La Salud mental de Puerto Rico

PSYC1051 – GENERAL PSYCHOLOGY I

Introducción

Ciertamente en nuestro Puerto Rico hay un sinnúmero de problemas que afligen a nuestra sociedad. Uno de los más polémicos y que recientemente ha llamado mucho la atención de todos los sectores, ha sido el de la salud mental.

Basta con observar las noticias en la televisión y hojear las primeras planas para darnos cuenta del estado crítico en que se encuentra nuestra sociedad puertorriqueña. Los incidentes de violencia en nuestro país van en aumento diariamente. Los asesinatos, suicidios, casos de violencia doméstica y maltratos atroces en contra de nuestros niños, la epidemia de niñas embarazadas, entre otros, son ejemplos visibles de problemas psicológicos que sufrimos como colectivo.

Podemos identificar varios factores responsables y catalíticos de nuestra pobre salud mental. Son muchas las opiniones, son muchas las posibilidades, formas y maneras. Cada campo de estudio y cada disciplina tiene sus posibles causas y su posible solución. Y aunque dentro de mi disciplina de estudio, sabemos con certeza cuál es el factor causante, me limitaré a seguir aquel camino trazado  por el campo de la psicología, y en su línea de pensamiento, reflexión y estudio analizaré a nuestro colectivo social.

¿Qué es la Salud Mental y su importancia?

Creo que sería conveniente que antes de adentrarnos en la discusión del concepto de la salud mental puertorriqueña, definamos al menos de forma sencilla lo que es el la Salud Mental. Una vez tengamos el significado de éste, será más fácil, en mi opinión, desarrollar el concepto.

Según la organización Mundial de la salud: “La Salud mental no es sólo la ausencia de trastorno mental, se define como un estado de bienestar en el que cada uno se da cuenta su o su propio potencial, puede afrontar las exigencias normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.” (“WHO | What is mental health?,” n d)

La importancia de mantener una buena salud mental es crucial para una vida larga y saludable.  De acuerdo con Richards, Campania y Muse-Burke “hay una creciente evidencia que muestran que las habilidades emocionales están asociadas con comportamientos pro social como el manejo del estrés y salud física”(Richards, Campenni, & Muse-Burke, 2010) . También se concluyó en su investigación que las personas que carecen de expresión emocional están propensas a comportamientos inadaptados. Estos comportamientos son un reflejo directo de su salud mental. Actos autodestructivos podrán tener lugar para suprimir las emociones. Algunos de estos actos incluyen abuso de alcohol y drogas, peleas físicas o vandalismo.

EVALUANDO LA SALUD MENTAL DE PUERTO RICO: Problemas y trastornos emocionales más frecuentes.

 Existen varios signos y síntomas que son indicativos de un trastorno mental. Según Hertel, Schütz & Lammers “algunos de los primeros síntomas de enfermedad mental están relacionados con problemas emocionales”(Hertel, Schütz, & Lammers, 2009). La gente que no puede modular o expresar las emociones normales encontradas en la vida cotidiana, se enfrentan con esos problemas. Un estudio realizado por Hertel, Schütz & Lammers probó con tres trastornos mentales más comunes, y que son un reflejo directo de nuestro manejo de nuestras emociones: “Trastorno depresivo mayor, TLP (borderline personality disorder)  y desórdenes de abuso de sustancias, estos estaban asociadas con una pobre manejo de las emociones”(Hertel et al., 2009).

No es casualidad que estos tres trastornos mentales, sean los más comunes y los de mayor impacto en nuestra sociedad puertorriqueña. De una u otra forma hemos sufrido directa o indirectamente de las consecuencias de estos males que se encuentran tristemente en nuestra sociedad. Es por esto que creo necesario el discutirlos un poco mas afondo para poder de algún modo entenderlos.

Trastorno Depresivo.

Con solo darnos un paseíto por la puntos más concurridos de la isla, podremos ver  más de 500,000 rostros sombríos de puertorriqueños sumidos en la depresión (“Salud – tendenciaspr,” n d). Se estima que del total de casos reportados de trastornos mentales en Puerto Rico,  el 65% de ellos son casos de depresión (Estevez, Barreto, & Illas, n d).

Este trastorno no solo afecta la salud del individuo, ni la de sus allegados o dependientes, sino que afecta económicamente al colectivo social. De acuerdo con la organización de salud mundial en 2004, la depresión es la principal causa de discapacidad en los Estados Unidos de América para los individuos entre las edades de 15 a 44.(América, 2007)

Todos nosotros de alguna forma nos hemos visto ligados con el fantasma de la depresión. Según el DSM-IV la lista de síntomas incluyen :”cogniciones depresivas, sentimientos de tristeza, desaliento, sensación de desamparo, infelicidad y melancolía” (Vázquez, 2010a).   Cuando este problema no es atendido correctamente y con prontitud puede tener consecuencias graves. Una de esas consecuencias lamentablemente es el suicidio. Para el 2006 el suicidio fue la causa de muerte número 15 en Puerto Rico con 284 casos reportados (Departamento de Salud Puerto Rico, 2005).  Además cada año, aproximadamente 30,000 estadounidenses toman sus vidas, mientras que otros cientos de miles intentan hacerlo. En el 2004, el suicidio fue la undécima causa de muerte en los Estados Unidos, y la tercera entre personas de 15 a 24 años de edad

Borderline Personality Disorder

El  Trastorno Límite de la Personalidad o  (TLP) es una enfermedad psiquiátrica grave. El diagnóstico comprende a pacientes con un patrón generalizado de inestabilidad afectiva, graves dificultades en las relaciones interpersonales, problemas con el control de comportamiento o impulso (incluidos los comportamientos suicidas) y procesos cognitivos perturbados. Esta inestabilidad afecta a menudo la vida familiar y laboral, la capacidad de planificación a largo plazo y el sentido de identidad propia del individuo. La prevalencia estimada de “TLP” en la población adulta en general es de alrededor del 2%, afectando principalmente a mujeres jóvenes (“Borderline Personality Disorder – General Information,” 2011).

