La Familia Puertorriqueña

Introducción.

             La familia puertorriqueña del siglo 21 ha sufrido un sin número de cambios en esta últimas décadas. Cada uno de sus componentes has sido afectado y sus estructuras jerárquicas  han sido canjeadas. Los cambios económicos sufridos en estos últimos 70 años en nuestro Puerto Rico han tenido un efecto profundo en la forma, estructura y las relaciones en nuestra familia. Los modelos familiares tradicionales han sufrido modificaciones en respuestas a las nuevas realidades, económicas, sociales y políticas que se viven hoy día en la isla del encanto.

             Estos cambios de una manera u otra, han traído algunos resultados positivos y otros no tanto, los cuales vemos reflejados cada día en las portadas de los periódicos del país. Es la intención de este trabajo el identificar algunos de los cambios sufridos en nuestras estructuras familiares y a su vez mencionar algunas de sus consecuencias. 

La Familia Moderna

 Definición de familia

 Podemos definir el concepto de familia de manera simple como: un grupo de individuos relacionados entre sí de forma emocional, biológica y legal.  Si vemos otras definiciones como la de la Real Academia Española, ésta define el concepto familia como: “Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas: conjunto de ascendientes, descendientes, colaterales y afines de un linaje.” (Real Academia Española, 2010). Resulta interesante la descripción dada en el artículo 16.3 de la “Declaración Universal de los Derechos Humanos” de la ONU: “La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado” (General, Unidas, & Miembros, 1948). Según  el Diccionario  de sociología la familia es: Un grupo de individuos relacionados entre sí por lazos de sangre, matrimonio o adopción.

 Los miembros de la familia forman una unidad económica, los miembros adultos, son responsables de la crianza de los niños. Todas las sociedades implican alguna forma de familia, aunque la forma de la familia es muy variable. En las sociedades industriales modernas el formulario principal de la familia es la familia nuclear, aunque también se encuentran una variedad de relaciones de la familia ampliada. (“family definition | Sociology Dictionary,” 2008)

 

Cambios Generales en la Familia

 Las familias en general han adoptado diversas “formas” en  momentos y lugares diferentes. Sus atributos y composición han tenido un cambio considerable en los últimos 150 años. Originalmente las familias de tipo “nuclear” de dos pares, ha sido la unidad familiar dominante en los Estados Unidos y en otras sociedades occidentales. Estas eran familias grandes, en donde padres e hijos realizaban en conjunto las tareas de la granja familiar. En estos tipos de familias grandes, las tareas, las actividades y la educación de los hijos giraban alrededor de la vida campesina.  (Papalia, Olds, & Ruth, 2004).

 Vemos que a mediados del siglo XX, existe un abandono de la vida rural, las familias disminuyen en tamaño y hay un movimiento hacia trabajos asalariados y urbanos. El hombre sale a trabajar y los niños ahora pasan la mayoría del tiempo no realizando tareas en la granja sino en la escuela. Durante los últimos cincuenta años este cambio se ha acelerado. En la actualidad es muy posible que ambos padres estén trabajando y los niños comiencen desde más temprano en centros preescolares y participen de actividades extracurriculares, para a si cubrir las horas que sus padres trabajan.

 

La Familia como Grupo Social

 La familia es una de los grupos sociales de tipo primario, es de carácter permanente y de mayor influencia. El tipo de relación es de larga duración con reglas explicitas, es decir, reglas que son discutidas, claramente expuestas y conocidas por todos los miembros del grupo” y gozan de relaciones e interacciones cara a cara, personales, frecuentes y de intimidad.  (Vázquez, 2010a)  

 

La Familia Puertorriqueña

 Hemos vistos algunas definiciones generales de lo que se entiende por concepto “familia. Hemos visto además la transformación que ha sufrido la “familia” en estos últimos 150 años en América. Ahora,  ¿cómo podemos definir a la familia puertorriqueña? ¿Compartirá cualidades similares a las esbozadas anteriormente referentes al concepto de “familia en general?

Cambios en la Economía y sus consecuencias.

 La familia puertorriqueña se ha visto afectada grandemente en estas últimas décadas por los profundos cambios que ha sufrido nuestra nación en estos últimos 80 años. Uno de esos cambio lo ha sido el económico, el cual ha tenido ramificaciones sociales.

 Antes de la década de los 40, la economía puertorriqueña era una en su totalidad agraria. La mayoría de la población vivía en las zonas rurales y por lo tanto su método de sustento estaba íntimamente relacionado con la agricultura. Este tipo de economía permitía al igual que en Norteamérica que el núcleo familiar trabajara en conjunto y por lo tanto su interrelación era constante. Aunque esta situación iba en detrimento en cierta medida de la educación de los más pequeños, estos por otra parte creaban lazos afectivos más fuertes debido al intercambio constante con todo el núcleo familiar.

