Breve reflexión Sobre la obra de Sófocles; Antígona

El poeta trágico griego Sófocles, nos presenta en esta importante e interesante obra el enfrentamiento de dos nociones, dos sentidos uno el familiar (religioso) y el otro el civil (leyes del estado), temas que recurrentes los vemos aun en nuestros días encontrados.

Antígona, personaje principal de esta obra, quien es también sobrina del rey Creonte gobernador de  Tebas, presenta una actitud desafiante ante las leyes decretadas por su tío. Leyes que le impedían a nuestra protagonista la celebración de las  exequias fúnebres de su hermano Polinice, quien había muerto en un enfrentamiento armado contra de su también hermano Eteocles.

Antígona se encuentra en la obra entremedio de dos leyes, las humanas y las delos dioses. Por un lado la ley establecida por los mortales (en este caso su tío), quien prohibió de forma arbitraria el que se enterrara el cadáver del hermano de Antígona por el crimen de traición a la patria que este cometió, por el otro lado la ley moral, aquella que se encuentra escrita en el corazón de los hombres. La cual exigía que no importando la causa o el motivo de la muerte de un ser humano, por más vil que fuera éste,  siempre su cuerpo  debiera ser enterrado, pues el alma de un cuerpo que no era enterrado estaba condenada a vagar por la tierra eternamente. Antígona resuelve ante tal encrucijada, no empese las consecuencias, obedecer las leyes divinas, yéndose por  encima de las establecidas por su tío, dándole sepultura y celebrándole las exequias al cadáver de su hermano. No terminando aún, sino estando en el proceso, fue descubierta por uno de los guardas que cuidaban del cuerpo, quien la apreso y la llevo al palacio ante Creón, en donde se da a mí entender, unos de los momentos más intensos de esta tragedia.

Esta obra nos presenta un conflicto entre las leyes morales (aquellas dictadas por la conciencia y la religión) y las leyes de los mortales, aquellas normas y estatutos sociales cuyo fin es el tratar de regular y preservar la sociedad humana.

Así que podemos ver de cierto modo a Antígona como la representante de las leyes morales “aquellas leyes  no escritas e inquebrantable de los dioses”,  leyes que llevamos inscritas todos en el corazón y que dieron paso al desarrollo de las leyes que hoy nos rigen social y políticamente. Creonte en la obra se presenta como ese político intransigente, legislador que busca el guardar el orden absoluto, con su ley.  

Este conflicto entre las leyes morales y digamos las leyes políticas de orden social, es uno que aún sigue vigente en nuestros tiempos. Nuestra historia está llena de ejemplos en los cuales, personas y pueblos se han visto enfrascada en estas luchas, entre lo que es moralmente correcto y lo que es políticamente correcto.  Nuestro código de derechos humanos es el resultado de dichos enfrentamientos en los que la mayoría de las veces la ley moral se antepone a la ley política social.

Un ejemplo de este conflicto entre lo moral y lo legal, lo es (aunque es un ejemplo muy gastado) el asunto de la lucha en contra de la presencia de la Marina de Guerra de los Estados Unidos en la isla de Vieques. Este fue un caso en el que la Marina de Guerra Norte Americana tenia el derecho legal de realizar sus maniobras militares en la isla, y el tratar de obstaculizar dichos ejercicios militares era considerado un acto ilegal que va en contra del orden establecido por el gobierno. Pero no empece a esto y las amenazas, un pueblo entendió que aquellos actos aunque legales, violaban los principios y los derechos morales de las personas, que siendo victimas indirectas residían en la isla. Y fue así que un pueblo con distintas voces, pero igual de indignadas que Antígona, se unió anteponiendo la ley moral escrita en sus corazones, y efectuaron una de las manifestaciones pacíficas mas influyentes y poderosas de nuestra historia, logrando así con sus actos de desobediencia civil que la Marina de Guerra de los Estados Unidos se marchara de la isla.

Como este hay muchos más ejemplos de personas y pueblos (Rosa Parks, Mohandas Karamchand Gandhi, Nelson Mandela, Francisco A Mendes “Chico Mendes”,  Martin Luther King, Jr.), que como nuestra protagonista se atrevieron a seguir  esas leyes divinas en su corazón no importando las consecuencias, poniendo sus principios ante cualquier ley. Aun tenemos conflictos en nuestro presente, en los que está latente la  discrepancia entre lo legal y lo moral. Asuntos como el aborto, los matrimonios entre personas del mismo sexo, leyes de inmigración y la guerra entre otros, que muy bien pudieran dar paso a nuevas luchas, nuevos cambios y nuevos avances en nuestra sociedad, siempre y cuando sean atenidos no de una forma tan polarizada, como lo fue el caso en esta obra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s