La McDonalizacion del Evangelio. Problemática de la iglesia moderna en U.S.A.

McDonald’s© es el líder a nivel mundial, en establecimientos de comida rápida. Cuenta con más de 31,000 restaurante locales sirviendo a más de 58 millones de personas en 118 países cada día. Con un reporte de ganancia en el 2008, de $23.5 billones.

En estos días de los combos agrandados, colores brillantes y “Happy Meals©”, donde todo es “Mega”, “Súper”, y “Big”. Encontramos a la iglesia Friendo Al evangelio en 0-trans fat, y sirviéndolo en combo con papas y refresco. Es que la iglesia se ha visto envuelta en esta ola de “Fast-Food”, optando por un mensaje de” Drive-thru” que en minutos está entregado. Con sermones que entretienen y como las grandes M Doradas deslumbran. Pero en el fondo solo nos dicen lo que queremos oír, y no lo que Dios nos quiere decir.

Nos motivan. Y en eso se están convirtieron los pastores, en motivadores. Dejando atrás la simpleza, pureza y poder del evangelio, diluyéndolo con la excusa de un mensaje contemporáneo, que solo se preocupa en agradar, agrandar y entretener. Con mucho ruido y poco contenido.

Con Sermones de franquicia, estandarizados y preparados. Con carácter genérico, que no atienden a las necesidades específicas de la iglesia. Careciendo de vida, automatizados, como las grandes freidoras que producen siempre un mismo producto.

Con una prédica “Big Mac©”, que se vende como Grande y suficiente resultando rica a la vista. Saciando en el momento y al finalizar hasta los escuchas alabar “I’m Loving it©”.

Pero este tipo de mensaje que se vende a millones, no alimenta porque solo es grasa, harina y algo que sabe a carne, y omite la palabra directa de Dios, por no incomodar con la constante búsqueda de versos en la biblia, que solo atrasa la fila.

Por eso tenemos a una membrecía que al pasar los años esta obesa espiritualmente, acostumbrada al refrito moderno, donde Ya no se aprende de Dios estudiando su palabra, sino utilizando el librito o la última película “cristiana” de moda, inspirada por el “Ronald McDonald©” de turno.

Por eso no se logra la madures y el compromiso, necesario. Porque envés de formar discípulos saludables, con el alimento solidó del evangelio. Lo que tenemos son miembros del “value-menu” que a pesar de los muchos años, aún siguen en la pelea chiquita, calentando una silla y viendo el reloj cada minuto, tomándole el tiempo al pastor como lo hacemos con el “Pizza Delivery” (Hebreos 5:12)(1Corintios 3:2-3).

Es esta la Macdonalizacion de la iglesia Donde medimos la eficacia de lo que hacemos por cantidad y no por calidad. Don de buscamos el cliente numero un millón, en vez de preocuparse por tener buenos discípulos, sólidos y aptos en la palabra, de carácter firme y convicción. (Efesios 4:13-14) Capaces y con base solida en el evangelio y deseosos por aprender (1Pedro 2:2).

Esta en nosotros el cambiar la vista a estos “bilboards” brillantes y dejar las doctrina “a la plancha”, y Retomar nuevamente el camino correcto y concentrarnos en lo que el Señor Jesús nos mandó, (Mateo 28:19-20) y mantener su sana doctrina (Efesios 4:1-6).

Cesar O. Rivera Cruzado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s