones y perpetuara el concepto de razas superiores e inferiores.

Otro punto que en mi opinión es bien peligroso es el siguiente: Si asumimos la hipótesis de que algunas desviaciones de comportamiento puede ser el resultado de la influencia genética, es decir que debido a fallas en nuestra composición genética tengamos tendencias a ciertos comportamientos negativos, esta presunción conduce a un conjunto de graves dilemas.

Según Carol Tauer, “el proyecto genoma humano lleva una dramática metáfora: la noción de que nuestros genes son el programa que determina quiénes somos” (Tauer, 1992) Si de hecho, los seres humano son el resultado de sus genes, entonces; ¿Cómo pueden ser encontrados moralmente y legalmente responsable por sus tendencias, opciones y actos?

Tendríamos las cortes llenas de apelaciones a sentencias y veredictos previos de culpabilidad por personas que alegarían que por culpa de su mala herencia genética es que cometieron los actos que cometieron. Este punto dejaría a un lado la responsabilidad que todos tenemos por los actos que cometemos y las decisiones que tomamos.  Además algo más preocupante, proporcionará estos nuevos conocimientos el último criterio por el que se va a medir la naturaleza, ¿significado y valor de la vida humana?

Las respuestas a estas preguntas pueden tener un profundo efecto en muchas decisiones personales, sociales y prácticas. Este conocimiento llevará a una reevaluación y posiblemente revisión de los diagnósticos médico y prácticas terapéuticas;  afectará e influenciara las decisiones  a tomar en el área de paternidad y reproducción.

Relacionado a este aspecto, en casos extremos se podría llegar a regular la natalidad en cierto grupo de personas por no tener una herencia de genes “saludables” o “deseados”, y esto no es algo que sea ajeno a nuestra realidad, porque en situaciones parecidas ya grupos dominantes han experimentado y controlado la reproducción de otros grupos encontrados por estos inferiores.  Esto lo hemos vivido los puertorriqueños en carne propia cuando a mediados del siglo pasado, se experimentó con las famosas pastillas anticonceptivas con las mujeres de nuestra isla. Y no es pura casualidad que la mayoría de los bebes abortados en estados unidos sean afroamericanos y que muchas de las clínicas de aborto se encuentran cerca de comunidades afroamericanas, pero éstas son cuentas de otro rosario, que sólo menciono para mostrar que no sería extraño ni ajeno a nuestra realidad social que esto pasara.

Otras muchas áreas que se afectarían con un mal manejo de esta información podría ser en el área educativa, ya que se podría entonces dedicar mejor esfuerzo y recursos en aquellos sectores poblacionales que genéticamente estén mejor capacitados.

Se podría llegar al extremo de quizás limitar a aquellos que por su disposición genética padecerán en el futuro enfermedades degenerativas que les impida desarrollarse o ser productivos y por tal situación negarle el derecho a estudiar o a prepararse porque no llegarán a desarrollar al máximo ese conocimiento debido a su condición de salud futura.

De esta misma manera las relaciones obrero patronales podrían verse afectadas porque el patrono podría requerir una evaluación genética para así determinar si emplearía o no a cualquier candidato. ¿Creerán que un patrono contrataría a alguien que esta propenso genéticamente a sufrir una lesión o incapacidad que afecte monetariamente a la empresa? Y ni se diga de las compañías de seguros que con la información resultante de una evaluación genética podrían  llegar no ofrecer sus servicios a aquellos que tienen tendencias a enfermedades catastróficas.

Sin duda alguna El Proyecto del Genoma Humano, es uno de los más grandes adelantos y descubrimientos de nuestro siglo. Sus aportaciones científicas y sus posibles beneficios médicos sobrepasan, los problemas que este proyecto puede causar. Sin embargo este proyecto es buen ejemplo de cómo las ciencias naturales con sus aportaciones y descubrimientos pueden añadir una carga genotípica sobre los comportamientos del obrar humano.

Como estos adelantos si no son manejados paralelamente con la guía de un aparato ético regulador, pueden salirse de control y generar mayores inconvenientes.

Por Cesar O Rivera

(Cole-turner & Gibbs, n d)

(JENNIFER COUZIN-FRANKEL, 2011)

(Enserink, 2011)

bibliografia

About the Human Genome Project. (n.d.). . Retrieved April 15, 2011, from http://www.ornl.gov/sci/techresources/Human_Genome/project/about.shtml.

