¿Por qué un cristiano debe estudiar Teología?

Excelente artículo

Descubriendo la Verdad

esencialesNo es algo poco común en la actualidad que la gente cuestione la importancia de estudiar teología. Algunos cristianos afirman que ellos solo quieren escuchar sermones prácticos, no sermones que enseñan teología. (¿No se dan cuenta que la ética bíblica se deriva de la teología bíblica?) Otros afirman que la teología divide, de modo que concluyen en que toda la teología es perjudicial. Debido a tales actitudes, autoridades reconocidas en el crecimiento de la iglesia les advierten a los pastores a evitar enseñar doctrina. No obstante, debemos preguntar, ¿es este un enfoque bíblico? ¿Existen razones por las cuales debiésemos estudiar teología? me gustaría sugerir varias razones por las cuales es imperativo que los cristianos estudien teología cristiana y ortodoxa.

Ver la entrada original 2.417 palabras más

Let’s Get Our Theological Priorities Straight

Luke Stamps|10:00 PM CT

Get your priorities straight. This is true in the realm of Christian doctrine, just as it is anywhere else in life. Doctrinal prioritization has a strong pedigree. Jesus himself placed priority on the two great commandments: love God and love your neighbor (Matthew 22:36-40). The apostle Paul placed priority on the gospel proclamation of Jesus’ death, burial, and resurrection—the message he considered to be “of first importance” (1 Corinthians 15:3). And so all theologians must prioritize. Certain doctrines have greater significance than others for the whole of Christian theology. The deity of Christ is more consequential for the Christian faith than the timing of the millennium. The latter is still important, but it is not “of first importance,” to borrow the apostle’s phrase.

But how do we get our doctrinal priorities straight? How do we know when to place special priority on a particular doctrine and when to avoid overstating the significance of another? Several years ago Albert Mohler proposed a helpful typology for sorting our doctrinal priorities. His “theological triage” suggests three levels of Christian doctrine we ought to distinguish. First-level issues are essential to the Christian faith—issues that separate Christians from non-Christians—such as the Trinity or the deity of Christ. Second-level issues may not define the Christian faith but have such significance for the organization and function of the church that they still separate Christians into distinct churches and denominations. The mode of baptism and the ordination of women might fall into this second category. Finally, Christians may disagree over third-level issues and yet still work peaceably with one another even in the same churches and denominations. Millennial debates would fall into this third level. Mohler’s theological triage helpfully provides the categories necessary for maintaining charitable relationships with like-minded believers (say, fellow evangelicals) without diminishing the importance of denominational distinctives, such as baptism or church polity.

Derivative Significance

In a different context, Jesuit theologian Edward T. Oakes has suggested another helpful way that we might go about the business of doctrinal prioritization. Speaking of the distinctions within Roman Catholic dogma, Oakes writes,

The church has long recognized that she speaks with different levels of authority and addresses issues of greater and lesser moment. Indeed the very truths she seeks both to propound and to defend are themselves arranged according to a certain hierarchy, with some doctrines of greater significance (among which would of course include Christology) and others not so much of lesser significance but ones that gain their force, so to speak, by their relation to the truths of greater moment. Of course, truths that are implications of “higher truths” are not less true; rather, they gain their truth-value from their relation (as implications) to more fundamental doctrines.

One need not embrace Oakes’s understanding of the Roman Catholic Magisterium in order to appreciate his point. Doctrinal truths of “greater moment” are integral—that is, non-derivative. Or, to switch from a mathematical to an artistic metaphor, certain doctrines are primary colors in the theological palette. Doctrines of “lesser moment” are not “less true” but derive their significance from their relation to the primary doctrines.

