Es el Proyecto P.C.84 Necesario

Introducción

La educación de un país es determinante para el continuo funcionamiento y desarrollo de sus constituyentes, y es además, la clave para una sociedad saludable. Como menciona el filósofo y sacerdote español Jaime Balmes (1810-1848) “La educación es al hombre lo que el molde al barro: le da la forma.”  Es por tal razón que cualquier medida o proyecto que pretenda alterar, cambiar o manipular los procesos educativos de un país debe ser evaluado profundamente, con mucho detenimiento y con mucha precaución.

El proyecto P. C.84, presentado por el entonces Representante Rolando Crespo Arroyo en la Cámara de Representantes de Puerto Rico en Enero del 2009, propone: “que se le requiera a los aspirantes de maestros tomar una prueba psicológica a los fines de identificar las cualidades psicológicas, compatibles con la política del Sistema de Educación Publica.”  

Es el objetivo de este trabajo el evaluar este controvertible proyecto, sus intenciones y su efectividad, utilizando las destrezas aprendidas en clase.  

  

Es el Proyecto P. C. 84 Necesario

 El proyecto del entonces representante de la cámara obedece, según él, al compromiso hecho “con nuestros niños y niñas que requieren una educación de primer orden, gratuita y no sectaria.” Es por eso que se propone, que los aspirantes a maestros “tomen una prueba psicológica a los fines de identificar las cualidades psicológicas, compatibles con la política del Sistema de Educación Pública”. (Crespo, 2009)

 Esta escueta medida de apenas 3 páginas más que resolver los problemas y mejorar la calidad de los recursos (maestros) del departamento de educación, lo que busca es de alguna forma librar de responsabilidad al mismo departamento y culpar al magisterio.

 Esto como si los problemas emocionales y psicológicos que sufren muchos de nuestros maestros, son debidos a fallas o defectos de estos y no son el resultado de las malas condiciones de trabajo, en donde el hacinamiento en los salones de clase, la falta y deficiencia de recursos y la violencia en las escuelas no fueran los responsables.

 Es evidente que todas estas situaciones hacen del ambiente de trabajo de nuestros maestros, uno lleno de estrés, el cual a su vez va en detrimento de la salud y calidad de vida del maestro y por ende afecta también la enseñanza de nuestros niños.

 Otra preocupación relacionada a estas pruebas es que las mismas podrían estigmatizar a los miembros del cuerpo docente que presente cualquier tipo de problemas de salud mental, esto aún que el mismo no interfiera con la calidad y el desempeño del maestro. “la práctica de etiquetar a una persona basada en una evaluación psicológica utilizando métodos no validos o confiables, puede resultar en crear una visión de la persona que afecte su progreso ocupacional y personal” (Lugo, 2009).

 Así que en vez de buscar medidas que pudiesen ser en gran modo punitivas y discriminatorias debemos mejor buscar resolver los problemas obvios de infraestructura y de recursos. Mejorar la calidad de vida en las escuelas y preparar equipar mejor a estos futuros maestros como recomendó el Dr. Eduardo Lugo, de la Asociación de Psicología de Puerto Rico (APPR): “debemos generar programas o proyectos de ley que vayan dirigidos a proveer ayuda y apoyo a estos/as profesionales… través de los programas de adiestramiento para futuros maestros. Durante estos periodos de orientación los/as candidatos que presenten necesidad de ayuda psicológica pueden ser referidos a los orientadores del plantel o a profesionales de la psicología licenciados, si así fuera necesario.” (Lugo, 2009).

 Es por estas razones y otras más (de índole económico), que no creo que este proyecto sea uno bueno, viable y efectivo. Las consecuencias que éste puede tener en la vida de muchos futuros profesionales, como mencionamos anteriormente, son un precio muy caro a pagar, por una medida “hueca” con objetivos muy generales y pobremente definidos.

 Resulta irónico que los empleados gubernamentales que más han presentado problemas emocionales y de estabilidad emocional serio, sean los que propongan medidas que busquen el medir la capacidad y aptitud de los candidatos apuestos en el gobierno.

Intención psicométrica de estas Pruebas

 Según como aparece en la propuesta del representante Rolando Crespo, el fin de esta medida es el de verificar si los aspirantes a maestros tienen cualidades que sean “ compatibles con la política del Sistema de Educación Pública”.  Un problema que presenta esta medida es que no clarifica en detalles aquello que busca medir y evaluar. En mi opinión es de suma importancia que un proyecto como éste debe ser más claro en cuanto a los criterios a evaluar; como hemos aprendido “una prueba no sirve para medir cualquier cosa sino que tiene que ser usada dentro de los parámetros de los objetivos iniciales” (Vázquez, 2010a).  Al tener unos objetivos claros se puede hacer una selección correcta de las pruebas psicológicas a utilizarse. 

 Aunque esta es la primera vez que se presenta ante el cuerpo legislativo una medida como esta, el uso de este tipo de pruebas para seleccionar empleados tiene su larga historia.  En un tipo de proyecto como éste se pudieran estar utilizando grupos de pruebas, las Pruebas Psicométricas y las pruebas Proyectivas. Las Pruebas Psicométricas que, “es una medida evaluativa de habilidades y destrezas en la que se busca el cociente intelectual, se usan frecuentemente para diagnósticos de salud para ubicación escolar y laboral” .(Vázquez, 2010b), y las Pruebas Proyectivas, que “identifican rasgos adicionales a los que necesita un/a maestro/a para ejercer su profesión” (Lugo, 2009).

