La Ciudadanía Americana

El Tema de la Ciudadanía Americana, ha sido utilizado y abuzado durante toda nuestra historia política, desde la invasión norteamericana. El mismo ha sido balón político y pieza de canje por todos los gobernantes. Cada vez, que los partidos  quieren avivar a sus adeptos o cada ves que un nuevo líder quiere reclamar el titulo mesiánico, recurre al mito engordado de la ciudadanía y  a la idea de una estadidad a la vuelta de la esquina, hasta que adoctrinados nos escuchamos decir que esta ciudadanía es superior y que sin ella seriamos nada. 

            El proceso por el cual los puertorriqueños obtuvimos la ciudadanía norteamericana fue uno como diría el “Chapulín” un “movimiento fría mente calculado”. Luego de la invasión que el ejército Estadounidense realizo en Puerto Rico el 25 de Julio de 1898. Se estableció en la isla un gobierno militar hasta que en 1900 el Congreso de los Estados Unidos mediante la ley Foraker, impone un tipo de gobierno civil y a su vez en las disposiciones de esa ley se establece que todos los residentes de la isla a esa fecha se consideraran ciudadanos Puertorriqueños.

            Nos preguntaríamos por que a diferencia de las otras operaciones y campañas de conquista como las ocurridas al oeste de las trece colonias, no se izo parte a nivel de estado a las nuevas posesiones en el Caribe y el Pacífico (Puerto Rico, Cuba y Filipinas) Una razón principal para esto era que estas nuevas posesiones quedaban distantes del territorio continental, además en el caso de Puerto Rico, estamos hablando de una isla habitada por cerca de un millo de personas que eran a todas luces culturalmente diferentes a la metrópolis. Era un pueblo que tenía un idioma diferente, una formación y organización distinta, la gran mayoría eran católicos, racialmente estaban mezclados y sobretodo eran muy pobres.

            Obviamente el gobierno Estadounidense no deseaba darle unos poderes políticos y parte en la toma de decisiones del país a un pueblo que consideraban inferior.  Puerto Rico se declara una posesión de los Estados Unidos que pertenece pero no es parte de.

            Con el pasar del tiempo el liderato político de Puerto Rico entendió las intenciones reales de la metrópoli y comenzó a dejar sentir su malestar, adoptando en sus plataformas políticas la idea de la independencia. El Gobierno Estadounidense al notar estas molestias, ni corto ni perezoso, mediante el congreso comenzó a evaluar la idea de hacer algunos cambios a la ley Foraker, para aquietar las masas.

            En Marzo del 1917 se aprueba la ley Jones en la que se declara ciudadanos de los Estados Unidos a los que hasta ese momento eran ciudadanos de Puerto Rico. Este acto tuvo varias consecuencias para los puertorriqueños. Con la otorgación de la ciudadanía, inmediatamente los puertorriqueños fueron elegibles para participar en la primera Guerra mundial, como carne de cañón como parte del Ejército norteamericano. Y para aplacar las ansias, lograr la lealtad y comprar la conciencia, se nos asocian una seria de bondades de la ciudadanía impuesta adquirida.  Bondades que son recitadas por todos y que están incrustados en nuestro colectivo cultural, como el acceso a las asignaciones federales, el libre acceso al territorio estadounidense entre otras. Llegándose en muchos casos a percibir el ser ciudadano norteamericano como una condición superior a cualquier otro ciudadano de otro país al momento de viajar.

            Para concluir cito las palabras del líder independentista  José R Bas, que van excelente mente con este escrito: “Escuchar ese mensaje y creerlo solo logra continuar la dependencia sicológica  y mantener baja la autoestima de los puertorriqueños para beneficio de los que desean sumergir nuestra nación dentro de otra y convertirnos en un “ghetto” boricua y de los que desean perpetuar la colonia.”

2 thoughts on “La Ciudadanía Americana

  1. Soy un puertorriqueno nacido y criado en Puerto Rico. Hace 5 anos me traslade junto a mi familia a los Estados Unidos en busca de mejores oportunidades. Gracias a Dios hemos encontrado lo que buscabamos. En el tiempo que tengo viviendo en Estados Unidos he tenido la oportunidad de conocer familias que al igual que yo se trasladaron hasta aca desde otros paises en busca de mejores oportunidades. El tema de la ciudadania en nuestras conversaciones es uno casi obligatorio al compartir nuestras experiencias. Solo basta con ver los ojos llorosos de estas personas cuando cuentan lo dificil, NO IMPOSIBLE, que se les a hecho lograr alcanzar sus metas. En algo que todos coinciden es en el hecho de que si hubieran sido ciudadanos americanos al llegar aqui, hubiera sido MUCHO menos duro o sacrificado alcanzar lo que muchos llaman el sueno americano. Hay que escuchar el nudo que se les forma en la garganta cuando te dicen; “los puertorriquenos NO tienen idea de dicha que tienen de ser ciudadanos americanos”. Todos y cada uno pueden dar testimonio de por que piensan asi. Impuesta o adquirida la ciudadania americana es una de las cosas mas preciadas que un puertorriqueno tiene y por ignorancia o ingratitud no se dan cuenta. Yo puedo dar fe de ello por experiencia propia no por mera opinion no fundamentada.

  2. Se a lo que te refieres y concuerdo con el que esta ciudadanía representa para nosotros (Puertorriqueños) una gran ventaja en comparación con el resto de nuestros hermanos latinoamericanos.

    Casualmente al igual que usted en el 2006 tome junto a mi esposa y mis hijos, la difícil decisión de dejar nuestra familia, amigos, y nuestra patria, Todo para probar suerte y buscar un mejor porvenir, en esta nación.

    La intención de mis palabras y mis escritos, lejos de rayar en la ingratitud, lo que buscan es desmitificar la trillada idea de inferioridad que acompaña esta ciudadanía y que nos han vendido por más de 100 años.

    Como he dicho en otros escritos, esta ciudadanía y sus beneficios (que son muchos, como hemos aprendido cuando nos comparamos con otros que no la tienen) los hemos pagado y con creces. Y ha resultado un negocio más o menos parejos entre nosotros y la metrópolis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s