Cooperation with Integrity

This framework might prove useful as we consider how to engage in transdenominational ventures (like The Gospel Coalition) without surrendering the integrity of our denominational distinctives. This framework—call it the “derivative framework”—allows us, for instance, to affirm baptism as a gospel issue, without equating baptism with the gospel itself. Both Baptists and paedobaptists connect their understanding of baptism to their understanding of the gospel. Baptists believe their practice of believers’ baptism more faithfully preserves the necessity of regeneration and conversion in the life of every individual, including those reared by Christian parents. Paedobaptists, on the other hand, believe their practice of infant baptism more faithfully communicates God’s gracious initiative in the salvation of his covenant people. Both connect the ordinance to the gospel but from different angles and for different reasons. So both affirm the gospel-significance of baptism without equating it with the gospel itself. The gospel is integral to the Christian faith. Sacramental particulars are derivative—not unimportant, but derivative nonetheless.

We might also apply this derivative framework to issues within our own denominations. For example, Southern Baptist debates over Calvinism need not threaten the denomination’s missional cooperation. Calvinists and non-Calvinists can gladly join forces under the banner of their confessional document—the Baptist Faith and Message 2000—for the purpose of world evangelization. But this cooperation does not make their conflicting soteriological viewpoints unimportant or—and this is the important point—unrelated to the gospel. Calvinists believe that irresistible grace is a gospel issue; in their view, the gospel will have no success among the unreached peoples of the world without God’s effectual call. Likewise, non-Calvinists believe that resistible grace is a gospel issue; in their view, the gospel requires a (libertarianly) free choice of faith and repentance on the part of its hearers. Again, both connect their respective views to the gospel, but hopefully they do so without equating these soteriological particulars with the gospel itself. Oakes’s derivative framework might help them avoid such a misstep.

In the end, we all set priorities, including doctrinal priorities. Learning to distinguish between integral issues and derivative issues would go a long way in helping us to preserve our denominational and ecclesial integrity even as we gladly cooperate in certain ventures with fellow believers who may arrive at different conclusions.

Luke Stamps is a PhD student in systematic theology at The Southern Baptist Theological Seminary in Louisville, Kentucky. Previously he served as a pastor in Kentucky. He is a member of Clifton Baptist Church and lives in Louisville with his wife and three children.

 

http://thegospelcoalition.org/blogs/tgc/2012/06/04/lets-get-our-theological-priorities-straight/

Let.

Ética y Moral

Abstracto

En este escrito trataré de forma sencilla (cosa que no prometo), discutir y desarrollar algunos conceptos ya presentados en clase y expuestos por los diferentes autores de las lecturas asignadas.

Será la ética y la moral, además de varias misas sueltas, los temas que dominarán la discusión de este trabajo que ha resultado una aventura intelectual para mí.

“La conciencia es un instinto que nos lleva a juzgarnos a la luz de las leyes morales”  KANT, Immanuel

Ética y Moral

Breve definición de términos

Creo que sería conveniente que antes de adentrarnos en la discusión de los conceptos “Ética” y “Moral”, definiéramos al menos de forma sencilla lo que estos términos significan. Aun cuando tal tarea parezca redundante pues en clases anteriores ya hemos recorrido por este camino.

Así que me dispensen el pecadillo pero en mi opinión, es lo más conveniente, ya que una vez tengamos el significado de éstos temas, suficientemente claro, será más fácil, el desarrollar los mismos de manera que podamos cumplir con el requerimiento de esta clase.

La Ética

En el caso de la ética, tomando prestado algunas ideas y significados de diccionarios filosóficos de varias instituciones reconocidas, podemos llegar a las siguientes conclusiones:

Podríamos decir que es la rama de la filosofía que se encarga de las cuestiones de la moralidad. La palabra “ética”, suele utilizarse indistintamente con “moral” en el sentido de la materia objeto de este estudio, y a veces se usa más estrictamente a los principios morales de una tradición particular, grupo o individuo.(AUDI, 1999)

En muchas ocasiones se confunde estos términos y se haba de ellos como si fueran la misma cosa, como si fueran sinónimos; aunque ciertamente la moralidad de la gente y su ética equivale a lo mismo, hay un uso que restringe la moralidad a sistemas como el de Kant basado en conceptos como deber y obligación de principios de conducta, reservándose ética para el enfoque más aristotélico de razonamiento práctico, basado en la noción de una virtud y generalmente evitando las consideraciones “moral” de la separación de otras consideraciones prácticas. (Blackburn, 2008)