Resalta además de este trastorno “la necesidad compulsiva de asociarse con cualquier persona, grupo, sectas, droga, sexo promiscuo y juegos… sufren además de problemas para integrar y procesar matices las gradaciones y las ambivalencias”(Vázquez, 2010b)

Se estima que en Puerto Rico existen alrededor de 77,959 casos de TLP (“Statistics by Country for Borderline Personality Disorder – CureResearch.com,” 2004). Cuando analizamos este trastorno, su sintomatología y sus características, nos debe resultar sorprendente el bajo número de estos casos reportados,  puesto que basta con darle una mirada a los noticieros por cinco minutos  para ver cada uno de estos síntomas reflejados.

Nuestra sociedad se resalta hoy en día por ser una que vive al extremo, donde la mesura y la cordura parecen ser conceptos erradicados del consiente colectivo. La violencia extrema y conductas desmedidas son la orden del día y tristemente las instituciones que se suponen que velen y garanticen un orden, han perdido su fuerza moral. Vemos como aquellos a quienes se supone que veamos como paradigma y ejemplos a seguir han caído en estos desmanes de descontrol compulsivo. Figuras políticas, atletas de renombre y hasta líderes espirituales se encuentran entre los muchos que se han enrollado en este marullo extremo compulsivo.

Desórdenes de abuso de sustancias

Cuando hablamos de problemas con la dependencia de uso de substancias, pensamos rápidamente en el adicto en la calle, aquel que deambula y que vemos muchas veces desafiando las leyes de la gravedad y la inercia, con sus posturas y su caminar peculiar. Si bien es cierto que las substancias controladas o ilegales son las más usadas frecuentemente, no podemos encajonar o limitar este problema sólo en ellas.

Los Trastornos por uso de substancias, como aprendimos en la clase, se refiere a “Dependencia a substancias: alcohol, drogas ilegales, drogas médicas, café, nicotina entre otros” (Vázquez, 2010c)

Según estadísticas de AMSCA, tres cuartas partes de la población entre 15 y 74 años (76.8% ó 2.2 millones de personas) había utilizado alcohol alguna vez en su vida. Cerca de la mitad de la población entre 15 y 74 años (48.8% ó 1.4 millones de personas) consumió alcohol durante los 12 meses previos al estudio. (AMSCA, 2009)

Una de cada ocho personas (12.1%) entre las edades de 15 a 74 años padecía de abuso de alcohol, unas 350 mil personas. Una de cada 20 personas (4.8%) entre las edades de 15 a 74 años padecía de dependencia al alcohol, unas 140 mil personas. Tomadas ambas tasas en conjunto, el estudio estimó que uno de cada seis adultos (16.9%) en Puerto Rico padece de abuso o dependencia al alcohol. (AMSCA, 2009)

Un dato que me llamó la atención de manera preocupante es que la tasa de uso de alcohol entre mujeres que habían estado embarazadas durante los pasados 12 meses de esa investigación fue de 47.1%. Los daños que este tipo de conducta negligente causa al feto durante su proceso de formación y desarrollo son enormes y nefastos.

Cuando miramos los resultados de los estudios sobre el consumo de drogas ilegales el panorama no es nada alentador. Según el mismo estudio de AMSCA, una quinta parte de la población entre 15 y 74 años (22.7% ó 658 mil personas) había utilizado drogas alguna vez en su vida, y poco menos de una décima parte de la población (9.2% ó 268 mil personas) utilizó drogas – tanto drogas ilícitas como medicamentos controlados usados con fines no médicos – durante los 12 meses previos al estudio. (AMSCA, 2009)

Este estudio concluye que una de cada 50 personas (1.8%) entre las edades de 15 a 74 años padecía de abuso de drogas. Esta tasa de abuso representa a unas 52 mil personas. De forma similar, una de cada 50 personas (2.0%) entre las edades de 15 a 74 años padecía de dependencia a drogas. Esta tasa de dependencia representa a unas 59 mil personas. Tomadas ambas tasas en conjunto, el estudio estimó que unos 111,000 adultos en Puerto Rico (3.8%) padece de abuso o dependencia a drogas. (AMSCA, 2009)

Un dato curiosos de este estudio es que mostró que no hubo una asociación marcada entre nivel educativo y uso de drogas, pero sí hubo entre nivel educativo y dependencia a drogas. El 1.2% de la población con título universitario padecía de dependencia a drogas mientras que en la población sin completar la escuela superior la tasa fue casi tres veces más alta (3.3%). (AMSCA, 2009)

Conclusión

A todos nos queda claro que la salud emocional de una sociedad es fundamental para el crecimiento y estabilidad de la misma y del país. Y el tema de la salud mental no debe seguir siendo tratado sólo de forma remediativa, sino que debemos de comenzar a trabajar un enfoque preventivo, promocionando ambientes sociales en los que aspectos como la autoestima, las relaciones interpersonales sean reforzados, dando énfasis a la formación en el núcleo familiar y manteniendo un ambiente de convivencia sana.

