Lata de Galletas 1.1

Debemos de dejar de encajonar a Dios en la “Lata de Galletas” de nuestros conceptos y prejuicios. No limitemos el evangelio con nuestras ideas, no es a través de nosotros y de lo que pensamos, que hay salvación sino a través de Cristo y solo en El.

El evangelio es simple, pero poderoso. No necesita de nuestras interpretaciones ni opiniones humanas. Busquemos siempre la verdad, no dejándonos llevar por aquellos que con sus cuentos de camino, nos quieren amoldar a sus tradiciones engordadas con supuestos y supersticiones, que sólo nos ponen cargas para así satisfacer sus complejos doctrinales. Alejémonos de aquellos que mordisquean la palabra para defender sus caprichos dogmáticos. Como estos fariseos de este siglo, que le añaden por conveniencia o por ignorancia mas cargas al pueblo, que está sumido en una depresión por culpas ajenas e inventadas. Por estos que crean cada excusa para engullir más a esta tradición obesa de preceptos, ideas, opiniones y excusas. Esa tradición alimentada también por esos absurdos estereotipos cristianos. Que nos pintan a un cristiano más allá de los esquemas de Jesús.

Y todo como si el evangelio necesitara ayuda, como si no fuera suficiente las enseñanzas, sufridas por los apóstoles y pagadas con sangre por Jesús. Dejemos de digerir el evangelio, de intentar facilitarlo, de dividirlo para satisfacer nuestros caprichos doctrinales, de cambiarlo para hacernos creer los únicos con la verdad.

Según la biblia son los cristianos los seguidores de Cristo, son los cristianos la iglesia. No SÓLO los Pentecostales, no SÓLO los Bautistas, no SÓLO los metodistas, los Presbiterianos o cualquier otra división o clasificación que nos queramos inventar. Jesús no establece divisiones de bandos y ninguno tiene contrato de exclusividad con Él, con el Espíritu Santo o la Salvación.

Recordemos que la iglesia es la unidad de los creyentes en Cristo, todo esto según el plan establecido por Dios. El concepto iglesia en la biblia no es uno de denominación. No existe en la biblia la iglesia Pentecostal, la iglesia Bautista, no vemos en ella ejemplo de grupos fraccionándose dividiéndose por insignificantes características. Que responden a la ignorancia y falta de preparación de esos líderes que con la discusión chiquita disimulan su falta de conocimiento.

Dejemos de mirar aquellas pequeñeces que nos separan y no perdamos el tiempo condenando las diferencias que en realidad ni nos salvan y mucho menos nos condena, Porque el creer que hablas en lenguas no te hace mas espirituales que aquellos no lo hacen o no lo creen y mucho menos te quemas en el infierno por usar instrumentos en la adoración o por no pertenecer a mi concilio. No caigamos en el error de Juan (Marcos 9:38-41) No limitemos a otros solo porque no lo hace a nuestra forma. Recordemos que la batalla no es entre nosotros, porque tristemente en esta lucha es que se nos va la vida y las energías. Esforzándonos más en no parecernos a los otros, se nos pierden las almas y perdemos la batalla con el diablo.

Por Cesar O Rivera Cruzado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s