 Proyectos económicos y políticos que tuvieron su génesis en las décadas de los 40 y 60 como parte de proyectos como el de “Manos a la Obra”  promovieron la industrialización de la isla. A mediados del siglo XX se comienza a notar un crecimiento en la población urbana en especial en aquellas ciudades más grandes, Puerto Rico empezó a caminar por un sendero que al cabo de varias décadas lo convertiría en un país predominante mente urbano.  (Scarano, 2008a)

 Esta migración de individuos a las zonas urbanas, provenientes de las zona rural (muchos de ellos buscando un bienestar económico), se movilizaron con toda su familia a las zonas costeras y a los frágiles  cascos urbanos que no contaban con  una infraestructura lo suficientemente fuerte como para sostener esta población masiva, “la migración de gente de escasos recursos hacia las zonas urbanas ocasiono graves problemas de vivida, empleo y salud”  (Scarano, 2008b)

 Si bien es cierto que estos eventos trajeron consigo unos cambios sociales y económicos profundos a nuestra isla, parte de esos cambios en cierta medida fueron positivos. Como lo mencionan algunos sociólogos “Como consecuencia de este crecimiento en el desarrollo económico, se experimentó un gran adelanto en el orden social, reduciendo la mortandad, además en el campo de la educación, la mitad del presupuesto se dedica a la educación y a la salud “ (Cáceres, 1996). Aunque en general estos logros representan un éxito en cualquier “liga”, no se puede olvidar el efecto y los daños colaterales sufridos por algunos pocos y sobre todo por la estructura familiar puertorriqueña.

 

 La Bonanza Económica y la Pobreza Extrema

 

Las mejoras en infraestructura y el adelanto tecnológico del país permitió una mejora en la oferta de más empleos y mejor remunerados (comparados con los de la década del 50 hacia atrás), esto permitió el nacimiento de una frágil clase media que infectada con el germen consumista, comenzaba a mirar hacia el norte para buscar su paradigma.  Pero, ¿por cuánto tiempo durará esta bonanza?

 

Efectos en “La Loza”

 

Con los nuevos trabajos y con la recién nacida codicia, alimentada por las compañías publicitarias,  ya no era suficiente que papá saliera a trabajar, sino que ahora también es necesario que mamá trabaje, para así poder cumplir las demandas y seguir los estilos de vida que vemos en las revistas y catálogos de moda de New York y Paris.  Como resultado de esta nueva tendencia, los roles en la familia fueron resumidos, traspalados, invertidos y en otros casos hasta amalgamados, todo con el fin de lograr mantener el estatus social del jetset criollo.

 Fue así que se fue dejando cada vez más el cuidado y atención de los hijos en manos de otros, como si la función única de los padres fuera la de un mero proveedor. Comenzando con los recién nacidos que penas salen de la sala de parto ya tienen su matrícula hecha en el “day care” de la esquina. Y tan pronto tienen ya edad para entrar a la escuela primaria, al final del día serán atendidos por el “after school program” de turno (esto en el mejor de los casos) pues papi y mami saldrán mas tarde de la oficina, pero eso sí, con el “hapy meal” para la cena. 

 

Efectos en “El Fanguito”

 

Este crecimiento económico no fue a la par en todas partes, pues aquellos sectores de la sociedad que décadas antes buscando el bienestar, abandonaron el campo para trasladarse a la ciudad, terminaron viviendo en el denominado  “fanguito” y formando los barrios pobres. La situación de estas familias que ahora son un numero más en las estadísticas de pobreza, era poco alentadora. La estructura familiar tradicional “nuclear” es una atípica en este grupo, pues en su mayoría las familias están constituidas por madres solteras que dependen de subsidios del gobierno o de sus padres para el sustento y ayuda en la crianza de sus hijos. En otros casos encontramos a abuelos criando a sus nietos ya que los mismos fueron abandonados por sus padres.

En fin, este sector afectado por su precaria situación económica sufre despiadadamente de la disparidad económica y social, pues por un lado la televisión y las campañas publicitarias le han creado un deseo de consumo extremo que en nada concuerda con su realidad económica, y por otro lado las estructuras de poder (político, económico y social), buscan apaciguar y controlar ese deseo de satisfacer esa “necesidad infundida” con el discurso y la doctrina del buen ciudadano, pretendiendo que este sector sea conforme con su “status quo” económico y social. “La conformidad, en Puerto Rico, se enseña como una virtud personal. Si eres obediente, eres descrito como buena persona” (Vázquez, 2010b)

 

Los Efectos en General: Materialismo e Individualismo

 

Como hemos visto, estos cambios económicos y sociales causados por los procesos de industrialización y urbanización entre otras cosas, nos ha convertido en una sociedad de consumo con  un estilo de vida competitivo y tenso, en el que se demanda a toda costa “la “satisfacción inmediata” de las apetencias y deseos, que ya han sido adoptados como necesidades“.(Renes Ayala, 2008). De este modo este egoísmo económico individualista a cambia el paradigma familiar, dejando de actuar como un sujeto colectivo: hemos cambiado a ser un sujeto individual dejando a un lado la búsqueda del bien, la felicidad y la funcionalidad de la familia en común.