Es importante además cambiar la visión y el rumbo de los sectores encargados de los servicios de salud, quienes en su enfoque capitalista, “han convertido actualmente a la medicina en un negocio donde el paciente deja de ser el beneficiario del servicio y se convierte en pieza lucrativa”(Cartagena & Santini, 2008)

Escrito Por Cesar O. Rivera Cruzado

Bibliografía

AMSCA. (2009). Trastornos de Substancias y Uso de Servicios en Puerto Rico. Salud Mental (pp. 3-5). Retrieved from http://www.prspfsig.info/documents/NA_III_Informe_Final_v4.pdf

America, M. H. (2007). Ranking America  ’ s Mental Health : An Analysis of Depression Across the States Ranking America ‘ s Mental Health : An Analysis of Depression Across the States. America.

Borderline Personality Disorder – General Information. (2011). National Education Alliance for Borderline Personality Disorder. Retrieved October 11, 2011, from http://www.borderlinepersonalitydisorder.com/FAQ.shtml

Departamento de Salud Puerto Rico. (2005). Primeras Diecinueve Causas de Muerte en Puerto Rico,Tabla 44. Otros informes de Estadísticas Vitales (pp. 1-1). Retrieved from http://tendenciaspr.uprrp.edu/salud/estadisticasvitales05/tabla45.pdf

Estevez, F., Barreto, K., & Illas, V. (n.d.). Problemas Sociales En Puerto Rico: Salud Mental.

Hertel, J., Schütz, A., & Lammers, C.-H. (2009). Emotional intelligence and mental disorder. Journal of Clinical Psychology, 65(9), 942-954. Retrieved from http://dx.doi.org/10.1002/jclp.20597

Richards, K. C., Campenni, C. E., & Muse-Burke, J. L. (2010). Self-care and Well-being in Mental Health Professionals : The Mediating Effect … Journal of Mental Health, (32), 247.

Salud – tendenciaspr. (n.d.). . Retrieved October 11, 2011, from http://www.tendenciaspr.com/salud

Statistics by Country for Borderline Personality Disorder – CureResearch.com. (2004). . Retrieved October 11, 2011, from http://www.cureresearch.com/b/borderline_personality_disorder/stats-country.htm

Vázquez, A. (2010a). Nociones Básicas de Psicología (2nd ed., p. 156). Hato Rey: Editorial SITUM.

Vázquez, A. (2010b). Nociones Básicas de Psicología (2nd ed., p. 155). Hato Rey: Editorial SITUM.

Vázquez, A. (2010c). Nociones Básicas de Psicología (2nd ed., p. 207). Hato Rey: Editorial SITUM.

WHO | What is mental health? (n.d.). . World Health Organization. Retrieved October 11, 2011, from http://www.who.int/features/qa/62/en/index.html

Principales problemas que afectan la niñez y la adolescencia puertorriqueña

PSYC1051 – GENERAL PSYCHOLOGY I

Resumen.

La Psicología del Desarrollo es una rama de la psicología que estudia los cambios tanto conceptuales como los psicológicos de las personas durante su periodo de existencia, es decir, desde su concepción hasta su muerte.

Resulta un campo de estudio muy importante para aquellos sectores profesionales, que se concentran e interactúan con el comportamiento humano, como las ciencias sociales, la pedagogía, la psicología y los estudios en religión.

En este trabajo intentaré analizar los problemas más importantes que aquejan a nuestra niñez y a nuestra juventud desde una perspectiva del estudio del desarrollo humano. Además nos adentraremos en las distintas teorías psicológicas concernientes a este tema y cómo podemos explicar a través de ellas el impacto e influencia que ejerce la sociedad sobre la crianza en nuestra isla.

Los tres problemas principales que afectan la niñez y la adolescencia puertorriqueña.

I. Uso y abuso de alchool, cigarrillos y  sustancias controladas.

Se dice popularmente que los niños son los líderes del mañana y que sobre sus hombros estará la responsabilidad de guiar el futuro de nuestro país. Ahora bien, si nos dejamos llevar con lo que leemos diariamente en la primera plana de los rotativos del país, al parecer el futuro no parece muy alentador.

La droga, y todo lo que a ella rodea, está destruyendo a nuestra juventud. Y son esos mismos jóvenes los que por ignorancia y descuido se convierten en los padres (antes de tiempo) de una niñez, que enferma por causa de los vicios de sus padres, vienen al mundo sin querer, con males y defectos que no permiten un desarrollo psicológico saludable. Y esa segunda generación, (si no es detenido y remediado el ciclo a tiempo) dará paso a una tercera, con más deterioro.

Es mucho lo que conocemos y lo mucho que se ha discutido los efectos del alcohol, el cigarrillo y las substancias controladas, en los jóvenes y en los adultos. Somos testigos a cada rato de los efectos visibles de este mal y en otras ocasiones somos víctimas de los daños físicos que esta droga trae.

Pero lo que no todos conocen a cabalidad son los efectos directos que estas substancias (drogas, alcohol y cigarrillo) tienen en el desarrollo de los niños durante el embarazo.