Si buscamos un significado más técnico, para eso de no perder el aire académico, podemos decir que la palabra ética proviene del latín ethĭcus, y este del griego θικός, o transcrito a nuestro alfabeto, “êthicos”. Es preciso diferenciar al “êthos”, que significa “carácter” del “ethos”, que significa “costumbre”, pues “ética” se sigue de aquel sentido, y no es éste. Desconocer tal diferencia deriva en la confusión de “ética” y “moral”, pues esta última nace de la voz latina “mos”, que significa costumbre, es decir, lo mismo que “ethos”. Si bien algunos sostienen la equivalencia de ambas doctrinas en lo que a su objeto respecta, es crucial saber que se fundamentan en conceptos muy distintos.  (Grecia, n d)

Ahora, si nos atrevemos a ampliar un poco más la búsqueda y nos movemos un poco a la derecha por el camino teológico, encontraremos algunas definiciones un tanto parecidas a la de los diccionarios seculares.

Un caso de esto es el “Diccionario Bíblico de la Misión”, que define el término ética como el estudio crítico de la moralidad y de las opciones morales. Descansa sobre la presuposición de que el ser humano es libre y responsable. Está interesada en todas sus decisiones, opciones y evaluaciones. Tradicionalmente analiza dos conceptos fundamentales: lo correcto y lo bueno. El primero incluye las nociones de deber, la ley moral e imperativos; el segundo incluye la idea de bienes y fines a ser propuestos o alcanzados. La ética es una disciplina normativa en el sentido de que está interesada en cuáles son las metas que deben buscar las personas y cuáles deben ser sus motivaciones (Deiros, 1997)

La Moral

Bueno, ¿y qué de la moral?. ¿Qué tenemos que decir de ella? Como parte de este intento de definir los conceptos básicos y principales, antes de comenzar a adentrarnos en la discusión del material, empezaré diciendo que la moralidad, a grandes rasgos también, puede verse como la colección de creencias de lo que constituye una buena vida.

En la mayor parte de la historia humana, las religiones han proporcionado visiones y reglamentos para una vida ideal; la moralidad se confunde a menudo con los preceptos religiosos. En comunidades seculares, estilos de vida, que representan la concepción de un individuo de la buena vida, a menudo se describen en términos de “moral”. Los individuos a veces sienten que hacer una elección de vida adecuada invoca una verdadera moral, y que los códigos de conducta aceptados dentro la comunidad son fundamentalmente morales, incluso cuando esos códigos desvían de los principios sociales más generales.

Si tomamos algunos conceptos prestados del diccionario de la Real Academia Española, podemos decir que la “moral” es un campo perteneciente o relativo a las acciones o caracteres de las personas desde el punto de vista de la bondad y la malicia.

Creo que es pertinente que para esta discusión, y quizás mucho más para futuras, tengamos claro aquellos sentimientos morales que son fundamentales y representan un elemento clave de nuestro aparato moral humano, que influyen en la relación entre las normas morales y comportamiento moral  (Tangney, Stuewig, & Mashek, 2007)

Estos son los siguientes:

  1. La vanidad, cuyos componentes son: el amor propio en forma positiva y exaltativa; la simpatía.
  2. El pudor, cuyos elementos son: también el amor propio.
  3. La circunspección, llamada también prudencia.
  4. La benevolencia, forma positiva del altruismo y cuyos impulsos elementales es la simpatía nos hacen aproximar a nuestros semejantes, iniciándonos en esa atracción desde el hogar, mediante los efectos filiales y fraternales, y el juego que, proporcionando goces elevados, cuando es beneficioso al prójimo, no tarda en convertirse en habitual.
  5. La compasión, sentimiento gemelo de la benevolencia, producida por el reflejo de asimilación de los sentimientos ajenos.
  6. La justicia, forma negativa del altruismo:

(“Ética, Moral y Axiología,” n d)

Así que básicamente la moral está por encima de cualquier sentimiento físico, y la moral la establece un ente superior o de autoridad. Por ejemplo en el caso de occidente, la mayoría de los códigos morales tienen su origen en la moral judeocristiana, siendo DIOS el ente superior que los establece. En otros casos es el estado, la cultura y o el líder quien establece esa serie de costumbres y normas que se establecen como morales y tiene en última instancia la función de calificar lo que es bueno o malo.