Este  individualismo patológico tiene como resultado que cada miembro “jale para su lado” para lograr así su satisfacción individual en vez de la del colectivo familiar.  Por un lado tenemos a papá queriendo obtener un mejor carro o un bote más grande, mamá una casa de estilo mediterráneo y zapatos de diseñador y el hijo, cada vez más frio e indiferente, aprende por ejemplo, que lo importante en la vida es el acumular bienes materiales y que la “familia” es simplemente una unión económica de bienes gananciales por la cual puede lograr estos.

Otras consecuencias relacionadas a estos cambios de paradigmas los vemos más claros en las estadísticas y en las portadas de los periódicos que a diario reflejan un mal funcionamiento familiar, pobres relaciones padre-hijos y una crisis de divorcios. Múltiples casos de maltrato infantil, y violencia doméstica, conducta agresiva en el contexto familiar, problemas de relaciones de poder y de salud mental en la familia, y la lista puede ser más larga.

 

Conclusión

 

Los cambios estructurales y funcionales que la familia puertorriqueña moderna ha sufrido en las últimas décadas han sido muchos y con diferentes variantes. En este trabajo he querido darle más atención a aquellos que son resultado directo e indirecto de los cambios económico-sociales, ya que como hemos visto la familia puertorriqueña no ha estado exenta de los efectos causados por los cambios económicos sufridos en occidente en los pasados 70 años. Algunos de nosotros podemos apreciar estos cambios más de cerca al comparar nuestra experiencia familiar con la de aquellas generaciones más recientes.

 Sabemos que el individualismo y el materialismo a extremo no sólo han degenerado en cambios  estructurales y de jefatura en la familia, sino que además ha afectado la funcionalidad de la misma.  Todo esto ha ido en detrimento de este grupo social primario, que como sabemos por lo aprendido en clase, tiene una función en extremo importante para la formación y socialización de los individuos.

 Es ahora responsabilidad de nosotros como futuros profesionales, miembros y/o jefes de familia que, ahora conociendo todo esto, adoptemos medidas que ayuden y contribuyan  al sostenimiento y mejoramiento de esta estructura importante estructura (familia) que es la base de la sociedad. 

 

Bibliografía

Cáceres, J. A. (1996). Sociología y Educación. (La Editorial Universidad de Puerto Rico, Ed.) (Sexta edic., p. 127). Rio Piedras: La Editorial Universidad de Puerto Rico.

General, A., Unidas, N., & Miembros, E. (1948). Declaración Universal de Derechos Humanos. httpwwwunorgesdocumentsudhr, (Iii), 1–5. Retrieved from http://www.un.org/es/documents/udhr/index.shtml

Papalia, D. E., Olds, S. W., & Ruth, F. D. (2004). Desarrollo humano (Novena., pp. 15–16). México: McGraw-Hill.

Real Academia Española. (2010). Familia. DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA. Retrieved from http://lema.rae.es/drae/?val=familia

Renes Ayala, V. (2008). LOS CAMBIOS SOCIOCULTURALES Y MORALES EN RELACIÓN CON LA FAMILIA HOY. LOS NUEVOS ESCENARIOS DE LOS PROCESOS DE SOCIALIZACIÓN Y LA FAMILIA. Majadahonda: Fundación Pablo VI Facultad de CC.PP. y Sociología León XIII. Retrieved from http://leonxiii.upsam.net/seminarios/07_seminario/02_2008_victor_renes.pdf

Scarano, F. A. (2008a). Puerto Rico Cinco Siglos de Historia. (G. E. Mora, Ed.) (Tercera., p. 485). Punta Santa Fe.: McGraw-Hill Interamerica.

Scarano, F. A. (2008b). Puerto Rico Cinco Siglos de Historia. (E. Mora, Ed.) (Tercera., p. 486). Punta Santa Fe.

Vázquez, A. P. D. (2010a). Conceptos Básicos de la Psicología Social (Primera., pp. 95–99). Rio Piedras: Editorial SITUM.

Vázquez, A. P. D. (2010b). Nociones Basicas de la Psicologia. (Editorial SITUM, Ed.) (Segunda Ed., p. 271). Hato Rey: Editorial SITUM.

family definition | Sociology Dictionary. (2008).socialsciencedictionary.com. Retrieved August 25, 2012, from http://sociology.socialsciencedictionary.com/Sociology-Dictionary/family

 

2 thoughts on “La Familia Puertorriqueña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s