Cole-turner, R., & Gibbs, R. A. (n.d.). What Defi nes Us ? Bringing Genomics and Genetics Back Together. Science, 3-3.

Enserink, M. (2011). Can this DNA sleuth help catch criminals? Science (New York, N.Y.), 331(6019), 838-40. doi: 10.1126/science.331.6019.838.

JENNIFER COUZIN-FRANKEL. (2011). What would you do? SCIENCE, VOL 331, 662-665. Nature Publishing Group. Retrieved April 16, 2011, from http://www.sciencemag.org.

Proyecto Genoma Humano – Wikipedia, la enciclopedia libre. (n.d.). . Retrieved April 15, 2011, from http://es.wikipedia.org/wiki/Proyecto_Genoma_Humano#Aspectos_.C3.A9ticos_y_controversia.

Tauer, C. A. (1992). The human significance of the genome project. Midwest medical ethics a publication of the Midwest Bioethics Center, 8(1), 3-12.

Vídeo Foro II: Ética y Moral

Abstracto

En este escrito trataré de forma sencilla (cosa que no prometo), discutir y desarrollar algunos conceptos ya presentados en clase y expuestos por los diferentes autores de las lecturas asignadas.

Será la ética y la moral, además de varias misas sueltas, los temas que dominarán la discusión de este trabajo que ha resultado una aventura intelectual para mí.

La conciencia es un instinto que nos lleva a juzgarnos a la luz de las leyes morales”

KANT, Immanuel

 

“El sentido moral es de gran importancia. Cuando desaparece de una nación, toda la estructura social va hacia el derrumbe”  

Carrel, Alexis

 

Ética y Moral

Breve definición de términos

Creo que sería conveniente que antes de adentrarnos en la discusión de los conceptos “Ética” y “Moral”, definiéramos al menos de forma sencilla lo que estos términos significan. Aun cuando tal tarea parezca redundante pues en clases anteriores ya hemos recorrido por este camino.

Así que me dispensen el pecadillo pero en mi opinión, es lo más conveniente, ya que una vez tengamos el significado de éstos temas, suficientemente claro, será más fácil, el desarrollar los mismos de manera que podamos cumplir con el requerimiento de esta clase.

 

La Ética

En el caso de la ética, tomando prestado algunas ideas y significados de diccionarios filosóficos de varias instituciones reconocidas, podemos llegar a las siguientes conclusiones:

Podríamos decir que es la rama de la filosofía que se encarga de las cuestiones de la moralidad. La palabra “ética”, suele utilizarse indistintamente con “moral” en el sentido de la materia objeto de este estudio, y a veces se usa más estrictamente a los principios morales de una tradición particular, grupo o individuo.(AUDI, 1999)

En muchas ocasiones se confunde estos términos y se haba de ellos como si fueran la misma cosa, como si fueran sinónimos; aunque ciertamente la moralidad de la gente y su ética equivale a lo mismo, hay un uso que restringe la moralidad a sistemas como el de Kant basado en conceptos como deber y obligación de principios de conducta, reservándose ética para el enfoque más aristotélico de razonamiento práctico, basado en la noción de una virtud y generalmente evitando las consideraciones “moral” de la separación de otras consideraciones prácticas. (Blackburn, 2008)

Si buscamos un significado más técnico, para eso de no perder el aire académico, podemos decir que la palabra ética proviene del latín ethĭcus, y este del griego θικός, o transcrito a nuestro alfabeto, “êthicos”. Es preciso diferenciar al “êthos”, que significa “carácter” del “ethos”, que significa “costumbre”, pues “ética” se sigue de aquel sentido, y no es éste. Desconocer tal diferencia deriva en la confusión de “ética” y “moral”, pues esta última nace de la voz latina “mos”, que significa costumbre, es decir, lo mismo que “ethos”. Si bien algunos sostienen la equivalencia de ambas doctrinas en lo que a su objeto respecta, es crucial saber que se fundamentan en conceptos muy distintos.  (Grecia, n d)

Ahora, si nos atrevemos a ampliar un poco más la búsqueda y nos movemos un poco a la derecha por el camino teológico, encontraremos algunas definiciones un tanto parecidas a la de los diccionarios seculares.