Una “ñapita”: La Libertad

Bueno ahora a riesgo de colmar la paciencia de algunos, en especial de aquellos que tiene la tarea de evaluar este trabajo. Me he tomado la libertad de añadir la definición de otro concepto que, dado a las lecturas asignadas, creo es necesario que se defina aunque sea someramente en este trabajo.

Así que repitiendo nuevamente el ejercicio de tomar prestados algunos conceptos e ideas de otras personas que saben mucho más que yo en estos menesteres prosigo con la discusión de este concepto que es la libertad

. Probablemente no hay  palabra en el diccionario, ya sea científica, filosófica o no técnicos, que tenga muchos significados diferentes como el término “libertad”(García Máynez, 1943),  pero podemos decir que básicamente la libertad es un concepto en filosofía que identifica la condición en que los seres humanos son capaces de gobernarse a sí mismo, a comportarse de acuerdo con su propia voluntad y asumir la responsabilidad de sus acciones. Existen diversas concepciones de la libertad que articulan la relación de los individuos a la sociedad de diferentes maneras, incluso algunos que se refieren a la vida bajo un “contrato social” o a la existencia de un “estado de naturaleza”, y algunos que consideran el ejercicio activo de la libertad y los derechos esenciales a la libertad.

Las opiniones en cuanto a lo que constituye la libertad pueden variar ampliamente, pero generalmente se pueden clasificar como “libertad positiva” y “libertad negativa”. Libertad positiva afirma que la libertad se encuentra en capacidad de una persona para ejercer injerencia, particularmente en el sentido de tener el poder y recursos para llevar a cabo su propia voluntad, sin ser inhibida por las inhibiciones estructurales de la sociedad como el racismo, clasismo o sexismo. En el sentido negativo, uno se considera libre en la medida en que ninguna persona interfiere con su actividad. De acuerdo con Thomas Hobbes, por ejemplo, “es un hombre libre que… no se vea obstaculizado a hacer lo que tiene la voluntad para hacer.” (Riddehough, 1958)

Ahora podemos nuevamente definir de una manera más técnica este concepto como que libertad es la plenitud y normalidad del poder de resolverse en virtud de una deliberación y de obrar en el sentido de una determinación nacida del discernimiento.

Lecturas y Video foro

Bueno ahora que tenemos estos conceptos un tanto aclarados, (aunque creo que se me paso un poco la mano), ya podemos entrar en la discusión de las diferentes y refrescantes  lecturas asignadas en la clase.

Así que dejando ya las adulaciones (es broma realmente me encantaron las lecturas), vamos a lo que vinimos.

“La Ética y su relación con otras disciplinas de las Ciencias Humanas”

En su trabajo, López Sierra nos lleva en un breve recorrido sobre las distintas disciplinas en las cuales la ética se relaciona. Esto sin antes definir a su modo el concepto ética (claro que no se tomo 2 páginas como yo… “sorry”).

Me gusta mucho en la forma sincretizada en la nos habla de la función de la ética, que lo que trata es darle una explicación la conducta moral.

Si bien ahora conjugo las diferentes ideas y definiciones que presenté al principio, podría decir que la ética es la reflexión de la moral y sus asuntos. Así que cuando llevamos esta conclusión a las distintas disciplinas que existen, como lo ha hecho López Sierra en su escrito, concluiremos que la ética de las diferentes profesiones, trabajos o disciplinas, simplemente lo que buscan es la regulación de la misma.

Así que, la “Ética de la Psicología” lo que busca es regular la conducta y el proceder de sus practicantes (psicólogos, psiquiatras y loqueros), en esta disciplina basándose en los conceptos aplicables del bien o el mal.