Uso y abuso de alcohol.

Las consecuencias que podría tener un niño que acaba de nacer si su madre consumió alcohol durante su embarazo lo es el síndrome de alcoholismo fetal (SAF), lo que es una combinación de crecimiento prenatal y postnatal lento, (malformaciones faciales y corporales, y trastornos del sistema nervioso central). Los problemas del sistema nervioso pueden incluir una respuesta de succión deficiente, anormalidades en las ondas cerebrales y perturbaciones del sueño. Afecta el cuerpo calloso (parte que coordina las señales entre los dos hemisferios del cerebro). Otros niños nacen con efectos del alcoholismo fetal (condición menos grave que puede incluir retraso mental, retraso del crecimiento intrauterino y anormalidades congénitas menores). Según un estudio con 501 mujeres (en una clínica universitaria), las mujeres que consumían incluso pequeñas cantidades de alcohol tendían a tener hijos que eran inusualmente agresivos a los seis o siete años, y las madres que bebían de manera moderada o excesiva durante el embarazo solían tener hijos problemáticos o delincuentes.     (“Síndrome de alcoholismo fetal Alcoholismo y embarazo,” n d)

Consecuencias de fumar

En cuanto al cigarrillo, puede contribuir al nacimiento de bebés bajos en peso, bebés que necesitan cuidado intensivo, y funcionamiento respiratorio más pobre que los bebés de madres no fumadoras. Aumenta el riesgo de retraso en el crecimiento prenatal, aborto espontáneo, muerte infantil y problemas cognoscitivos y conductuales a largo plazo. El fumar durante el embarazo tiene algunos efectos similares que el beber durante el embarazo, y se presentan cuando los niños alcanzan la edad escolar (periodos breves de atención, hiperactividad, ansiedad, problemas de aprendizaje y de conducta, problemas perceptuales, motores y lingüísticos, bajas puntuaciones de CI (cociente de inteligencia), ubicación en grados escolares inferiores y problemas neurológicos).

Substancias controladas

Cocaína: Aborto espontáneo, crecimiento demorado y desarrollo neurológico deteriorado. Perímetro cefálico menor y bajo peso al nacer, disminución de la adaptabilidad al estrés, deterioro de la atención.

Marihuana: Deterioro cognoscitivo y efectos en la atención en algunos preescolares y escolares. Un estudio canadiense encontró perturbaciones neurológicas temporales, como temblores y sobresaltos, así como tasas más altas de bajo peso al nacer. Mutaciones causantes de cáncer.

Heroína: Prematurez. Los recién nacidos expuestos antes de nacer son inquietos e irritables y a menudo presentan temblores, convulsiones, fiebres, vómitos y dificultades para respirar. Están menos alerta y responden menos que otros bebés.

 

 

 II. LA DESERCIÓN ESCOLAR

Es evidente que uno de los problemas que más afectan a nuestra juventud lo es la deserción escolar. Históricamente en los Estados Unidos la educación ha sido el boleto para el progreso económico y social. Sin embargo, para algunos estudiantes la escuela no cumple este propósito vital. Vemos como se ha perdido en interés y el entusiasmo en asistir a la escuela por parte de nuestros jóvenes.  Según un estudio realizado por la licenciada  Dora Nevares de Muñiz, tomando en cuenta los datos del censo de 2000, “el 22% de los jóvenes entre las edades de 16 a 19 años en nuestra isla habían abandonado la escuela” (Nevares, 2001).

Este cuadro se complica cuando lo combinamos con los resultados del último censo que se realizo en Puerto Rico en el 2010 donde encontramos que solo cerca de un 25% del total de personas con 25 años o más, se han obtenido el “cuarto año de estudios”  (“Puerto Rico – Características Sociales Seleccionadas en Puerto Rico: 2005-2009,” n d)

La sociedad sufre cuando los jóvenes no terminan la escuela, ya que los desertores tienen mayor probabilidad de ser desempleados o tener bajos ingresos, terminar en un sistema de beneficencia y de involucrarse con drogas, crimen y delincuencia. Esa pérdida de ingresos gravables es una carga para el tesoro público.

Se ha encontrado que lamentablemente los estudiantes de bajos ingresos tienen una probabilidad mayor de desertar que los estudiantes de ingresos medios o altos. Las altas tasas de deserción el los grupos minoritarios que viven en la pobreza se debe en parte a la mala calidad de las escuelas en comparación con las escuelas a las que asisten los estudiantes con mayores ventajas. Otras posibles razones para la deserción escolar para los latinos lo pueden ser el idioma, las presiones financieras y el irse a trabajar para ayudar a mantener a sus familias. (“Factores que Influyen en el rendimiento academico,” 2010)  Además los estudiantes que viven con un solo padre, o cuyos padres contrajeron nuevas nupcias, tienen mayor probabilidad de desertar que los que viven con ambos padres.

Dentro de las soluciones para evitar la deserción escolar está el factor clave del compromiso activo o “involucramiento en la educación” (Arguedas, 2010). Al nivel más elemental, el compromiso activo significa llegar a clase a tiempo, estar preparado, escuchar y responder al maestro y obedecer las reglas de la escuela. Un segundo nivel de compromiso consiste en involucrarse en el trabajo del curso (hacer preguntas, tomar la iniciativa de buscar ayuda cuando se necesita, realizar proyectos adicionales). Ambos niveles tienden a redituar un desempeño escolar positivo de los estudiantes que participan en actividades extracurriculares.