Un caso de esto es el “Diccionario Bíblico de la Misión”, que define el término ética como el estudio crítico de la moralidad y de las opciones morales. Descansa sobre la presuposición de que el ser humano es libre y responsable. Está interesada en todas sus decisiones, opciones y evaluaciones. Tradicionalmente analiza dos conceptos fundamentales: lo correcto y lo bueno. El primero incluye las nociones de deber, la ley moral e imperativos; el segundo incluye la idea de bienes y fines a ser propuestos o alcanzados. La ética es una disciplina normativa en el sentido de que está interesada en cuáles son las metas que deben buscar las personas y cuáles deben ser sus motivaciones (Deiros, 1997)

 

La Moral

Bueno, ¿y qué de la moral?. ¿Qué tenemos que decir de ella? Como parte de este intento de definir los conceptos básicos y principales, antes de comenzar a adentrarnos en la discusión del material, empezaré diciendo que la moralidad, a grandes rasgos también, puede verse como la colección de creencias de lo que constituye una buena vida.

En la mayor parte de la historia humana, las religiones han proporcionado visiones y reglamentos para una vida ideal; la moralidad se confunde a menudo con los preceptos religiosos. En comunidades seculares, estilos de vida, que representan la concepción de un individuo de la buena vida, a menudo se describen en términos de “moral”. Los individuos a veces sienten que hacer una elección de vida adecuada invoca una verdadera moral, y que los códigos de conducta aceptados dentro la comunidad son fundamentalmente morales, incluso cuando esos códigos desvían de los principios sociales más generales.

Si tomamos algunos conceptos prestados del diccionario de la Real Academia Española, podemos decir que la “moral” es un campo perteneciente o relativo a las acciones o caracteres de las personas desde el punto de vista de la bondad y la malicia.

Creo que es pertinente que para esta discusión, y quizás mucho más para futuras, tengamos claro aquellos sentimientos morales que son fundamentales y representan un elemento clave de nuestro aparato moral humano, que influyen en la relación entre las normas morales y comportamiento moral  (Tangney, Stuewig, & Mashek, 2007)

Estos son los siguientes:

  1. La vanidad, cuyos componentes son: el amor propio en forma positiva y exaltativa; la simpatía.
  2. El pudor, cuyos elementos son: también el amor propio.
  3. La circunspección, llamada también prudencia.
  4. La benevolencia, forma positiva del altruismo y cuyos impulsos elementales es la simpatía nos hacen aproximar a nuestros semejantes, iniciándonos en esa atracción desde el hogar, mediante los efectos filiales y fraternales, y el juego que, proporcionando goces elevados, cuando es beneficioso al prójimo, no tarda en convertirse en habitual.
  5. La compasión, sentimiento gemelo de la benevolencia, producida por el reflejo de asimilación de los sentimientos ajenos.
  6. La justicia, forma negativa del altruismo:

(“Ética, Moral y Axiología,” n d)

Así que básicamente la moral está por encima de cualquier sentimiento físico, y la moral la establece un ente superior o de autoridad. Por ejemplo en el caso de occidente, la mayoría de los códigos morales tienen su origen en la moral judeocristiana, siendo DIOS el ente superior que los establece. En otros casos es el estado, la cultura y o el líder quien establece esa serie de costumbres y normas que se establecen como morales y tiene en última instancia la función de calificar lo que es bueno o malo.

Una “ñapita”: La Libertad

Bueno ahora a riesgo de colmar la paciencia de algunos, en especial de aquellos que tiene la tarea de evaluar este trabajo. Me he tomado la libertad de añadir la definición de otro concepto que, dado a las lecturas asignadas, creo es necesario que se defina aunque sea someramente en este trabajo.

Así que repitiendo nuevamente el ejercicio de tomar prestados algunos conceptos e ideas de otras personas que saben mucho más que yo en estos menesteres prosigo con la discusión de este concepto que es la libertad

. Probablemente no hay  palabra en el diccionario, ya sea científica, filosófica o no técnicos, que tenga muchos significados diferentes como el término “libertad”(García Máynez, 1943),  pero podemos decir que básicamente la libertad es un concepto en filosofía que identifica la condición en que los seres humanos son capaces de gobernarse a sí mismo, a comportarse de acuerdo con su propia voluntad y asumir la responsabilidad de sus acciones. Existen diversas concepciones de la libertad que articulan la relación de los individuos a la sociedad de diferentes maneras, incluso algunos que se refieren a la vida bajo un “contrato social” o a la existencia de un “estado de naturaleza”, y algunos que consideran el ejercicio activo de la libertad y los derechos esenciales a la libertad.