Bueno hemos visto como la ética ayuda a la psicología, pero ¿Cómo es que la psicología contribuye en el campo de la ética? Según el autor, la psicología  ayuda a la ética a establecer la importancia de las leyes que rigen la motivación interna de la conducta del individuo, así como al mostrar la estructura del carácter de la personalidad”.

Así que cada campo contribuye a la ética con la misma fuerza en la que esto los ayuda a regularse, guiarse y definir sus procesos de investigación.

Como vimos en el escrito de López Sierra, la ética nutre y se nutre de los diferentes campos del saber, como lo son la economía, la sociología, el derecho, y por supuesto la psicología, que ha sido, la disciplina a la cual le he prestado más atención en este trabajo.

biografia

AUDI, R. (Ed.). (1999). Cambridge Dictionary of Philosophy’ (2nd ed., p. 285). CAMBRIDGE UNIVERSITY PRESS.

Blackburn, S. (2008). Oxford Dictionary of philosophy (2nd ed., p. 240). Oxford University Press.

Deiros, P. (1997). Diccionario Hispano-americano de la mision. Argentina: COMIBAM Internacional.

García Máynez, E. (1943). Liberty as Right and Liberty as Power. Philosophy and Phenomenology Research, 4(2), 155-164.

Grecia, A. (n.d.). ÉTICA Definición y objeto. Ética. Retrieved from http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89tica.

Riddehough, G. B. (1958). Thomas Hobbes. Phoenix Usa, 12(2), 58. Campus Verlag. doi: 10.2307/1086521.

Tangney, J. P., Stuewig, J., & Mashek, D. J. (2007). Moral Emotions and Moral Behavior. Annual Review of Psychology, 58(1), 345-72. doi: 10.1146/annurev.psych.56.091103.070145.

Ética, Moral y Axiología. (n.d.). . Retrieved April 7, 2011, from http://www.monografias.com/trabajos15/etica-axiologia/etica-axiologia.shtml.

El Proyecto del Genoma Humano y el Obrar Humano

Es indudable la gran aportación que las ciencias naturales han hecho a nuestras vidas y a nuestra sociedad. Los adelantos tecnológicos, médicos, científicos, entre otros, que se han logrado a través de investigaciones, estudios y experimentaciones en estas disciplinas, ciertamente han mejorado en muchos aspectos nuestra calidad de vida. Pero como se era de esperar, estos grandes adelantos y beneficios vienen acompañados de grandes responsabilidades.

Uno de esos descubrimientos y logros de las ciencias naturales lo es la codificación del genoma humano. Si bien ha sido uno de los más grandes avances de este naciente siglo, éste también ha sido eje de controversia.

Creo que sería conveniente que antes de entrar en los detalles que nos competen en esta discusión, acerca de nuestro obrar humano, referente a este descubrimiento científico, debemos tan siquiera explicar que es este gran descubrimiento y sus repercusiones positivas a nuestra sociedad.

El proyecto del Genoma Humano (conocido por sus siglas en inglés como HGP) es un proyecto internacional de investigación científica con el principal objetivo de determinar la secuencia de químicos bases pares de ADN y para identificar y trazar aproximadamente 20,000 genes del genoma humano desde un punto de vista físico y funcional.

Dotado con $90.000 millones de dólares, fue fundado en 1990 en el Departamento de Energía y los Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos, bajo la dirección de James D. Watson, con un plazo de realización de 15 años. Debido a la amplia colaboración internacional, a los avances en el campo de la genómica, así como los avances en la tecnología computacional, un borrador inicial del genoma fue terminado en el año 2001 (anunciado conjuntamente por el ex-presidente Bill Clinton y el ex-primer ministro británico Tony Blair el 26 de junio de 2001), finalmente el genoma completo fue presentado en abril del 2003, dos años antes de lo esperado. Un proyecto paralelo se realizó fuera del gobierno por parte de la Corporación Celera. La mayoría de la secuenciación se realizó en las universidades y centros de investigación de los Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y Gran Bretaña. (“Proyecto Genoma Humano – Wikipedia, la enciclopedia libre,” n d)