 Es de suma importancia, como se presenta en la ponencia del Doctor Lugo de la APPR, que la utilización de estas pruebas debe buscar la identificación de los estilos y fortalezas de aprendizaje de los participantes, de modo que sirvan para enfocar la necesidades y en la enseñanza en las respectivas edades escolares.

Efectividad de las pruebas en cuanto a  la predicción  de cualificaciones profesionales

 Según el ultimo párrafo de la exposición de motivos de la medida de representante Rolando Crespo se plantea lo siguiente: “Los resultados de una prueba psicológica contribuyen a determinar si el candidato está apto para fungir como maestro y atender las múltiples necesidades de sus estudiantes. Además, los mismos reflejarán las áreas en que el candidato se desempeñaría mejor”. (Crespo, 2009). Con esto el representante da a entender que las “pruebas psicológicas” son útiles para determinar si una persona es apto para trabajar específicamente como maestro, pero nos preguntamos ¿Estará correcta esta aseveración? ¿Existe evidencia alguna que sustente esto?

 Antes de continuar es justo mencionar que en el caso de los maestros, estos, según la ley 149 de 1999 y la ley 94 del 21de junio del 1955, tienen que tomar unas pruebas que sirven para medir, entre otras cosas, el conocimiento y educación de los aspirantes a maestros. Estas pruebas se le conoce como PCMAS y éstas “tienen el propósito de medir de manera uniforme conocimientos y competencias adquiridas, a la vez que tiene un componente implícito para evaluar la aptitud de las destrezas básicas desarrolladas por el candidato/a.” (“Programa de Pruebas Para la Certificación de Maestros en Puerto Rico (PCMAS),” 2012).

 Ahora, en cuanto a la efectividad en la predicción de estas pruebas sugeridas por la medida, se debe tener muy claro que las mismas “jamás pueden hacer medidas absolutas (totales) o completas de la personalidad o conducta…estas son medidas parciales” (Vázquez, 2010c), y como vemos en el Código de Ética de la APPR, Principio 14, sección B 2005:          “No se debe perder de perspectiva que los instrumentos de evaluación y medición son tan solo unas guías que ayudan al profesional de la psicología a formular unas hipótesis clínicas o diagnósticas. Los resultados de las mismas, así como su interpretación, no son datos absolutos y completamente objetivos, sino que también están mediatizados por las observaciones clínicas.” (La Asociación de Psicología de Puerto Rico, 2007)

 Así que, el efecto “corrector” que propone la medida, no podrá ser alcanzado de la medida que se quiso proyectar, pues la misma, al no tener unos objetivos claramente definidos y ser una muy general, resulta en la imposición de “un criterio adicional de contratación y además tiene un potencial de ser discriminatorio”. (Lugo, 2009).     

Conclusión

 En esta era de los “instant messages”, de los Microondas y los alimentos “light”,  nos hemos mal acostumbrado a recibir, hacer y resolver todo de manera inmediata y fácil. Lamentablemente en nuestra legislatura, al parecer se sigue este mismo espíritu.

Como mencioné al principio de este trabajo, la educación de un pueblo es un asunto demasiado serio e importante, por lo tanto cualquier medida que afecte  a cualquiera de sus componentes, debe ser, no solo diseñada sino también planificada y evaluada con mucho cuidado y utilizando todos los recursos profesionales disponibles.

El escueto proyecto del Representante Rolando Crespo, optando por el camino del menor esfuerzo, pretende resolver un problema demasiado serio, de una manera muy simple y genérica. Como suele caracterizar a nuestros políticos de carrera se, atiende los síntomas en vez de la enfermedad como si estos fueran la causa de los males.

 “El primer objeto de un legislador debe ser la educación”. Licurgo 396 a. C. –323 a. C.

Por. Cesar O Rivera Cruzado 

Bibliografía

 Crespo, R. Medida: P C0084 (2009). San Juan: Cámara de Representantes, P.R.

La Asociación de Psicología de Puerto Rico Código de Ética de la APPR (2007). San Juan. Retrieved from http://www.asppr.net/pdf/codigo_etica_appr_​07.pdf

Lugo, E. A. (2009). Ponencia sobre la medida P. de la C. 84 (pp. 1–8). San Juan.

Programa de Pruebas Para la Certificación de Maestros en Puerto Rico (PCMAS). (2012).Collage Board. Retrieved September 2, 2012, from http://oprla.collegeboard.com/ptorico/pr/program/pcmas.html

Vázquez, A. P. D. (2010a). Principios de la Medición Psicológica (Primera., p. 17). Rio Piedras: SITUM.

Vázquez, A. P. D. (2010b). Principios de la Medición Psicológica (Primera., p. 15). Rio Piedras: SITUM.

Vázquez, A. P. D. (2010c). Principios de la Medición Psicológica (Primera., p. 18). Rio Piedras: SITUM.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s