Las opiniones en cuanto a lo que constituye la libertad pueden variar ampliamente, pero generalmente se pueden clasificar como “libertad positiva” y “libertad negativa”. Libertad positiva afirma que la libertad se encuentra en capacidad de una persona para ejercer injerencia, particularmente en el sentido de tener el poder y recursos para llevar a cabo su propia voluntad, sin ser inhibida por las inhibiciones estructurales de la sociedad como el racismo, clasismo o sexismo. En el sentido negativo, uno se considera libre en la medida en que ninguna persona interfiere con su actividad. De acuerdo con Thomas Hobbes, por ejemplo, “es un hombre libre que… no se vea obstaculizado a hacer lo que tiene la voluntad para hacer.” (Riddehough, 1958)

Ahora podemos nuevamente definir de una manera más técnica este concepto como que libertad es la plenitud y normalidad del poder de resolverse en virtud de una deliberación y de obrar en el sentido de una determinación nacida del discernimiento.

Lecturas y Video foro

Bueno ahora que tenemos estos conceptos un tanto aclarados, (aunque creo que se me paso un poco la mano), ya podemos entrar en la discusión de las diferentes y refrescantes  lecturas asignadas en la clase.

Así que dejando ya las adulaciones (es broma realmente me encantaron las lecturas), vamos a lo que vinimos.

 

“La Ética y su relación con otras disciplinas de las Ciencias Humanas”

En su trabajo, López Sierra nos lleva en un breve recorrido sobre las distintas disciplinas en las cuales la ética se relaciona. Esto sin antes definir a su modo el concepto ética (claro que no se tomo 2 páginas como yo… “sorry”).

Me gusta mucho en la forma sincretizada en la nos habla de la función de la ética, que lo que trata es darle una explicación la conducta moral.

Si bien ahora conjugo las diferentes ideas y definiciones que presenté al principio, podría decir que la ética es la reflexión de la moral y sus asuntos. Así que cuando llevamos esta conclusión a las distintas disciplinas que existen, como lo ha hecho López Sierra en su escrito, concluiremos que la ética de las diferentes profesiones, trabajos o disciplinas, simplemente lo que buscan es la regulación de la misma.

Así que, la “Ética de la Psicología” lo que busca es regular la conducta y el proceder de sus practicantes (psicólogos, psiquiatras y loqueros), en esta disciplina basándose en los conceptos aplicables del bien o el mal.

Bueno hemos visto como la ética ayuda a la psicología, pero ¿Cómo es que la psicología contribuye en el campo de la ética? Según el autor, la psicología  ayuda a la ética a establecer la importancia de las leyes que rigen la motivación interna de la conducta del individuo, así como al mostrar la estructura del carácter de la personalidad”.

Así que cada campo contribuye a la ética con la misma fuerza en la que esto los ayuda a regularse, guiarse y definir sus procesos de investigación.

Como vimos en el escrito de López Sierra, la ética nutre y se nutre de los diferentes campos del saber, como lo son la economía, la sociología, el derecho, y por supuesto la psicología, que ha sido, la disciplina a la cual le he prestado más atención en este trabajo.

 

“Ética para Amador”

De las tres lecturas asignadas ha sido ésta de Fernando Savater, la más interesante, y más que nada refrescante (además de ser la más extensa…pero valió la pena).  Aunque honestamente  no concuerdo del todo con lo que dice, y difiero con varios de sus pensamientos tengo que reconocer que me ha ayudado a entender uno que otro asuntito que hasta ahora me traían loco.

Dentro de todo lo que nos presenta Savater en su escrito, una de las cosas que más me llamó la atención, y que es la única que discutiré en este trabajo (ya que voy por la página número 10 y este trabajo se supone que sea de 5 solamente), es su explicación de los “motivos” que son aquellos que guían nuestra conducta en una u otra dirección.

En mi opinión, si evaluamos cada una de nuestras decisiones y acciones, contraponiéndolas con estos tres motivos, podremos entender mejor, o dicho de otra manera, podremos entender sinceramente nuestra conducta ética, moral y demás.

Entonces hago el ejercicio y cuestiono mis acciones, empezando digamos con mi decisión de volver a estudiar, y me pregunto:  ¿Lo hago porque me lo ordenaron? ¿Existe alguna presión en mi familia, social o por parte de alguien que ejerza autoridad sobre mí por la cual decidí estudiar?

Ahora sigo con el siguiente motivo ¿Estudio en la universidad  porque es costumbre hacerlo, como mis padres lo hicieron y los padres de mis padres también, por eso lo hago o porque todos lo hacen y así siempre se ha hecho?.