¿Ahora qué con este rollo? ¿Qué aportaciones y qué beneficios obtendremos de este descubrimiento? Según los expertos, el conocer la secuencia completa del genoma humano puede tener mucha relevancia en cuanto a los estudios de biomedicina y genética clínica, desarrollando el conocimiento de enfermedades poco estudiadas, nuevas medicinas y diagnósticos más fiables y rápidos. (“Proyecto Genoma Humano – Wikipedia, la enciclopedia libre,” n d)

Sin embargo descubrir toda la secuencia génica de un organismo no nos permite conocer su genotipo. Como consecuencia, la ciencia de la genómica no podría hacerse cargo en la actualidad de todos los problemas éticos y sociales que ya están empezando a ser debatidos. Por eso el HGP necesita una regulación legislativa relativa al uso del conocimiento de la secuencia genómica, pero no tendría por qué ser un impedimento en su desarrollo, ya que el saber en sí, es inofensivo. (“Proyecto Genoma Humano – Wikipedia, la enciclopedia libre,” n d)

Sin lugar a dudas, este gran descubrimiento podrá brindarnos unas herramientas para la detección temprana de ciertos problemas o padecimientos físicos y médicos. En teoría podremos saber de antemano el color de cabello que nuestros hijos tendrán antes de su concepción, mas importante aún podremos conocer que enfermedades o defectos sufrirán.

Ahora poder conocer de antemano esta información trae consigo una gran responsabilidad. ¿Quién manejará esta información? ¿Quién la controlará? ¿Qué usos se le darán? ¿Y  hasta dónde es correcto intervenir para corregir esos defectos? Éstas son algunas pocas interrogantes que surgen a raíz de este proyecto, y es aquí que es necesario un aparato regulador que establezca los parámetros éticos y morales que puedan regular el mismo.

Ahora, ¿cuáles serían aquellas áreas grises que opacan la brillantez de este proyecto? ¿Cuáles serían los posibles problemas y las objeciones al respecto? A continuación mostraremos algunas de ellas.

Una de las principales críticas de la HGP (siglas en ingles) son similares a las planteadas contra otros proyectos de “mega-ciencia”, como la estación espacial o el súper colisionador de átomos. Simplemente el alto costo de estos proyectos no está justificado. (“About the Human Genome Project,8221” n d), en especial en esta crisis fiscal y económica que atraviesa el país. No sería mejor utilizar esos recursos para atender la pobreza extrema en la que muchas personas sufren aún dentro de países súper desarrollados como el nuestro (USA), donde la cantidad de personas que viven en la calle es alarmante. Y que tal utilizar ese dinero para mejorar el sistema educativo del país.

La noción de que la investigación del genoma humano es súper beneficiosa, se basa en la suposición de que los científicos y los médicos conocerán más aún las raíces genéticas de los seres humanos “normales”, “sanos”, y en la medida que conozcan mejor esto se puede predecir, tratar y corregir las desviaciones.

Pero varias preguntas surgen inmediatamente de estos argumentos: ¿Cómo y por quién serán  definidos estos estándares de “normalidad” y “salud”? ¿Cómo y por quien estas “desviaciones” serán diagnosticadas, clasificadas, y juzgadas? ¿Qué decisiones y acciones pueden y deben tomarse en respuesta a diagnósticos? ¿Quién hace estas decisiones?

Este tipo de proyecto se puede prestar para así buscar comparar las diferentes razas si así se les puede llamar, determinando que grupos tienen menor cantidad de defectos genéticos o cuales tienen mejores características genéticas positivas. Esto, sin duda, patentizaría el complejo de superioridad de aquellos que resulten favorecidos por estas evaluaciones y perpetuara el concepto de razas superiores e inferiores.

Otro punto que en mi opinión es bien peligroso es el siguiente: Si asumimos la hipótesis de que algunas desviaciones de comportamiento puede ser el resultado de la influencia genética, es decir que debido a fallas en nuestra composición genética tengamos tendencias a ciertos comportamientos negativos, esta presunción conduce a un conjunto de graves dilemas.