Un factor que promueve el compromiso activo lo es el aliento de la familia. Otros lo pueden ser grupos pequeños y un ambiente escolar cálido y que brinde apoyo. La prevención de la deserción escolar debería de empezar temprano, debido a que los patrones de conducta comprometida o distante tienden a establecerse al inicio de la carrera académica de un niño (Finn Y Rock, 1997).

Los padres afectan el aprovechamiento de educativo de sus hijos. A los estudiantes cuyos padres participan estrechamente en su vida escolar y supervisan su progreso les va mejor en la escuela.    La calidad de la escuela tiene una fuerte influencia en el logro del estudiante. La posición socioeconómica, a través de su influencia en la atmósfera familiar, puede ser un factor poderoso en el aprovechamiento educativo, en la elección de vecindario y en la forma en que los padres crían a sus hijos.

 III. LA VIOLENCIA Y ABUSO SEXUAL

En Puerto Rico se están dando demasiados de casos de violencia; niños agrediendo niños, niños agrediendo a maestros, maestros abusando sexualmente de niños  y no muy lejos la violencia doméstica.

Ya es muy frecuente los horrendos reportes en los que se nos informa de un acto de violencia física y sexual en contra de niños y o adolecentes.

En los últimos años se ha documentado un alza en la violencia contra los niños por los padres y otros familiares. Esto puede incluir violencia física, sexual y psicológica, así como la negligencia deliberada. Con frecuencia, los niños experimentan castigo físico, cruel o humillante en el contexto de la disciplina. Insultos, aislamiento, rechazo, amenazas, indiferencia emocional y mofas son todas las formas de violencia que pueden perjudicar el bienestar del niño.

En el caso del abuso sexual, los niños son victimizados con mayor frecuencia por alguien que conocen; Aproximadamente el 30% son familiares de niño,  hermanos, padres, tíos o primos; aproximadamente el 60% son otros conocidos como “amigos” de la familia, niñeras o vecinos, solo el 10% de los casos, estos abusos son cometidos por delincuentes (Whealin, 2007). Lo triste de esto es que gran parte de esta violencia se oculta detrás de puertas cerradas o por vergüenza o temor.

El abuso sexual infantil puede resultar en daños tanto a corto como a largo plazo, incluida la psicopatología en su vida posterior. Según un artículo de la “Psychological Medicine” estos niños que fueron víctimas de estos abusos al llegar a la adultez tienen más probabilidades de recibir diagnósticos de por vida de depresión grave, trastorno de conducta, trastorno de pánico y el alcoholismo y eran más propensos a reportar la ideación suicida y una historia de intento de suicidio (Dinwiddie, Heath, & Dunne, 2000).

Algunos de los factores que inciden en esta problemática los son la pobreza, el alcoholismo, conducta antisocial, familias grandes, familias monoparentales, (familias que están bajo estrés continuo), vecindarios de alto riesgo. Otros factores lo son padres que fueron abusados cuando niños, y cuando se convierten en padres suelen comportarse de la misma manera que se comportaron con ellos.

Impacto de la Sociedad en la crianza en Puerto Rico

¿Cuánto influye la sociedad y sus circunstancias en la crianza y el desarrollo de los niños y jóvenes? Es una pregunta que todo profesional en el campo de la psicología, la pedagogía y las ciencias sociales debe de  contestar.

Entre más nosotros conozcamos acerca de cómo y porque crecemos y cuanto más control tengamos sobre estos procesos, mayor será nuestra capacidad de influir positivamente en el desarrollo de los niños y jóvenes.

Según las diferentes teorías del desarrollo que discutimos en clase vemos, como en la mayoría de ellas se reconoce la fuerte influencia que lo social influye en la crianza de nuestros niños.

Como padres constantemente somos bombardeados por diferentes tendencias, estilos y opiniones que de algún modo influyen y afectan los modelos de crianza y las convicciones de los padres y sus estilos.

La interacción con la familia (sociedad), sus miembros cercanos y periféricos, por medio del lenguaje y las experiencias, es un elemento de mucha influencia, en especial en la sociedad puertorriqueña. La que se caracteriza por sus familias grandes y por la influencia o intromisión de otros ajenos al núcleo familiar que se encuentran en la periferia de la familia pero ejercen de igual forma una gran influencia (amiga de la familia, vecina, líder de la comunidad y religiosa).

Vygotsky

Esta relación con los miembros familiares y la interacción de los niños con estos, es lo que Vygotsky presentaba en su teoría Socio cultural, que según éste, es mediante la interacción social de los niños y con los adultos se formaba un “Proceso colaborativo” por el cual es que se logra un sano desarrollo.

De acuerdo con Vygotsky, los adultos (o compañeros más avanzados) deben ayudar a dirigir y organizar el aprendizaje de un niño antes de que éste pueda dominarlo e interiorizarlo. El estudiante, tiene unas habilidades mentales que se desarrollan a través de varias “rutas” de descubrimiento.

Vemos como Vygotsky le da una importancia al desarrollo y la utilización de lenguaje en los procesos cognoscitivos y de desarrollo. Esto lo podemos notar en la lectura asignada donde nos dice que: “Nuestros pensamientos están moldeados por el lenguaje de los demás ( el que aprendemos)”(A. P. D. Vázquez, 2010) es por medio de la interacción familiar (sociedad)  y con aquellos agentes ajenos pero influyentes (periferia) que logramos un enriquecimiento de ese lenguaje y adquirimos esos “Signos” que nos facilitan la comprensión del contexto social.   .

