Los Estereotipos Cristianos

Estereotipo: Imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable. El término se usa a menudo en un sentido negativo, considerándose que los estereotipos son creencias ilógicas que limitan la creatividad y que sólo se pueden cambiar mediante la educación.

Es interesante como hemos formado una imagen muy humana de los que debe ser un cristiano, y de la misma manera que queremos encajonar a Dios. Limitamos a los demás, encasillándolos de manera que cumplan con los parámetros de nuestros complejos doctrinales.Definiendo a nuestra manera lo que son y deben ser las cualidades “de un buen cristiano” beatificando costumbres y añadiendo mandamientos; “si no usas falda te vas al infierno” “sin gabán no puedes predicar”, “si no alborotas, brincas o danzas es que no has tenido un encuentro con Dios”….

Nos volvemos policías doctrinales. Jueces y verdugos de la inquisición, aunque esta vez no te condenan a la muerte pero te queman en la hoguera del prejuicio y el rechazo. Todo por no cumplir con el estereotipo cristiano, que se sustenta de caprichos y preceptos puramente humanos, que se heredan con el tiempo y se aceptan como absolutos sin pasarlos si quiera por el filtro del pensamiento crítico.

Porque tomamos como cierto todo aquello que sale del pulpito, y lo repetimos y santificamos, sin darle si quiera el espacio de probarlo y confirmarlo. Por que está prohibido, pensar, y mucho menos cuestionar. Y nuestros líderes reaccionan como cachorros de dictador, al que no se puede contradecir, sin sufrir como consecuencia el paredón eclesiástico. Porque al cuestionar la tradición repetida y engordada por supuestos, especulaciones y supersticiones, se aíran y levantan la bandera de la herejía, porque no saben dar respuestas basadas puramente en la biblia, porque no las tienen.

Y cuando comienzas a mostrar las pruebas que refutan esa tradición, evidencias que has tenido como resultado del estudio exhaustivo y sin matices de prejuicio. Te descartan con la porción de el texto predilecto ya diseñado y repetido “La letra Mata pero el espíritu Vivifica” (2Co 3:6). Sin saber a fondo siquiera que significa y en qué contexto está escrito. Porque solo toman un texto, lo sacan de contexto, para defender un pretexto. Y encontramos a los demás repitiendo tales aseveraciones, canonizando las opines, rezadas una y otra vez, tronchando a aquellos que tienen aspiraciones y deseos de aprender algo más allá de esta anacrónica teología gastada y pujada.

Es hora que rompamos con esos estereotipos cristianos, que no nos dejan crecer sino que nos hunden cada vez más en el marasmo dogmático, llenos de ideas Fundadas y alejadas de la sana doctrina, alimentadas por la ignorancia de aquellos que sin discernimiento, los siguen con los ojos vendados, disparando desde la vaqueta.

¿De dónde sacaron esa idea?, ¿Quien les dio el barómetro de la santidad? Con que autoridad se atreven a decidir quién es digno o no, quien los llamo a ser juzgadores de mi fe y auditadores de mi relación con Dios.

Porque como humanos solo podemos ver lo de afuera, pero es solo Dios quien conoce nuestros corazones y sabe nuestros pensamientos, además la iglesia está llena de esos que cumplen al pie de la letra con este estereotipo, pero terminan siendo como sepulcros blanqueados, luz ante los ojos de los demás pero tiniebla y maldad dentro de sí.

Recordemos que no fue a juzgar y condenar a lo que el señor nos llamo, sino a salvar y a rescatar las almas perdidas. Amen.

Cesar O. Rivera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s