Según Carol Tauer, “el proyecto genoma humano lleva una dramática metáfora: la noción de que nuestros genes son el programa que determina quiénes somos” (Tauer, 1992) Si de hecho, los seres humano son el resultado de sus genes, entonces; ¿Cómo pueden ser encontrados moralmente y legalmente responsable por sus tendencias, opciones y actos?

Tendríamos las cortes llenas de apelaciones a sentencias y veredictos previos de culpabilidad por personas que alegarían que por culpa de su mala herencia genética es que cometieron los actos que cometieron. Este punto dejaría a un lado la responsabilidad que todos tenemos por los actos que cometemos y las decisiones que tomamos.  Además algo más preocupante, proporcionará estos nuevos conocimientos el último criterio por el que se va a medir la naturaleza, ¿significado y valor de la vida humana?

Las respuestas a estas preguntas pueden tener un profundo efecto en muchas decisiones personales, sociales y prácticas. Este conocimiento llevará a una reevaluación y posiblemente revisión de los diagnósticos médico y prácticas terapéuticas;  afectará e influenciara las decisiones  a tomar en el área de paternidad y reproducción.

Relacionado a este aspecto, en casos extremos se podría llegar a regular la natalidad en cierto grupo de personas por no tener una herencia de genes “saludables” o “deseados”, y esto no es algo que sea ajeno a nuestra realidad, porque en situaciones parecidas ya grupos dominantes han experimentado y controlado la reproducción de otros grupos encontrados por estos inferiores.  Esto lo hemos vivido los puertorriqueños en carne propia cuando a mediados del siglo pasado, se experimentó con las famosas pastillas anticonceptivas con las mujeres de nuestra isla. Y no es pura casualidad que la mayoría de los bebes abortados en estados unidos sean afroamericanos y que muchas de las clínicas de aborto se encuentran cerca de comunidades afroamericanas, pero éstas son cuentas de otro rosario, que sólo menciono para mostrar que no sería extraño ni ajeno a nuestra realidad social que esto pasara.

Otras muchas áreas que se afectarían con un mal manejo de esta información podría ser en el área educativa, ya que se podría entonces dedicar mejor esfuerzo y recursos en aquellos sectores poblacionales que genéticamente estén mejor capacitados.

Se podría llegar al extremo de quizás limitar a aquellos que por su disposición genética padecerán en el futuro enfermedades degenerativas que les impida desarrollarse o ser productivos y por tal situación negarle el derecho a estudiar o a prepararse porque no llegarán a desarrollar al máximo ese conocimiento debido a su condición de salud futura.

De esta misma manera las relaciones obrero patronales podrían verse afectadas porque el patrono podría requerir una evaluación genética para así determinar si emplearía o no a cualquier candidato. ¿Creerán que un patrono contrataría a alguien que esta propenso genéticamente a sufrir una lesión o incapacidad que afecte monetariamente a la empresa? Y ni se diga de las compañías de seguros que con la información resultante de una evaluación genética podrían  llegar no ofrecer sus servicios a aquellos que tienen tendencias a enfermedades catastróficas.

Sin duda alguna El Proyecto del Genoma Humano, es uno de los más grandes adelantos y descubrimientos de nuestro siglo. Sus aportaciones científicas y sus posibles beneficios médicos sobrepasan, los problemas que este proyecto puede causar. Sin embargo este proyecto es buen ejemplo de cómo las ciencias naturales con sus aportaciones y descubrimientos pueden añadir una carga genotípica sobre los comportamientos del obrar humano.

Como estos adelantos si no son manejados paralelamente con la guía de un aparato ético regulador, pueden salirse de control y generar mayores inconvenientes.

Por Cesar O Rivera

(Cole-turner & Gibbs, n d)

(JENNIFER COUZIN-FRANKEL, 2011)

(Enserink, 2011)

bibliografia

About the Human Genome Project. (n.d.). . Retrieved April 15, 2011, from http://www.ornl.gov/sci/techresources/Human_Genome/project/about.shtml.

Cole-turner, R., & Gibbs, R. A. (n.d.). What Defi nes Us ? Bringing Genomics and Genetics Back Together. Science, 3-3.