Albert Bendura

Otro que también le daba una gran importancia a la interacción social lo fue Albert Bendura que con su “Teoría del Aprendizaje” decía que el proceso de aprendizaje se basaba mediante la observación e imitación de modelos, es decir al observar a otras personas. Estos modelos a seguir pueden ser miembros de la misma familia o allegados además del núcleo social o comunitario (barrio) que rodea al niño.

Erikson

Dentro de los modelos o teorías que le otorgan una importancia a la influencia de la sociedad, lo es  la “Teoría del Desarrollo Psicosocial” de Erikson, vemos como las motivaciones y necesidades y como se desenvuelve el menor en estos conflictos es lo que determinara si tendrá un desarrollo emocional y psicológico saludable. Según Erickson “la principal necesidad de maduración psicológica era de tipo social, ósea , relativa a nuestra relación con las demás personas”  (A. V225zquez, 2010)

La presión social y el qué dirán son elementos que influencian en la manera de crianza, la sociedad de consumo en que vivimos ha puesto unas pautas en las escalas de valores, creando así un disloque entre lo que realmente es importante y lo que no. Podemos ver varios ejemplos en los ocho conflictos que Erikson plantea en su teoría, donde el individuo tiene que lidiar con sus motivaciones y las necesidades psicosociales (creadas por la sociedad). Según como el joven maneje cada uno de los conflictos que Erikson plantea es que será afectado positiva o negativamente el desarrollo de su personalidad.

Conclusión.

Como mencione al principio es evidente la influencia que ejerce la sociedad y sus diferentes factores, en la educación en Puerto Rico. Es interesante como en el proceso que crianza en nuestra isla siempre está presente la influencia y aportación de elementos ajenos al núcleo familiar. Es por esto que no resulta extraño que participen en este proceso, los vecinos, amigos de la familia, líderes comunitarios y religiosos, siendo estos en parte una familia extendida.

P.S. recuerdo que cuando hacia una travesura, me regañaba mi papa, mi mama, el vecino cuando se enteraba y luego el pastor. Para bien o para mal todos participaban en el proceso de formación.

Por. Cesar O. Rivera Cruzado

Bibliografia

Arguedas, I. (2010). INVOLUCRAMIENTO DE LAS ESTUDIANTES Y LOS ESTUDIANTES EN EL PROCESO EDUCATIVO. Revista Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación, Volumen 8,(1), 64-78. Retrieved from http://www.rinace.net/reice/numeros/arts/vol8num1/art5.pdf

Dinwiddie, S., Heath, A. C., & Dunne, M. P. (2000). Early sexual abuse and lifetime psychopathology: a co-twin–control study. Psychological Medicine, (30), 41-52.

Factores que Influyen en el rendimiento academico. (2010). Cuadernos de Educación y Desarrollo. Retrieved September 21, 2011, from http://www.eumed.net/rev/ced/11/jtq.htm

Nevares, D. (2001). El Crimen en P. R: Tapando el Cielo con la Mano (2nd ed.). Instituto para el Desarrollo del Derecho, Inc.

Puerto Rico – Características Sociales Seleccionadas en Puerto Rico: 2005-2009. (n.d.). . Retrieved September 20, 2011, from http://factfinder.census.gov/servlet/ADPTable?_bm=n&_lang=es&qr_name=ACS_2009_5YR_G00_DP5YR2PR&ds_name=ACS_2009_5YR_G00_&geo_id=04000US72

Síndrome de alcoholismo fetal Alcoholismo y embarazo. (n.d.). Infogen. Retrieved September 21, 2011, from http://www.infogen.org.mx/Infogen1/servlet/CtrlVerArt?clvart=9253

Vázquez, A. (2010). Nociones Básicas de la Psicología (2nd ed., p. 89). Hato Rey: Editorial SITUM.

Vázquez, A. P. D. (2010). Nociones Bósicas de la Psicología (2nd ed., p. 105). Hato Rey: Editorial ITUM.

Whealin, J. (2007). Child Sexual Abuse – National Center for PTSD. Retrieved September 20, 2011, from http://www.ptsd.va.gov/public/pages/child-sexual-abuse.asp

La Psicología una Ciencia Híbrida.

Resumen

En este trabajo se pretende validar el por qué se dice que la psicología es una ciencia híbrida, tomando como base primero, lo dos puntos en controversia que caracterizan esta disciplina, el empirismo científico y lo abstracto de la mente. Además  veremos cómo desde sus comienzos esta ciencia ha tomado prestado  de diferentes disciplinas para formarse y lograr ser lo que es hoy actualmente.

Introducción

La Psicología es una de las más noveles de las ciencias teóricas. Con apenas un poco más de un siglo y medio de existencia formal, se ha ganado su lugar como campo de estudio independiente entre las otras ciencias. Como pudimos ver en el material de la clase, la psicología cuenta con bagaje rico y cambiante, el cual gracias a los estudios antropológicos, hemos podido identificar su presencia desde casi los comienzos de la humanidad, viendo las distintas facetas y roles que ha llenado a través de la historia.