Y por ultimo me pregunto: ¿O simplemente todo esto es un mero capricho que por más ni más me levante y me dio la gana de ir, sin pensar si tengo el tiempo, el dinero y la facilidad de hacerlo? ¿Fue acaso un simple impulso visceral, un simple capricho?

Esta forma de cuestionar y evaluar nuestra conducta es una de las cosas que he adquirido de esta lectura, esta visión es al menos lo que pude interpretar del mensaje del autor.

Ahora claro, que otras ideas y preceptos que Savater ha expuesto en este trabajo, son importante y cautivan mi interés. La conclusión de que hay varios tipos de bien y no sólo uno,  además del tema de la libertad que la vemos representada con la propuesta de  “Has lo que Quieras”, aunque por un lado la idea de Gargantúa me parezca un tanto utópica y poco probable con lo viciado que estamos los humanos. La forma  novel en que el autor nos la presenta me resulta más viable y real. Para el autor “Haz lo que quieras” no es más que una forma de decirte que te tomes en serio el problema de nuestra libertad, nadie puede librarnos de la responsabilidad de escoger nuestro camino, concluye el autor.

 

Video Foro II

Como ultima parte de este trabajo, evaluaré el video “Ética y Moral” de Guerrom, haciendo uso de las libertades que me brinda el procesos de reflexión y a riesgo de sonar como crítico cinematográfico de Hollywood, opino que el video más allá de unas definiciones de unos conceptos que de cierta forma podríamos aplicar a la clase (Verdad, justicia, libertad, responsabilidad), y unas pequeñas reflexiones, éste con toda sinceridad me resultó vano. La mezcla de imágenes no me parece acertada, no dicen nada. Hay ocasiones que no basta con poner fotos y ya en estos trabajos… se necesita sustancia. Pero echando a perder se aprende, diría un buen amigo mío.

Claro que hay que ser justos y reconocer que en el momento en que observé el video, el mismo no tenia audio, ya que no contaba con la autorización de “EMI” para utilizar esa canción (Casas disqueras, canallas), así que quizás eso afecto grandemente la magia del mismo.

Además, cuando vi el video, fue tiempo después de haber terminado de leer las lecturas asignadas, en especial la de Savater que me había elevado a otro nivel,  así que mi nivel de expectación quizás estaba muy alto,  haciéndome mas exigente.

Pero dejando ya el sombrero de crítico de cine a un lado, me dirijo a evaluar la sustancia del video.  En apenas un poco más de tres minutos y medio el autor trata de darnos el significado de  algunos conceptos que tiene que ver con la triada que según él han sido los abordados por las ciencias sociales. Estos valores son los valores objetivos de la realidad social, lo valores socialmente instituidos y los valores de la conciencia.

A última instancia somos simplemente polvo y polvo nada más, esto nos dice el autor. Claro que no veo esto último como una visión pesimista del autor sino un modo de advertencia para que hagamos las cosas de una manera correcta, de manera que nuestros hechos dejen una huella en este mundo, mientras este  exista, y que esa huella perdure  aún cuando nosotros nos hayamos hecho polvo.

“El peligro de nuestra época está en que hay escritores que creen, de buena fe, que defender el amoralismo, la apatía, la ley de la jungla o el arte infernal, es signo de valentía.”  MAUROIS, André

Biografia

AUDI, R. (Ed.). (1999). Cambridge Dictionary of Philosophy’ (2nd ed., p. 285). CAMBRIDGE UNIVERSITY PRESS.

Blackburn, S. (2008). Oxford Dictionary of philosophy (2nd ed., p. 240). Oxford University Press.

Deiros, P. (1997). Diccionario Hispano-americano de la mision. Argentina: COMIBAM Internacional.

García Máynez, E. (1943). Liberty as Right and Liberty as Power. Philosophy and Phenomenology Research, 4(2), 155-164.

Grecia, A. (n.d.). ÉTICA Definición y objeto. Ética. Retrieved from http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89tica.

Riddehough, G. B. (1958). Thomas Hobbes. Phoenix Usa, 12(2), 58. Campus Verlag. doi: 10.2307/1086521.

Tangney, J. P., Stuewig, J., & Mashek, D. J. (2007). Moral Emotions and Moral Behavior. Annual Review of Psychology, 58(1), 345-72. doi: 10.1146/annurev.psych.56.091103.070145.

Ética, Moral y Axiología. (n.d.). . Retrieved April 7, 2011, from http://www.monografias.com/trabajos15/etica-axiologia/etica-axiologia.shtml.