Enserink, M. (2011). Can this DNA sleuth help catch criminals? Science (New York, N.Y.), 331(6019), 838-40. doi: 10.1126/science.331.6019.838.

JENNIFER COUZIN-FRANKEL. (2011). What would you do? SCIENCE, VOL 331, 662-665. Nature Publishing Group. Retrieved April 16, 2011, from http://www.sciencemag.org.

Proyecto Genoma Humano – Wikipedia, la enciclopedia libre. (n.d.). . Retrieved April 15, 2011, from http://es.wikipedia.org/wiki/Proyecto_Genoma_Humano#Aspectos_.C3.A9ticos_y_controversia.

Tauer, C. A. (1992). The human significance of the genome project. Midwest medical ethics a publication of the Midwest Bioethics Center, 8(1), 3-12.

Church needs more Jesus and less motivational speaking | Christian News on Christian Today

 

Photo: Christian Today

Church needs more Jesus and less motivational speaking | Christian News on Christian Today.

The church must put Jesus back at the centre of its message, Agu Irukwu told Baptists last night.

The senior pastor of Jesus House, in London, said some churches were too focused on trying to make Jesus and the cross palatable and acceptable to 21st century society.

“Thank God for advances in theology, thank God for thinkers in the church, thank God for churches that have to be seeker-friendly and all these other nice terms.

“But it seems that the more seeker-friendly we get, the less of Jesus we get so when people come to church they are not sure whether they are in church or at a gathering where someone is giving a motivational speech and the power is not in motivational speaking. The power is in Jesus,” he said.

Irukwu made the comments in an address to the General Assembly of the Baptist Union of Great Britain (BUGB) last night.

Thousands of Baptists from across the UK gathered in London over the weekend for the General Assembly, which also celebrated 400 years since the founding of the first British Baptist church.

The weekend was spent trying to discern God’s vision for the church going forward.

Irukwu, whose church belongs to the Redeemed Christian Church of God (RCCG), said the template for the future could be found in the past, in the early church.

The early Christians, he said, understood complete submission to the Holy Spirit and were not ashamed of the Gospel.

“We are not called to convince. We are called to declare and proclaim. Let the Holy Spirit do the work of convincing. We are just called to declare and proclaim,” he said to applause.

Reflecting on the source of the early church’s phenomenal growth, Irukwu said they were a community of grace and power.

He pointed to their lifestyle of prayer and the way in which they were completely united in the task of sharing the Gospel.

“They prayed for everything and about everything. They actually believed that God answers prayers.

“Maybe if the church in the United Kingdom became a praying church again, we would see a move of the Spirit of God.

“I dare say that we are a lot more in number than they were and if we can get ourselves praying, we can certainly get God moving in the land.”

Irukwu suggested that Christians needed to learn to give sacrificially in their finances, not only to their own local churches but to the church’s central administration.

He said the early church modelled the principle of the believers giving to the apostles and that in some situations, the church leadership was in a better position to distribute funds for the benefit of others.

He pointed to the example of the Festival of Life, the RCCG’s flagship event in the UK, saying that it would not be possible without the giving of RCCG members.

The festival brings around 40,000 people to pray through the night in London each year. A second Festival of Life is taking place this year in Scotland on 20 July.

“The Gospel, with all our good intentions, is not going anywhere without money,” he said.

“Some of my brothers have abused the prosperity gospel but you don’t throw the baby out with the bath water.

“If you don’t teach people about giving they will not give because they don’t know.

“Maybe we need to start talking a bit more about giving and giving sacrificially in a biblical way, to encourage the church to give more.”

He encouraged the church not to be discouraged in the face of “aggressive secularism” but to hold onto the vision of revival in our lifetime.

The church’s efforts may lead to persecution but he said this was “part of the course” of being a Christian and a “badge of honour”.

“One day, the sound of worship is going to resound from our cathedrals again and the church of the UK is going to become one church,” he said.

Church needs more Jesus and less motivational speaking | Christian News on Christian Today.