Lo Objetivo vs Lo Subjetivo

Como hemos mencionado al principio, la psicología es una ciencia híbrida, pero, ¿qué se quiere decir con esto? Creo sería conveniente antes de continuar con la exposición, el definir lo que significa la palabra Híbrido, para así tener un poco más claro el concepto.

Según el Diccionario de la Real Academia Española Híbrido es entre otras cosas “todo lo que es producto de elementos distintos a su naturaleza” (“Híbrido, da.,” 2011).   Así que dejándonos llevar por esta definición, cuando decimos que la psicología es una ciencia híbrida, estamos diciendo que esta disciplina se compone de dos o más elementos diferentes entre sí,  pero con un mismo fin.

Como aprendimos, la psicología estudia el comportamiento humano y sus procesos mentales, tratando de entender tanto a individuos como a grupo. Es precisamente en el ejercicio de esta función, el estudio de lo “Subjetivo” ( la mente o ” Psiquis), que choca y converge con lo “objetivo” (lo empírico, lo físico, lo verificable) de la Ciencia.

La psicología por razón de su objeto de estudio, no ha podido cumplir con esa cualidad empírica y absoluta de la ciencia exacta. Ya que como bien encontramos en el libro de texto “su sujeto de estudio ( la mente humana) incluye procesos, propiedades y facultades que no han podido ser evidenciadas ni medidas objetivas, directas ni exactas aun en el día de hoy”(Vázquez, 2010a).

Dicho de otra forma; como la “Psiquis” no es algo tangible o  material a la cual podamos evaluar o estudiar utilizando nuestros sentidos físicos, no podemos tocar, oler, ver, escuchar ni gustar la mente; y al no poder medir de manera directa y objetiva estos fenómenos psicológicos (personalidad, el pensamiento y la emoción), la psicología es dejada  fuera del grupo de las ciencias exactas. (Panksepp, 1998)

Ahora bien, si bien es cierto que la psicología no puede alcanzar ese sitial por motivo de su objeto de estudio, no quiere decir que ésta no cumpla con el resto de las características propias de la ciencia. Vemos en los procesos de estudios e investigaciones de los diferentes campos de la psicología la aplicación de métodos investigativos que cumplen con los parámetros científicos.

En estos tiempos encontramos teóricos y teorías en las cuales se “han aplicado de manera satisfactoria la metodología de de las ciencias para hacer observaciones y realizar experimentos”. (Vázquez, 2010b).  Así que con esto podemos decir que la Psicología a podido amalgamar estos conceptos tan diferentes para formar una unidad de estudio.

 

La Psicología una disciplina Ecléctica

Como mencionamos al principio la psicología tiene un bagaje muy rico y variado. Sus raíces tiene su comienzo miles de años atrás en la Grecia primitiva. vemos como “siempre ha existido la necesidad de designar a una persona para explicar, controlar y sobre todo buscar los remedios y curas a los trastornos mentales” (Vázquez, 2010c).

Desde sus comienzos la psicología está estrechamente ligada a la biología y a la filosofía, en particular los sub-campos de Fisiología (el estudio de las funciones de los seres vivos) y epistemología (el conocimiento del estudio y cómo sabemos lo que sabemos), respectivamente. (Salinas, 2011)  Pero no fue sino hasta principios del siglo XX que esta alcanzó el nivel de aceptación y reconocimiento con que cuenta actualmente en la comunidad.

La Psicología en su desarrollo a recogido aportaciones de diferentes campos de la ciencia como la biología y la filosofía.(“Psicología,” n d),  pero ha sido el campo de de las ciencias médicas quizás el área que más vemos trabajando en conjunto con la psicología.

Un ejemplo de esta relación lo tenemos en el denominado padre de la psicología moderna Sigmund Freud, quien fue un médico especializado en la neurología. Varias especializaciones dentro del campo de la psicología y la psiquiatría, como la neuropsicología, y otras, son uno de tantos ejemplos de una combinación de ramas y campos científicos.

 

Conclusión

Sin duda hoy por hoy  la psicología a logrando acumular suficiente material investigativo y teórico para sostener y mantener su estatus dentro de las ciencias teóricas, y esto ha sido un proceso de cambio y de evoluciones.

Hoy podemos decir que debido a ese rico patrimonio híbrido, la psicología no sólo es una de las ciencias sociales (al lado de sociología, economía, ciencias políticas y antropología cultural), sino que también es un aliada para las ciencias naturales (biología, química, física y matemáticas) y las Humanidades (filosofía, idiomas, música y arte).

BiBLIografia

Hibrido, da. (2011). DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA . Retrieved 2011, from http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=hibrida

Panksepp, J. (1998). Affective neuroscience: the foundations of human and animal emotions (p. 9). New York: Oxford University Press. Retrieved from http://books.google.com/books?id=n0W2QQuZ7IEC&pgis=1

Psicologia. (n.d.). . Retrieved August 30, 2011, from http://www.psicologia.com.es/

Salinas, J. (2011). The History and Bases of Psychology. University of Texas PSY 301: Introduction to Psychology. Retrieved August 30, 2011, from http://homepage.psy.utexas.edu/homepage/class/Psy301/Salinas/01History.htm

Vázquez, A. (2010a). Nociones Basicas de Psicologia (2nd ed., p. 23). Hato Rey: Editorial SITUM.

Vázquez, A. (2010b). NOCIONES BASICAS DE LA PSICOLOGIA (2nd ed., p. 25). Hato Rey: Editorial SITUM.

Vázquez, A. (2010c). NOCIONES BASICAS DE PSICOLOGIA (2nd ed., p. 6). Hato Rey: Editorial SITUM.

 

 

Conferencia Busca Normalizar la Pedofilia

Este es un artículo obtenido del Daily Caller. Muestra cómo, alarmantemente hay grupos cabildeando por el reconocimiento de la Pedofilia como un estilo de vida aceptable.

http://dailycaller.com/2011/08/15/conference-aims-to-normalize-pedophilia/

Conference aims to normalize pedophilia

By John Rossomando – The Daily Caller Published: 10:00 AM 08/15/2011

If a small group of psychiatrists and other mental health professionals have their way at a conference this week, pedophiles themselves could play a role in removing pedophilia from the American Psychiatric Association’s bible of mental illnesses

the Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM), set to undergo a significant revision by 2013. Critics warn that their success could lead to the decriminalization of pedophilia. The August 17 Baltimore conference is sponsored

by B4U-ACT, a group of pro-pedophile mental health professionals and sympathetic activists. According to the conference brochure, the event will examine “ways in which minor-attracted persons [pedophiles] can be involved in the DSM 5 revision

process” and how the popular perceptions of pedophiles can be reframed to encourage tolerance. Researchers from Harvard University, the Johns Hopkins University, the University of Louisville, and the University of Illinois will be among the panelists at the conference.

B4U-ACT has been active attacking the APA’s definition of pedophilia in the run up to the conference, denouncing its description of “minorattracted persons” as “inaccurate” and “misleading” because the current DSM links pedophilia with

criminality. “It is based on data from prison studies, which completely ignore the existence of those who are lawabiding,”

said Howard Kline, science director of B4U-ACT, in a July 25, 2011 press release. “The proposed new diagnostic criteria specify ages and frequencies with no scientific basis whatsoever.” The press release announced a letter the group sent to the APA criticizing its approach, and inviting its leaders to participate in the August 17 conference. “The DSM should meet a higher standard than that,” Kline continued. “We can help them, because we are the people they are writing about.” APA spokeswoman Erin Connors told The Daily Caller in an emailed statement that her organization was not participating in the conference and would not comment on its aims.

Child advocate Dr. Judith Reisman, a visiting professor at Liberty University’s School of Law, said the conference is part of a strategy to condition people into accepting pedophiles. “The first thing they do is to get the public to divest from thinking of what the offender does criminally, to thinking of the offender’s emotional state, to think of him as thinking of his emotional state, [and] to empathize and sympathize,” Reisman said. “You don’t change the nation in one fell swoop; you have to

change it by conditioning. The aim is to get them [pedophiles] out of prison.” According to Reisman, empirical data show that pedophiles typically molest many children before finally  being caught.

“The data on paroled pedophiles confirms these predators repeat their crimes against children and are known to have escalated them even to murder,” Reisman said. Several speakers at the August 17 conference, including B4U-ACT director of operations Dr. Richard Kramer and conference keynote speaker Dr. Fred Berlin, of the Johns Hopkins University, have actively opposed sex offender notification laws.

“What purpose does calling someone a ‘pervert’ or ‘predator’ serve anyway, other than to express

contempt and hatred?” Kramer wrote in a March 14, 2009 blog entry on the website ReformSexOffenderLaws.org. “How is this productive? It certainly doesn’t protect children. I would urge all SO [sex offender] activists to listen to their own message: Stop buying into and promoting false stereotypes. Stop demonizing a whole class of people, and start learning the facts.”

Berlin has similarly compared society’s reaction to pedophilia to that of homosexuality prior to the landmark 2003 Lawrence v. Texas decision that decriminalized sodomy. B4U-ACT’s own website puts Berlin’s views front

and center. “Just as has been the case historically with homosexuality,” he writes, “society is currently addressing the matter of pedophilia with a balance that is far more heavily weighted on the side of criminal justice solutions than on the side of mental health solutions.”

Berlin’s opposition to, and even noncompliance with, Maryland’s sex offender notification law drew scrutiny from former Maryland Attorney General J. Joseph Curran in the early 1990s.

In 1990 The Baltimore Sun reported that Berlin  refused to report pedophiles under his care who were actively molesting children. In an emailed statement to TheDC, Berlin distanced himself Monday afternoon from other B4U-ACT

conference participants’ stated aims, saying that he opposes removing pedophilia from the DSM and that he hopes to stop pedophiles before they act.

Berlin also disputed Reisman’s contention that he wants to decriminalize pedophilia, noting that “society’s interests can best be served by supporting  both criminal justice interventions and public health initiatives.” Reisman remains unconvinced. “His empathy was with the pedophile and the pederast, not with the child victim,” she told TheDC. “He refused to report the criminal to law enforcement because he said they were in treatment.

“Taxpayers pay for treatment and they are molesting kids. They go out to Berlin, and he gets paid by us [the taxpayers] for therapy.” Reisman also claims that mental health practitioners like Berlin want to place pedophilia on a par with neuroses or clinical depression, and counsel pedophiles rather than incarcerate them. “The scientific defense of pedophiles follows on the natural outgrowth of … [Alfred Kinsey’s] 1948 book ‘Sexual Behavior of the Human Male’ where he describes the rapes of infants and children, as would any pedophile, as ‘orgasmic,’” Reisman said.